Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Se suma al riesgo de delitos comunes y a la amenaza yihadista

Despliegue policial sin precedentes en el Orgullo Gay por las informaciones sobre llegada masiva de neonazis

Agentes infiltrados han alertado de que los radicales se están citando en Madrid. Activado un operativo con helicópteros, geos, agentes infiltrados, caballería, subsuelo...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Madrid acoge este fin de semana el World Pride o, lo que es lo mismo, la celebración, a nivel mundial, del Día del Orgullo Gay. Un acontecimiento que ha traído a la capital de España a visitantes de diferentes países, pero que también parece haber provocado un efecto llamada para grupos terroristas y radicales.

Policías nacionales en la Gran Vía de Madrid. Policías nacionales en la Gran Vía de Madrid.

Así lo aseguran los servicios de Información de la Policía, que consideran el Día del Orgullo de este año como el “más peligroso” de los celebrados en Madrid hasta la fecha. Todo ello porque a “los riesgos habituales” se le han sumado “nuevos elementos” que han provocado la mayor movilización de agentes que se recuerda para este tipo de eventos.

Fuentes del Cuerpo Nacional consultadas por El Confidencial Digital confirman que en el World Pride 2017 se vigilarán los “delitos habituales” en grandes concentraciones de personas como los hurtos y las peleas. Pero, además, y debido a la escalada de atentados del Daesh en Europa, se reforzará la vigilancia y el seguimiento a radicales islamistas.

Sin embargo, hay un tercer riesgo que trae de cabeza a los agentes. La Comisaría General de Información ha advertido de la llegada a Madrid de grupos radicales neonazis procedentes de diferentes puntos de España. Una amenaza “extra” que, de hecho, ya se ha hecho notar, con varias agresiones a gais en lo que va de semana.

No obstante, la “gran avalancha” de estos radicales se producirá durante el fin de semana. La Policía se ha movilizado para evitar que puedan actuar: primero, con el seguimiento a los que ya están fichados; y, segundo, con una mayor presencia policial en las calles y plazas donde se concentrarán simpatizantes del colectivo LGTBI y turistas hasta el próximo domingo.

“Blindaje” al barrio de Chueca

En este sentido, las fuentes consultadas por ECD aseguran que el barrio de Chueca, y sus alrededores, estarán absolutamente blindados durante todo el fin de semana.

La primera decisión adoptada por Interior ha sido instalar una especie de “cerco”, con camiones y furgones de las Unidades de Intervención Policial, además de bolardos, para evitar cualquier intento de atentado que implique el atropello de personas.

Además, el Cuerpo Nacional tiene en situación de retén –reserva- a grupos de reacción, para intervenciones que requieran una rápida respuesta y deban ser movilizados a última hora para acudir a puntos estratégicos de la ciudad donde se produzcan incidentes.

Por otra parte, se realizarán controles de acceso a las plazas y los conciertos que se desarrollarán en el barrio, con cacheos selectivos, control de mochilas y objetos de mano e identificaciones a integrantes de grandes grupos.

Una labor de vigilancia a la que contribuirá el circuito de cámaras de seguridad instaladas en las calles adyacentes, los policías de la Comisaría de Información infiltrados como paisano, y el helicóptero que sobrevolará la zona.

Cordón de seguridad en el desfile

En cuanto a las medidas de seguridad a adoptar durante el desfile programado para el sábado, las fuentes consultadas hablan de un “despliegue lineal”, consistente, en crear un cordón de seguridad tanto en los accesos como en el propio itinerario de la cabalgata.

Habrá grupos de reacción distribuidos desde Cibeles hasta Sol y desde Neptuno hasta Atocha, además de en los accesos a la Gran Vía.

En esas zonas, consideradas “sensibles” para la Policía Nacional, se desplegarán también agentes de la Brigada de Información. Su misión consistirá en identificar a cualquier radical, fichado por islamismo o por ideología neonazi, que esté por las inmediaciones.

Los GEO y la Brigada de Subsuelo, movilizados

Tal y como se adelantó en estas páginas el pasado viernes, el operativo aprobado por Interior supondrá el despliegue de más de 2.000 agentes, entre Policía Nacional y Policía Municipal.

De ellos, 600 serán policías antidisturbios procedentes de la Primera Unidad de Intervención Policial. Estos UIPs recibirán, durante el fin de semana, refuerzos procedentes de otras unidades de fuera de Madrid.

Estos agentes, explican las fuentes consultadas, tendrán “gran visibilidad” durante el fin de semana, con el objetivo de provocar un efecto disuasorio frente a quienes intenten la comisión de algún delito. Junto a ellos, también serán identificables los agentes de la Unidad de Prevención y Respuesta, la Unidad de Caballería, y los integrantes de Seguridad Ciudadana.

Otros policías desplegados realizarán una labor más sigilosa, como los ya citados de los servicios de información. Es el caso, por ejemplo, de los agentes de la Brigada de Subsuelo, que llevan días revisando el alcantarillado.

Por último, las fuentes consultadas informan que los GEO también han sido movilizados para el World Pride. En principio, no tendrán que actuar, pero en el caso de que exista cualquier tipo de redada o detención sensible, serán los primeros en acudir.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·