Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La nueva directora de la Biblioteca Nacional hace olvidar a Rosa Regás: accesible, amable, trabaja ‘de sol a sol’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los trabajadores de la Biblioteca Nacional se declaran muy satisfechos con la llegada de Milagros del Corral a la dirección de la Biblioteca Nacional. La forma de ser y de trabajar de la sucesora de Rosa Regás no tiene nada que ver con las de su antecesora.

Lo primero que hizo Milagros del Corral nada más llegar a la Biblioteca Nacional (BNE) fue convocar una reunión del Consejo de dirección. Algo que jamás hizo Rosa Regás el tiempo que estuvo al frente del organismo, aseguran las fuentes consultadas.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, Del Corral se está prodigando además en un trato y unas formas hacia los trabajadores de la BNE completamente opuestas a las desplegadas por Regás. Se trata –explican- de una persona accesible y que se puede ver a menudo por las dependencias de la biblioteca ubicada en el madrileño Paseo de la Castellana.

Por estos motivos, Milagros del Corral es una persona que “ha caído bien” entre los trabajadores del centro. La sensación general de los profesionales es que han ganado con el cambio. La nueva directora trabaja largas horas en su despacho.

No obstante, nadie se lleva a engaño. Las fuentes consultadas hablan de que, pese a la buena impresión que han causado los primeros días de Del Corral en el archivo nacional, dirigir la BNE “es una tarea muy complicada” y la nueva directora necesita un tiempo hasta hacerse cargo de todo, advierten.

Según estas fuentes, Del Corral es un “parche”, una persona provisional, a la que casi seguro que destituirán del cargo tras las próximas elecciones. Para que Milagros del Corral continúe el frente de la Biblioteca Nacional se tienen que producir dos circunstancias, recuerdan: que el PSOE vuelva a ganar las generales, y que César Antonio Molina continúe siendo ministro de Cultura. “Quién sabe lo que pasará…”, aseguran.

·Publicidad·
·Publicidad·