Casas reales

El rey Juan Carlos ha pedido a Zarzuela pasar la Navidad en España y le han respondido que no

Amigos del emérito atribuyen a una maniobra para retrasar su vuelta la publicación de que diez bancos y administradores le gestionaron 15 millones en Jersey

Juan Carlos en Zarzuela.
photo_camera Juan Carlos en Zarzuela.

Salvo cambio de última hora, muy poco probable, el rey Juan Carlos tampoco vendrá a España esta Navidad. Así lo han confirmado a Confidencial Digital fuentes de su entorno más cercano. Tras haber pedido permiso a Zarzuela para pasar las fiestas navideñas en tierras españolas con algunos familiares y amigos, ha recibido una respuesta negativa.

Será la tercera vez que el emérito despida el año lejos del país, desde que el 3 de agosto de 2020 salió de La Zarzuela tras comunicar por carta a Felipe VI su decisión de “trasladarse, en estos momentos, fuera de España” para evitar que los escándalos que protagonizaba dañasen más a la Corona.

Pasar la Navidad en España

Sin embargo, a diferencia de los dos años anteriores, Juan Carlos I no tiene ya ninguna cuenta judicial pendiente en España

Sin embargo, fuentes del entorno del rey emérito explican a ECD que mantiene su decisión de seguir las directrices que le dé La Zarzuela, a quien solicitó hace unas semanas que estudiara la posibilidad de un viaje a España con el fin de pasar la Navidad con algunos de sus familiares y amigos.

Tras archivarse las investigaciones de la Fiscalía, el rey emérito comunicó, de nuevo mediante una carta a Felipe VI, su intención de “continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi”, aunque con intención de viajar “con frecuencia” a España, sin embargo no ha vuelto a hacerlo desde su polémica visita a Sanxenxo el pasado mes de mayo.

Un espectáculo mediático

El espectáculo mediático que se montó durante la estancia de don Juan Carlos en el puerto deportivo gallego alarmó a la Casa del Rey, por lo que, antes de que abandonara de nuevo España, padre e hijo mantuvieron una larga charla en La Zarzuela en la que el último le volvió a pedir prudencia y discreción.

De hecho, se le ‘prohibió’ volver a viajar en junio a Sanxenxo, donde tenía previsto participar en las regatas finales del campeonato.

Las fuentes del entorno consultadas asumen que, tras aquella malograda experiencia, es difícil que don Juan Carlos visite España a corto plazo, salvo por causa justificada. Recuerdan que, con ocasión del funeral de Isabel II en Londres, coincidió allí con los reyes de España y compartió con ellos banco en la abadía de Westminster el pasado mes de septiembre.

Zarzuela le ha respondido que no

La salida de La Zarzuela de don Juan Carlos, a principios de verano de 2020, fue resultado de un trabajo conjunto de la Casa del Rey y la Moncloa, a través de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el jefe de la Casa, Jaime Alfonsín.

Ahora, sin embargo, cuando se ha puesto de nuevo sobre la mesa un posible regreso, Moncloa se ha colocado de perfil, y ha trasladado toda la responsabilidad de la decisión al rey Felipe VI, quien no ha considerado conveniente un regreso en Navidad, por la polémica que se generaría, en unas fechas marcadas en rojo en el calendario, ya que coinciden con su discurso de Nochebuena, y después la Pascua Militar, el 6 de enero. En todo caso, tendría que producirse ya en enero.

Presidencia no quiere aparecer como que es quien veta esa vuelta porque asume que, con las investigaciones judiciales cerradas, resulta cada vez más complejo negarle el regreso.

 

Maniobra para retrasar su vuelta

No obstante, los amigos de don Juan Carlos, a los que ha tenido acceso ECD, no creen que sea una casualidad la aparición en prensa de una noticia negativa sobre actividades poco ejemplares del rey emérito, a una semana de Navidad, que, por tanto, no aconsejarían su presencia en España por la mala imagen que daría a la Corona. 

Se refieren a la información que publicó El País el pasado viernes, en la que se contaba que diez bancos y administradores diferentes manejaron sin cuestionar su procedencia, en el paraíso fiscal de Jersey (islas del Canal), 15 millones de euros cuyo único beneficiario durante ocho años fue Juan Carlos I cuando era jefe del Estado.

Así se desprende, según el diario de Prisa, de las investigaciones internas de estas compañías y de las pesquisas archivadas el pasado mes de marzo por la Fiscalía Anticorrupción. Se asegura también que los gestores mostraron sus dudas e incomodidad, ordenaron investigaciones internas, e incrementaron sus tarifas por el riesgo reputacional.

En el entorno de Juan Carlos I hablan de una maniobra para retrasar la vuelta, y apuntan incluso al Gobierno, después de que la Navidad pasada ya se descartara su regreso cuando la Fiscalía prorrogó, a principios de diciembre, por otros seis meses una de las tres líneas de investigación abiertas sobre la supuesta fortuna del anterior jefe del Estado en paraísos fiscales.

Sin cuentas pendientes en España

Recuerdan que la Agencia Tributaria cerró en noviembre pasado la inspección que mantenía abierta por las cacerías a las que había sido invitado entre junio de 2014, cuando abdicó del trono, y 2018. El representante legal del anterior jefe del Estado firmó un acta de conformidad y abonó la correspondiente sanción.

La inspección cerrada hace menos de un mes era el último fleco de sus problemas con el fisco, y se refería a un asunto en apariencia menor, aunque con un potencial demoledor, pues podía reabrir las vías de agua laboriosamente taponadas durante los dos últimos años. 

En efecto, si se concluía que las dos regularizaciones anteriores no fueron “veraces y completas” quedarían invalidadas, con lo que se reabriría la vía del delito fiscal.

La única causa abierta que se conoce hoy contra Juan Carlos I en una sala de justicia es la demanda por acoso interpuesta en Londres por su ex amiga Corinna Larsen. Es un pleito civil en el que el rey emérito no se enfrenta a una pena de cárcel, pero sí al pago de una indemnización.

Viaje de las infantas en Navidad

Juan Carlos I pasará las navidades en su retiro de la lujosa isla de Zaya Nurai, a 15 minutos en barco de la capital de Emiratos, donde se espera que reciba la visita de sus hijas, las infantas Elena y Cristina, y probablemente la llamada de su hijo, Felipe VI, según cuentan en el entorno del rey emérito. 

Estos preparativos de viaje en marcha por parte de las infantas llevan a las personas de su entorno a descartar una vuelta a España a corto plazo.

Las fechas más difíciles para él, señalan quienes le conocen, no serán precisamente las navideñas, sino el 5 de enero, cuando el ex jefe del Estado cumplirá 85 años

Juan Carlos I está bien de salud, remarcan estas fuentes, pero tiene una edad avanzada y problemas de movilidad, resultado de sus múltiples fracturas e intervenciones quirúrgicas, que intenta paliar con ejercicio diario. Y se muestra bastante harto de su estancia en Abu Dabi.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?