Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Se avecinan novedades en la parrilla

Cambios en 13 TV: Alex Samanes apartado, mayor identificación con la línea editorial de COPE

La llegada del nuevo consejero delegado, Sergio Peláez, se traducirá en una cadena más moderada y dirigida a un público más joven. Se buscan otros tertulianos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La cadena de televisión controlada por la Conferencia Episcopal, 13 TV, va a dar un importante giro en su línea editorial. El objetivo es que la reciente incorporación de Sergio Peláez como consejero delegado sirva para acercar sus contenidos a los de la Cadena COPE: más 'centrada' y con un público objetivo más joven. 


Equipo completo de 13TV. Equipo completo de 13TV.

El reciente nombramiento como consejero delegado de 13 TV de Sergio Peláez, ex responsable de COPE en Valencia, pone fin a una batalla interna que ha durado meses y que finalmente ha salido ganando Fernando Giménez Barriocanal, Vicepresidente de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal y presidente de la cadena COPE.

De acuerdo con fuentes de la Conferencia Episcopal, Peláez es un “hombre de la máxima confianza de Barriocanal y es él quién le ha puesto en el cargo”. Otras fuentes de la cadena corroboran esta versión y señalan al perdedor: José María Mas y Alejandro Samanes, presidente y director general de 13 TV, respectivamente.

“Samanes se queda de momento como director general, pero tiene por encima a Peláez que es quién va a mandar a partir de ahora y quién tomará todas las decisiones”, explican estas fuentes. El entorno de Barriocanal ha confirmado este punto: “Peláez tiene el mando”, aseguran, aunque recuerdan que “Peláez es muy amigo de Mas”.

De esta forma, Samanes queda apartado de la gestión de la cadena al igual que José María Mas, que se mantendrá como presidente. Fuentes de 13 TV aseguran que mantienen sus puestos en la empresa por la orden expresa de los responsables de la Conferencia Episcopal de que las dos partes llegaran a un pacto y se entendieran.

“Y el pacto es ése. Nadie sale de la compañía, pero el que manda es el hombre de Barriocanal”, explican fuentes de la cadena. Sin embargo, desde una de las partes en conflicto aseguran que “la solución veremos si es buena porque han dejado a los 'perdedores' dentro de la casa”.

Cambio de rumbo

La batalla por el control de 13 TV va a tener un claro impacto en los contenidos de la cadena. A la espera de que el Gobierno convoque el concurso de los nuevos canales, la línea editorial de la televisión va a dar un giro hacia la moderación política. El objetivo es alinearlo con la Cadena COPE e intentar llegar a un público más joven.

Esto se va a traducir en un paulatino cambio de caras. De momento, Alfonso Merlos ya no presenta ningún espacio, y también se ha cancelado el programa deportivo nocturno La Goleada. “Ahora se habla ya de que los siguientes en la lista de bajas van a ser Alfredo Urdaci y Carlos Cuesta”, explican fuentes de la televisión.

Alfredo Urdaci aterrizó de la mano de Alejandro Samanes, en septiembre, con el encargo de pilotar los servicios informativos de la cadena. Además, presenta el informativo de las ocho de la tarde. Seis meses después de su llegada, Urdaci no ha conseguido elevar las audiencias que ya tenían los programas informativos, en torno al 1,5% de share, e incluso se sitúa por debajo de las cifras que tenía Alfonso Merlos.

En cuanto a Carlos Cuesta, que presenta los domingos por la noche de la tertulia política La Marimorena, “las cifras de audiencia son buenas. Ha llegado incluso al 3% de share y el millón de espectadores. Eso es lo que le puede mantener en la parrilla porque la intención también es cambiarlo”, aseguran las fuentes internas.

Otro objetivo es un cambio de caras en los tertulianos de los diferentes programas políticos. “Que aparezcan menos las 'viejas glorias' e invitar a gente más joven y menos significada políticamente”, explican las citadas fuentes.

Pérdidas económicas

Uno de los motivos de estos cambios es la situación económica de la empresa. En 2012, los números rojos ascendieron a 9,92 millones de euros, que se acumulan a los 15,11 millones de 2011, según las cuentas presentadas al registro mercantil. La situación ese año, último registrado, era crítica y obligó a la Conferencia Episcopal a realizar en 2013 otra ampliación de capital de cuatro millones de euros.

Esos cuatro millones se unen a los seis millones que tuvo que poner en 2012. Tras estas dos ampliaciones, la Conferencia Episcopal ha aumentado su participación en la cadena al 60%. 


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·