Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Objetivo: evitar unas nuevas elecciones

El Ibex tiene un plan B si fracasa Rajoy: pacto de PSOE y Ciudadanos con la abstención de Podemos

Consideran que el principal obstáculo para la formación del nuevo Gobierno es el líder del PP y están planteando esta alternativa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La parálisis en Cataluña, abocada prácticamente a unas nuevas elecciones autonómicas, tiene movilizados a los grandes empresarios del país. Sus miradas están centradas en Albert Rivera, quien consideran que debe explorar un acuerdo Pedro Sánchez si Rajoy fracasa en su investidura para evitar también una situación de ingobernabilidad a nivel nacional.  


Pedro Sánchez y Albert Rivera en el debate organizado por 'El País'. Pedro Sánchez y Albert Rivera en el debate organizado por 'El País'.

Ante este escenario, tal y cómo se contó en ECD, varios presidentes y consejeros delegados de destacadas compañías del IBEX, pero también dirigentes de otras organizaciones como la CEOE y el Círculo de Empresariosse han puesto en contacto estos días con el equipo de Albert Rivera.

Le han transmitido que debe jugar “un papel de mediador”, a pesar de las escasas probabilidades de éxito que pueda tener en un primer momento. Han hecho hincapié en que, por motivos generacionales e intereses políticos, el líder del PSOE “sintoniza mucho más” con el de Ciudadanos.

Rajoy es ahora un obstáculo para el pacto

Pero no es el único mensaje que le han hecho llegar. Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes empresariales conocedoras de las conversaciones, los directivos de algunas de las más influyentes compañías del país han llegado al convencimiento de que Rajoy es, en este momento, un “obstáculo para resolver la situación de inestabilidad hacia la que camina España”.

Quieren una persona que les dé garantías de que puede llegar a pactos de Estado que, en definitiva,garanticen seguir adelante con las reformas que necesita España y no frenen la incipiente recuperación económica. Y Mariano Rajoy, por sus características y su idiosincrasia, no es esa persona.

Lograr una investidura en segunda votación

Según las fuentes consultadas, los grandes empresarios cuentan con que, en el caso de la mayoría absoluta (176 escaños), que es el resultado que se necesita en la primera votación en el Congreso para lograr la investidura, ningún partido lo logrará por sí solo y necesitará grandes coaliciones y, en algunos incluso el voto de otras fuerzas como ERC o PNV para conseguirlo.

La segunda votación, que se realiza 48 horas después de la primera, exige mayoría simple. Es decir, conseguir más votos a favor que en contra. Una opción que, a la vista de los resultados, se considera más probable.

Que Rivera explore un pacto con Pedro Sánchez

Ante este escenario, han trazado un escenario en caso de que Rajoy fracasase en su intento de ser investido presidente. Y en esa alternativa entra en escena Albert Rivera, quien debería explorar un pacto con Pedro Sánchez para lograr un acuerdo de estabilidad, que cuente con la abstención del PP o de Podemos.

Con la abstención del Partido Popular, la suma de PSOE y Ciudadanos lograría más votos a favor que en contra. El voto en contra del resto de fuerzas sumaría 97 con lo que el pacto Sánchez-Rivera sí conseguiría mayoría simple.

Si sólo vota en contra el PP lograrían 130 votos frente a los 123 del PP, pero el resto de fuerzas deberían abstenerse, incluido Podemos. Mientras que sí sólo rechaza ese pacto el partido de Pablo Iglesias también conseguirían la mayoría simple: 69 votos en contra frente a los 130.

Conciben que en este escenario, el PP podría aceptar abstenerse tras haber fracasado en su intento de investir a Rajoy. Por su parte, Podemos se quedaría como la “alternativa del pueblo”, la verdadera izquierda en la oposición que ganaría todo el terreno que hasta ahora no ha conseguido.

El objetivo es evitar unas nuevas elecciones

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que la opinión que comparten los principales ejecutivos del país es conseguir un Ejecutivo estable cuanto antes y que “no ponga palos en las ruedas de una recuperación incipiente”. Pero sobre todo, el fin es evitar unas nuevas elecciones.

“No podemos tener el país paralizado seis meses. España necesita certidumbre y estabilidad para seguir adelante con las reformas y no frenar la recuperación económica ”, defienden desde la cúpula de una compañía destacada del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC).