Casas reales

El rey Juan Carlos ha pactado con su hijo Felipe VI un regreso definitivo a España en caso de enfermedad grave

Le ha comunicado el deseo de ser tratado en su país. Personas de su entorno han trasladado el emérito que sería “lamentable” que muriera en el extranjero

El Rey emérito don Juan Carlos llega al Real Club Náutico de Sanxenxo de cara al inicio de la regata.
photo_camera El Rey emérito don Juan Carlos llega al Real Club Náutico de Sanxenxo de cara al inicio de la regata.

Don Juan Carlos cumple su primera estancia temporal en España después de casi dos años de auto exilio en Abu Dabi. Ha visitado Sanxenxo, donde su barco, el Bribón, ha participado en las regatas este fin de semana. El rey emérito abandonará el país este mismo lunes, pero ha pactado con Felipe VI un regreso definitivo en caso de enfermedad.

La entrevista, el lunes

A pesar de las presiones de Zarzuela para que, al llegar a España, primero viera a su hijo, el rey Felipe VI, ese encuentro no se producirá hasta este lunes.

Don Juan Carlos decidió hace una semana la vuelta a España después de hablar telefónicamente con su hijo en Abu Dabi. Don Felipe había viajado allí para trasladar sus condolencias por la muerte del anterior jefe de Estado de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Jalifa Bin Zayed al Nahyan. 

La conversación, mantenida en Abu Dabi antes de que Felipe VI regresara a España, y en la que ambos quedaron en verse en Madrid, favoreció que la vuelta del rey emérito, que reside en Abu Dabi desde agosto de 2020, quedara desbloqueada.  

Don Juan Carlos tiene la puerta abierta para su retorno a España en las condiciones y circunstancias negociadas y contenidas en el escrito que remitió a su hijo a principios de marzo.

Esas condiciones se centran en que sean estancias temporales, como la de este fin de semana (seguirá manteniendo el domicilio en Abu Dabi), para visitas tasadas, por motivos privados (participar en regatas como la última de Sanxenxo y, en su caso, en partidas de caza, corridas de toros…), y en territorio nacional residir en lugares privados, no oficiales (por supuesto, de ninguna manera en La Zarzuela). 

En caso de enfermedad grave

Confidencial Digital ha podido confirmar, a través de personas allegadas al rey emérito, que Juan Carlos I ha acordado con su hijo, Felipe VI, el regreso definitivo a España en caso de tener que someterse a un tratamiento por enfermedad grave, o por una intervención de urgencia que comprometiera seriamente su vida

Desde su juventud, han sido muchas las ocasiones en las que ha pasado por “el taller”, como el rey emérito se refiere habitualmente al quirófano. En sus 84 años, los cirujanos le han tratado una apendicitis y dos lesiones, provocadas por su afición al deporte en los años ochenta, en la pelvis y en la rodilla derecha. 

En 2010 fue intervenido por un nódulo en el pulmón derecho, y lo mismo en 2011, tras romperse el tendón de Aquiles del pie izquierdo. Juan Carlos I se sometió en 2019 a una cirugía de corazón para evitar riesgos coronarios que le ocasionasen enfermedades cardiovasculares. 

 

El deseo de ser tratado en España

El rey emérito ha trasladado a su hijo el deseo de ser tratado médicamente en España si se produce una situación especialmente delicada para su salud. 

Es una petición que ha planteado a Felipe VI animado por algunos de sus amigos, con los que no ha perdido el contacto en los dos años que lleva residiendo en Abu Dabi. 

Esas personas le han argumentado que, aunque “está bien de salud y mantiene cierta libertad de movimientos”, sería “lamentable” que muriera en el país del Golfo Pérsico en vez de en España

Se trata de una idea que ha convencido a don Juan Carlos, y a la que su hijo no ha puesto ninguna objeción.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes