Judicial

Los recursos contra las oposiciones a Policía Nacional se disparan por la entrevista personal

Los opositores denuncian arbitrariedad, opacidad y falta de criterios objetivos para acceder al Cuerpo

Oposición de ingreso en la Policía Nacional.
photo_camera Oposición de ingreso en la Policía Nacional.

Año tras año los recursos que los opositores a Policía Nacional presentan ante los tribunales han ido creciendo de forma exponencial hasta llegar a su pico en 2020. En 2018 se interpusieron en torno a unos 30, mientras que este año se han superado los 400 por la vía Contenciosa-administrativa, según explican varios abogados que lideran estas demandas. 

Las pruebas para acceder al cuerpo de Policía se dividen en cuatro fases y cada una es eliminatoria. Después de la parte física, de conocimientos y la ortográfica un gran número de opositores no pasan el filtro de la entrevista personal, que es la tercera parte del examen, a cargo de la División de Formación y Perfeccionamiento del Cuerpo. Un tribunal evalúa las capacidades psicológicas del aspirante -como la comunicación, características de la personalidad o rasgos clínicos-, pero no existen unos criterios definidos ni un límite de tiempo establecido. Motivo por el que esta prueba se ha convertido en objeto de controversia del examen. 

Hasta hace cuatro años el volumen de Contenciosos-administrativos interpuestos en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde terminan la mayor parte de los recursos debido a la ubicación de la sede de la Policía, era de unos 20 o 30 por promoción. Sin embargo, en el último año hay más de 400 recursos esperando a ser resueltos, según datos de la asociación la Voz del Opositor. 

La creación de esta asociación en septiembre de 2019 ha marcado un antes y un después para los opositores, ya que se han vinculado con un gabinete jurídico que permite interponer estas denuncias a un precio ‘low cost’ para los jóvenes aspirantes. “Está creciendo mucho el número de Contenciosos. Si se acumulan los procedimientos, la Sala [del Tribunal] empieza a ver que algo pasa”, explica Antonio Vázquez, abogado de Abam abogados y miembro del gabinete jurídico de JUPOL -sindicato mayoritario de la policía. 

Solo él tiene pendiente de resolución unos 200 recursos. Un incremento significativo respecto a los primeros años de impugnaciones. Y como este letrado, otros despachos se están especializando en este tipo de demandas colectivas como el gabinete jurídico Suárez-Valdés, el abogado Ángel Galindo y el abogado Joaquín Bachrani. “El miedo del opositor a ser marcado y sufrir represalias por recurrir se ha desvanecido”, explican en la Voz del Opositor. 

El volumen mayor de estas reclamaciones se fundamentan en problemas con la entrevista personal. Los aspirantes denuncian que desconocen los criterios mediante los que se califica esta prueba y falta de transparencia. 

Las sentencias relacionadas

Hay abundantes sentencias que ya marcan un camino jurídico en los últimos cinco años. Tribunales Superiores de varias autonomías se han pronunciado de forma favorable a los opositores y han obligado a la Administración a readmitirles en las pruebas desde el punto posterior a la entrevista personal. “La Sala no crea jurisprudencia, pero sí crea lo que llamamos los abogados jurisprudencia menor… una línea que la Dirección General al ver que las sentencias van en esa dirección, modifica su criterio”, explica el abogado Antonio Vázquez. 

Tanto es así, que ya en 2018 el Defensor del Pueblo recomendó a la Dirección General de la Policía que adecuara su actuación a los tribunales calificadores de la prueba de la entrevista personal. “Los tribunales calificadores deben adoptar modos de proceder que ofrezcan a los reclamantes elementos concretos de los criterios seguidos para calificar la entrevista personal, y aportar en las resoluciones de las calificaciones datos suficientes que omitan cualquier duda de opacidad en la valoración realizada”.  

Además, es de especial relevancia la última sentencia del Tribunal Supremo del 14 de octubre en la que la Sala Tercera se pronuncia sobre la falta de sentido de las entrevistas personales dentro de las pruebas de acceso a la policía. 

No resulta coherente su inserción en la fase de pruebas de evaluación de conocimientos o capacidad, concretamente en la fase de oposición, como hace la convocatoria recurrida, pues por su propio significado y alcance la entrevista es propia de la fase de recurso de méritos. Menos aún cuando, como ocurre en este caso, el objeto de la entrevista son los mismos elementos que integran el objeto del valor de la fase de concurso, ya que la entrevista versa sobre los méritos aportados por los aspirantes”, dice la sentencia cuyo ponente es el magistrado Rafael Toledano. 

Captura de pantalla 2020-12-09 a las 18.19.02

Además especifica que no existen criterios preestablecidos claros (ni siquiera se establece la duración) ni los criterios de puntuación, algo que según el alto tribunal “desnaturaliza” por completo el proceso selectivo. 

Eliminar las entrevistas del proceso selectivo 

La prueba más controvertida se graba desde 2019. Los últimos exámenes la Policía ha accedido a que los aspirantes que quieran puedan filmar su entrevista personal, en un trabajo de transparencia por parte del tribunal. 

Desde que esto ocurre el número de ‘No aptos’ ha disminuido, según los datos de la Voz del Opositor, pero denuncian que cuando han pedido acceso a estas grabaciones, el Cuerpo Nacional no se las ha entregado. 

Por eso, el objetivo último es terminar con esta fase del examen de acceso. “Que se iguale a otro tipo de oposiciones como la de jueces, instituciones penitenciarias, sanidad o educación en las que no existe entrevista personal”, dicen desde la asociación. 

El vídeo del día

Errejón rechaza que la imagen de España dependa de un paseo con Biden
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?