Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Acordaron ir juntos en las principales iniciativas políticas

Pablo Iglesias ‘pasa’ de Pedro Sánchez

Podemos está tomando decisiones por su cuenta sin llevarlas al pacto parlamentario firmado por los dos líderes: ley de becarios, pensiones, pleno para que declare Rajoy

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A dos semanas de la primera reunión entre los equipos de Iglesias y Sánchez en el Congreso, el pacto para presentar iniciativas parlamentarias conjuntas en materia “social” parece estar muerto nada más nacer.  Pablo Iglesias no ha respetado el acuerdo al que llegó con Sánchez en junio: en pocos días, su formación ha presentado varias iniciativas al margen de los socialistas.


Pedro Sánchez y Pablo Iglesias Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

El partido morado, lejos de iniciar ese camino conjunto, ha tomado la iniciativa por su cuenta, sin avisar antes a sus socios socialistas. Las propuestas de Podemos han sido presentadas como una aportación propia y exclusiva de los morados, como efectivamente así han sido.

Sin embargo, fue el propio Pablo Iglesias quien durante el mes de junio y principios de julio pidió en varias ocasiones a Pedro Sánchez sentarse a negociar la colaboración conjunta de “los partidos de la izquierda” en el Congreso.

Una agenda social conjunta

El 27 de junio se reunieron finalmente Iglesias y Sánchez en la Cámara baja. Fue su primer encuentro tras la reelección de Sánchez como secretario general del PSOE. Tres semanas después, tuvo lugar la primera cita de los equipos parlamentarios de ambos partidos, negociada por las portavoces Margarita Robles e Irene Montero.

Ese primer encuentro evidenció diferencias en temas importantes, como el referéndum de independencia de Cataluña. Podemos defendió la celebración de una consulta legal y dividir la soberanía en dos: la nacional y la catalana, mientras que el PSOE negó esta última idea y planteó una reforma de la Constitución.

Lo que sí se acordó, en cambio, fue la creación de un órgano de coordinación para plantear iniciativas parlamentarias según una “agenda social” común, tal y como informaron Robles y Montero en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Ley de becarios

Y al día siguiente a dicha reunión, el grupo parlamentario Unidos Podemos presentaba en el Congreso una proposición de ley de carácter eminentemente social: una medida para proteger a los becarios, que se concreta en la creación del estatuto especial “para asegurar unos derechos mínimos para los estudiantes en prácticas” y que estos trabajadores cobren el salario mínimo.

El malestar por parte del PSOE fue evidente: Robles llamó a Montero para reprocharle este “ninguneo” al grupo socialista menos de veinticuatro horas después de la primera reunión de ambos partidos. Además, en aquel encuentro, los socialistas manifestaron su voluntad de “rescatar a los jóvenes” en materia de empleo. Fue tan sólo el primer roce.

Contrarreforma de las pensiones

La segunda decisión de Podemos en materia social que se ha trabajado al margen del PSOE fue en materia de pensiones.

Pablo Iglesias se reunió en menos de una semana con los principales líderes sindicales, Pepe Álvarez, secretario general de UGT, y Unai Sordo, su homólogo en CCOO. Iglesias acudió a sus respectivas sedes, cosa que no hizo Sánchez, y mantuvo una reunión de más de una hora con cada dirigente.

De esos encuentros, fechados el primero el 14 de julio y el segundo el 19, quedó fijado un acuerdo por parte de Podemos de trabajar a partir de septiembre una contrarreforma de las pensiones para eliminar algunas medidas adoptadas por el Gobierno de Rajoy en 2013.

En concreto, según ha podido saber El Confidencial Digital, los sindicatos y Pablo Iglesias coincidieron especialmente en eliminar el factor de sostenibilidad, incluido en la reforma de 2013 y que liga las pensiones a la esperanza de vida de los cotizantes.

Este compromiso tampoco fue comunicado al PSOE. Es el segundo paso político que da Podemos sin contar con su nuevo socio.

Pleno extraordinario

El tercer y último adelanto de Podemos al PSOE tuvo lugar la semana pasada, después de la comparecencia de Mariano Rajoy ante el tribunal que juzga el caso Gürtel. Se trató de la primera declaración judicial de un presidente del Gobierno.

Ante esto, Pablo Iglesias fue de nuevo quien dio el primer paso. Compareció en rueda de prensa en el Congreso para tachar de “vergonzoso” que el líder del Ejecutivo sea llamado como testigo en un juicio por corrupción y anunció que solicitará un pleno extraordinario de la Cámara baja en agosto para que comparezca Rajoy.

Más tarde, a preguntas de los periodistas, Iglesias aseguró que este pleno lo exigiría junto con el PSOE, y por lo tanto, tras trabajarlo con Sánchez, “para sacar del gobierno al PP”.

En este caso el matiz es más sutil: Iglesias no anunció que ya había hablado con Sánchez, sino que el secretario general del PSOE se enteró por esta rueda de prensa de que le llamarían de Podemos para presentar el pleno extraordinario de manera conjunta.

A pesar del desplante, el PSOE se ha unido a esta medida para no quedarse fuera del rechazo a Rajoy, que consideran por encima de las rencillas entre partidos.

Otro “puenteo” de Iglesias a Sánchez que evidencia, por tercera vez en poco más de una semana, que el líder ‘morado’ actúa por libre, sin que el acuerdo con los socialistas le haga depender de ellos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·