Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pedirá a algún futuro nombramiento que renuncie al acta

Rajoy impondrá que los ministros no sean diputados

Necesita cada voto en el Congreso y no se puede permitir que los viajes de los miembros del Gobierno le resten apoyos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy se está preparando para una legislatura en la que tendrá que pelear cada propuesta de su Gobierno. Con el único apoyo garantizado de sus 137 diputados, mas los 33 de Ciudadanos y Coalición Canaria en las principales reformas, el presidente sabe que tendrá que buscar más acuerdos... y evitar cualquier ausencia a los plenos de sus propios parlamentarios.

Rajoy, en el Congreso de los Diputados. Rajoy, en el Congreso de los Diputados.

Para ello, según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Moncloa, el presidente en funciones ha dejado entrever que su intención es formar un Consejo de Ministros en el que la presencia de diputados brille por su ausencia. El objetivo de Rajoy, por tanto, es que los miembros de su nuevo Gobierno no tengan acta en el Congreso o renuncien a ella cuando sean designados.

Moncloa ya ha “movido” ese aviso

Altos cargos del actual Ejecutivo explican que, en las últimas semanas, Rajoy “ha escondido todas sus cartas” en lo referente a la elección de los ministros de cara a la próxima legislatura. No obstante, ha querido transmitir, a través de Moncloa, el aviso de que prefiere que éstos no tengan acta de diputado.

El presidente en funciones argumenta que cualquier ministro tiene una importante agenda nacional y, en algunos casos, internacional, que le impide asistir a todos los plenos convocados en el Congreso. Si esos ministros son diputados, su ausencia se traducirá en un voto menos a una propuesta de reforma del Gobierno.

Así las cosas, Rajoy tiene decidido escoger a ministros que no tengan acta de diputado o que, en el caso de poseerla, estén dispuestos a renunciar a ella cuando juren o prometan el cargo.

Esa decisión, por un lado, favorece la continuidad de Luis de Guindos, uno de los actuales ministros con más agenda internacional junto a Margallo, que no es diputado. También reabriría las puertas del Consejo de Ministros a un Alfonso Alonso que ya tuvo que renunciar a su acta antes de las elecciones vascas para ser candidato a lehendakari.

Pero el presidente en funciones no se cierra las puertas a otras alternativas. Es consciente de que algunos de sus ‘ministrables’ que tienen ahora escaño en el Congreso, como María Dolores de Cospedal, o miembros de su actual Gobierno, como la propia Soraya Sáenz de Santamaría, no pondrían objeción alguna a renunciar al acta.

En ese caso, se premiaría a las federaciones de los nuevos ministros porque cubrirían sus vacantes los candidatos que iban inmediatamente por debajo de ellos en sus respectivas listas electorales y quedaron fuera del Parlamento en las pasadas elecciones generales del 26-J.

Vigilancia a los viajes de los actuales ministros

La conveniencia de que los miembros del Gobierno no tengan acta de diputado se está empezando a sentir ya en las primeras semanas de legislatura. Tanto el Ejecutivo en funciones como los partidos de la oposición están presentando reformas legislativas en las que un puñado de votos inclina la balanza a un lado o a otro.

El PP, por ejemplo, no tuvo problemas a la hora de aprobar la reforma electoral que facilitaba la celebración de terceras elecciones el 18 de diciembre, pero no pudo hacer nada contra el voto en bloque de PSOE, Podemos y los nacionalistas para derogar la LOMCE.

Así las cosas, Presidencia ha dado instrucciones a todos los ministros para que, dentro de sus posibilidades, no se ausenten de los plenos en los que se vayan a votar propuestas parlamentarias de los diferentes grupos.

Uno de los que ha recibido esta instrucción es García-Margallo, que este martes viaja al Campo de Gibraltar y volverá de urgencia a Madrid antes de las cuatro de la tarde para estar presente en la votación de dos proposiciones de ley, otras dos no de ley, y dos acuerdos más de tramitación directa. Su presencia es indispensable y así se le ha hecho saber.

La medida permite la entrada de independientes

Esta apuesta de Rajoy de un Consejo de Ministros sin diputados permitirá garantizar 137 votos a favor de la bancada popular a las medidas del Gobierno, pero también otorga al presidente una baza negociadora.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo puede cumplir, mediante esta fórmula, la exigencia de Ciudadanos de incluir en su nuevo Gobierno a “independientes cualificados”. El partido de Albert Rivera ha reclamado nombramientos de este tipo para carteras como Economía o Educación, y Rajoy está dispuesto a aceptar esa reivindicación.

De esta forma, en Moncloa no descartan que el próximo Consejo de Ministros tenga menor presencia de representantes del PP que el de la pasada legislatura, donde solo Luis de Guindos y Pedro Morenés aparecían como “independientes”.

·Publicidad·
·Publicidad·