Actualidad

Rusia es considerada ya la mayor amenaza para España por delante de Marruecos y el terrorismo

Con la situación actual en Ucrania, Rusia se ha convertido en una gran preocupación para muchos

Los españoles, divididos sobre si España debería intervenir junto a la OTAN en un eventual conflicto en Ucrania

Rusia es considerada actualmente como la mayor amenaza para España por delante de Marruecos y del terrorismo, según el último Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE), en el que también se muestra que los españoles están divididos sobre si habría que intervenir junto a la OTAN en caso de invasión de Ucrania.

Así, el 34 por ciento de los encuestados identifican a Rusia como la mayor amenaza para la seguridad de España, un dato que ha aumentado sustancialmente desde que se realizaron en noviembre las primeras encuestas para el estudio. Entonces, solo el 5 por ciento mencionaban al país que dirige Vladimir Putin.

La segunda amenaza identificada por los españoles es Marruecos, con un 20 por ciento, un dato que también aumenta con respecto a noviembre, cuando era del 15 por ciento. El terrorismo yihadista, que en noviembre era visto como la principal amenaza, para el 54 por ciento, cae hasta el 14 por ciento, por detrás de los que se denomina "otros conflictos", con el 15 por ciento.

Esa es la respuesta espontánea que dieron los consultados al responder frente a qué amenazas para la seguridad concretas protege la OTAN a España por ser miembro, según ha explicado la investigadora principal y autora del informe, Carmen González Enríquez.

En su opinión, el hecho de que el terrorismo fuera visto como la principal amenaza de la que protege la OTAN demuestra "un desconocimiento de lo que hace y también de su origen histórico" por parte de los españoles. En estos meses, sin embargo, parecen ser "más conscientes de que puede proteger de cualquier conflicto", de ahí la subida tanto de Rusia, como de Marruecos y otros conflictos como amenazas.

¿Cómo responder a una invasión en Ucrania?

En el cambio de percepción respecto a Rusia parece haber influido el despliegue de más de 100.000 soldados en la frontera con Ucrania y la amenaza de una nueva invasión de este país. En este sentido, los españoles se muestran divididos sobre lo que debería hacer España llegado el caso.

El 52 por ciento de los consultados cree que España no debería intervenir militarmente si estalla el conflicto mientras que el 48 por ciento opina que sí debería intervenir junto con la OTAN, una diferencia que coincide con el margen de error del 4,4 por ciento identificado para esta parte de la encuesta. "No podemos decir que haya una mayoría por pequeña que sea", ha subrayado González.

El apoyo a la intervención es mayor entre los hombres (54 por ciento) mientras que las mujeres se decantan más por la no intervención (58 por ciento). También hay una diferencia marcada por edades, con una postura más antibelicista entre los más jóvenes y un mayor respaldo a la intervención entre los segmentos de mayor edad.

Por lo que se refiere a la ideología, el 59 por ciento de los votantes de izquierda se decantan por no intervenir, mientras que el 54 por ciento de los de derecha apuestan por lo contrario.

 

Según ha explicado González, dados los acontecimientos en torno a Ucrania se decidió realizar otras 500 entrevistas, al margen de las 1.000 efectuadas en noviembre, para conocer mejor lo que pensaba la opinión pública española.

Asimismo, ha indicado que en general en España hay "una menor percepción de amenaza internacional" que en otros países por lo que se quería comprobar si la posibilidad de un conflicto "cambiaba en algún modo eso" y se ha podido constatar que "hay un temor que antes no existía".

Permanencia en la OTAN

Por otra parte, el 80 por ciento de los españoles se muestran a favor de la permanencia en la OTAN ahora que se cumplen 40 años de la entrada en la organización. El dato es muy superior al 57 por ciento de respaldo que obtuvo en el referéndum de 1986. No obstante, los acontecimientos relacionados con Ucrania, han provocado un ligero descenso en el apoyo, ya que en noviembre pasado era del 83 por ciento.

Dicho respaldo, según el estudio, es mayor entre los votantes de centro (88 por ciento) y derecha (83 por ciento) que los de izquierda (63 por ciento) y también es menor entre las mujeres (78 por ciento frente al 83 por ciento). Además, se constata un mayor interés en abandonar la Alianza Atlántica entre quienes viven en Cataluña (23 por ciento) que en Madrid (16 por ciento) o Andalucía (12 por ciento).

El 75 por ciento de los consultados creen que la pertenencia a la OTAN le ha aportado a España más seguridad, si bien este dato es algo inferior al registrado inicialmente en noviembre, cuando era del 79 por ciento. Por contra, el 25 por ciento opinan que a nuestro país "no le sirve de nada" ser miembro del bloque.

Amenaza terrorista

En cuanto a la amenaza terrorista, la percepción entre los españoles del riesgo de atentado ha disminuido. En una escala de 0 a 10, la media está en el 4,7, si bien entre los entrevistados de derechas se eleva al 5,6.

En otro orden de cosas, se ha preguntado por la dependencia de España de otros países. El 87 por ciento cree que el país depende de alguna forma de China, sobre todo en el plano comercial y de inversiones, una percepción más acusada entre los más jóvenes.

No obstante, los españoles creen que dependemos más de Alemania (45 por ciento), seguido por China (30 por ciento), Estados Unidos (16 por ciento) y Francia (7 por ciento).

¿Cómo actuar frente a regímenes autoritarios?

Elcano también ha preguntado para este BRIE sobre "qué deben hacer las potencias occidentales, como la UE y Estados Unidos, frente a los estados autoritarios". Dos de cada tres se decantan por intervenir para promover la democracia, si bien el 55 por ciento apuestan por hacerlo mediante medidas económicas mientras que el 21 por ciento se inclinan por la vía militar.

Frente a estos últimos, el 24 por ciento apuesta por "no intervenir en su política interna", un porcentaje que aumenta hasta el 28 por ciento entre los votantes de derecha y cae al 19 por ciento entre los de izquierda. Para estos últimos, la opción preferida son las medidas económicas, como sanciones, con un 66 por ciento.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?