Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Negociación “a cara de perro” y distensión en Bruselas: la sede la Comisión luce un enorme lazo blanco contra la pobreza

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mientras unos negocian “a cara de perro” otros apuestan por gestos que ayudan a la distensión. El edificio Berlaymont, sede central de la Comisión Europea, luce desde este jueves una enorme cinta blanca, símbolo de la campaña "Llamada Mundial a la Acción contra la Pobreza".

Mientras unos negocian “a cara de perro” otros apuestan por gestos que ayudan a la distensión. El edificio Berlaymont, sede central de la Comisión Europea, luce desde este jueves una enorme cinta blanca, símbolo de la campaña "Llamada Mundial a la Acción contra la Pobreza".

 

Con este curioso despliegue, los organizadores demandan al Consejo Europeo, que acaba de comenzar, un incremento de la ayuda al desarrollo en los futuros presupuestos. Según informa Aquí Europa, en la colocación de la cinta han estado presentes el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, el portavoz de la campaña, Rene Grotenhuis, y la cantante belga Axelle Red.

 

Con el futuro de la Constitución europea y la discusión del presupuesto como principales puntos de la agenda del Consejo Europeo, la banda quiere llamar la atención de los jefes de Estado y de Gobierno, que se reúnen en el edificio situado en frente a Berlaymont, sobre la necesidad de incrementar la ayuda a los países más pobres.

 

La propuesta que la Comisión ha presentado al Consejo establece, como objetivo intermedio en 2010, destinar el 0,56% del Producto Interior Bruto de los Veinticinco a ayuda humanitaria, lo que supondría unos 66.000 millones de euros. La meta final sería alcanzar el 0,7% en 2015, con lo que las ayudas llegarían a los 90.000 millones, casi el doble de lo que la UE destina en la actualidad. La Comisión considera que, con la aprobación de la propuesta, el Consejo enviaría un poderoso mensaje sobre el compromiso de Europa con la erradicación de la pobreza, ante la próxima cumbre del G8.

 

El Berlaymont es el primero de los edificios "envueltos" en la cinta, que en los próximos meses se instalará también en el Coliseo romano, la berlinesa Puerta de Brandemburgo y varios puentes españoles, entre otros lugares. Esta campaña, que agrupa a organizaciones de ayuda humanitaria, sindicatos, y otros movimientos sociales de más de 70 países, es la mayor movilización a escala mundial que hasta ahora se ha emprendido para luchar contra la pobreza extrema. Favorecer el comercio justo, cancelar la deuda externa y aumentar la ayuda humanitaria son las principales reivindicaciones de la campaña, en cuyo marco se celebrarán distintos actos a lo largo de 2005.

 

Los próximos "días de cinta blanca" se harán coincidir con la cumbre del G8 en Escocia, que se celebrará el próximo 1 de julio, la reunión de la ONU en Nueva York, prevista para el 10 de septiembre, y la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio en Hong Kong, el 10 de diciembre.