Actualidad

Estos son los alimentos que ayudan a broncear tu piel: ¿mito o realidad?

Descubre los mitos de la alimentación

Alimentos.
photo_camera Alimentos.

En verano, la época más calurosa del año, la inclinación de la Tierra hace que el hemisferio norte esté más orientado al Sol; los rayos del Sol inciden en la atmósfera de manera más perpendicular y esto hace que la temperatura global ascienda. De esta forma, nuestra piel está más expuesta, además del cambio en la incisión de los rayos, porque llevamos prendas que dejan ver más la piel o pasamos las vacaciones en la piscina o en la playa. Entre el 21 de junio y el 21 de agosto, los rayos solares son especialmente dañinos en España, pero es la mejor época para ponerse moreno o morena, siempre teniendo precaución y utilizando protector solar para los rayos UVB, infrarroja y UVA.

Aunque los expertos y los médicos recomienden ponerse 10 minutos al Sol sin protección todos los días para mantener unos niveles adecuados de Vitamina D en nuestro cuerpo, no es recomendable exponerse de manera prolongada al Sol sin fotoprotección, ya que puede derivar en problemas futuros de piel como fotoenvejecimiento (causado por las moléculas de oxígeno que crean estrés oxidativo), melanoma, manchas, quemaduras, etc.

Según Sanitas, existen algunos alimentos que contienen los mismos ingredientes utilizados en cremas solares y, no sólo favorecen al autobronceado potenciando la melanina, sino que previenen y ayudan a proteger la piel ante la exposición de la radiación solar.

Mito

La zanahoria es uno de los alimentos más comentados a lo largo de la historia, asegurando que potenciaba ponerse moreno. Este alimento no contiene los elementos que hagan reaccionar el pigmento de la melanina, por lo que es un mito. Sin embargo, la zanahoria sí contiene un elemento llamado betacaroteno, una provitamina que el hígado lo transforma en vitamina A y que resulta ser muy bueno para el cuidado de la piel y genera un color naranja muy leve, sobre todo en las palmas de las manos o en algún pliegue de la cara. El fenómeno se conoce como carotinemia y es una reacción benigna.

Otros de los alimentos que crean este fenómeno llamado carotinemia y que son “posiblemente eficaces” a la hora de disminuir las quemaduras del Sol, pero que no te ayudarán a broncear tu piel son: la calabaza, los melocotones o los boniatos, todos de color naranja. Los alimentos de color rojizo como los tomates, las berenjenas, los arándanos o las frambuesas tienen un alto contenido en vitamina C y se consideran alimentos antioxidantes.

Según la Biblioteca de Medicina, la ingesta de frutas y verduras que contentan betacaroteno ayudan a disminuir el riesgo de cáncer de mama e incluso una copa de vino tinto al día es saludable para el corazón, pues contiene un alto contenido en antioxidantes y evita la acción de los radicales libres.

Realidad

Tal y como afirma la dietista-nutricionista Beatriz Robles en Maldita Ciencia: “Se están investigando distintos compuestos (algunos de ellos presentes en los alimentos, como los flavonoides) como promotores de la melanogénesis (formación de melanina), pero no hay alimentos concretos que aceleren el bronceado”.

Para mantener la piel en las mejores condiciones cuando vayamos a exponernos al Sol, los mejores alimentos que contienen Vitamina C son la papaya, las espinacas, el kiwi, los cítricos o la fresa, que ayudan a la creación de colágeno para mantener nuestra piel elástica y así evitar el fotoenvejecimiento. Para mantener la elasticidad de la piel, también es recomendable la ingesta de vitamina B que se encuentra en alimentos como la pasta o los cereales.

Otros alimentos que no pueden faltar ya que facilitan el bloqueo de radicales libres y contienen vitamina E son los cereales, frutos secos o las legumbres, aunque estas últimas se suelen tomar más en invierno.

 

Los ácidos grasos ayudan, según Sanitas, a que el bronceado tenga una mayor duración. Se encuentran en los aceites vegetales como el aceite de oliva o el pescado azul. Así como para evitar la deshidratación del organismo y para mantener la piel hidratada, debemos ingerir mucha más cantidad de agua que en invierno, aunque siempre es recomendable por los médicos un mínimo de 2 litros al día.

La realidad es que, si queremos broncear nuestra piel, lo mejor será utilizar un buen fotoprotector, llevar una dieta saludable y si, en algún caso vamos a estar más expuestos a los rayos solares, ingerir alimentos como los mencionados anteriormente para cuidar y ayudar a nuestra piel, ya que la exposición supone un contraste y puede ser agresiva para nuestro organismo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en los actos del día de la Policía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?