Miércoles 07/12/2016. Actualizado 09:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Armada opta por dotar de helicópteros no tripulados (no aviones) a sus F-100 y alienta proyectos universitarios con fondos de la Unión Europea

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uno de los planes de la Armada española para mejorar su capacidad operativa es la adquisición de helicópteros no tripulados para tareas de reconocimiento en las fragatas F-100. Fondos de la Unión Europea financiarán proyectos universitarios españoles.

El proyecto para la adquisición de estos aparatos se remonta ha varios meses atrás y la Agencia Europa Press ha confirmado recientemente que la Armada está analizando la posibilidad de solicitar al Ministerio de Defensa la compra de varias unidades de este tipo de aeronaves para potenciar así las capacidades de la flota. El modelo en estudio es el ‘Fire Scout’, que desarrolla la empresa estadounidense en fase de experimentación Northrop Grumman.

Pues bien. Según fuentes del Ministerio de Defensa consultadas por El Confidencial Digital, paralelamente al interés por este tipo de modelos, la Armada está desarrollando diversos proyectos universitarios de investigación para desarrollar este tipo de helicópteros no tripulados en España.

Las mismas fuentes apuntan que un grupo de investigadores de la Universidad Complutense de Madrid está llevando a cabo estudios sobre el comportamiento en el aterrizaje y despegue de estas aeronaves en la plataforma del barco contando con fondos en I+D de la Unión Europea.

Los VTUAV –‘vertical takeoff and landing tactical unmanned air vehicle’- tienen como destino más probable las fragatas de la clase F-100 e irán destinados principalmente a labores de reconocimiento.

Hay que recordar que el Ejército de Tierra recibirá próximamente para Afganistán aviones no tripulados (UAV) de fabricación extranjera. INTA ha desarrollado en los últimos años el programa español SIVA para la construcción de estos aparatos.