Viernes 18/08/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rajoy comunicó a Urkullu en Moncloa que desplaza a Basagoiti y que su nuevo interlocutor es Alfonso Alonso. El PP negocia con el PNV un pacto para mantenerse en el Gobierno si pierde la mayoría

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Muy poco se ha contado del encuentro que mantuvieron Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu la pasada semana en La Moncloa. Ambos líderes no solo hablaron del Cupo y del Concierto económico, sino también de cuestiones de profundo calado político para el presidente del Gobierno.

Moncloa filtró a los medios de comunicación que Rajoy y Urkullu solo habían conversado sobre temas fiscales. Pero llegaron más allá y hablaron del futuro político de ambos partidos.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes conocedoras del encuentro, estos fueron los temas que abordaron el presidente del Gobierno y el lehendakari:

-- Cupo y Concierto vasco. Urkullu pidió a Rajoy que aprobara un modelo fiscal para el País Vasco durante los próximos cinco años. El acuerdo lleva dos años congelado. El presidente del Gobierno se mostró dispuesto a mejorar la financiación vasca.

-- Un acuerdo político a largo plazo. Rajoy se mostró preocupado por el futuro de España y habló con Urkullu de las próximas elecciones generales. El líder del PP se mostró preocupado ante la posibilidad de que su partido no lograra la mayoría absoluta en las elecciones previstas, en un principio, para 2015.

Rajoy, por tanto, sugirió a Urkullu negociar el apoyo del PNV durante la próxima legislatura. Ambos vienen hablando de ello desde hace meses. El lehendakari se mostró dispuesto a ello con una única condición: mejorar, sí o sí, la financiación de su comunidad.

-- Ambos líderes plantearon un acuerdo similar al que llegó José María Aznar con Xabier Arzalluz durante el mandado de José Antonio Ardanza. En el 96, el PNV apoyó al Gobierno en Madrid y ambas formaciones iniciaron una relación privilegiada. Aznar, por su parte, aprobó años más tarde un nuevo modelo de financiación para el País Vasco.

-- Rajoy también habló con Urkullu del órdago independentista que viene manteniendo Artur Mas en Cataluña. El presidente del Gobierno se mostró inquieto y quiso saber, en boca del lehendakari, si en su proyecto también se encontraba reclamar con insistencia la secesión del País Vasco.

El lehendakari tranquilizó al jefe del Ejecutivo asegurándole que su prioridad era salir, cuánto antes, de la crisis.

-- Un último detalle. En la misma reunión Rajoy comunicó a Urkullu que su nuevo interlocutor sería Alfonso Alonso. Antonio Basagoiti, por tanto, ha sido desplazado de las relaciones con el PNV. El portavoz del grupo parlamentario popular en el Congreso, por tanto, será quien negocie directamente con los jeltzales, y en nombre de Rajoy, la mejora de las competencias fiscales que tendrá el País Vasco.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·