Defensa

La versión comercial se denomina ‘Arma III’

Un ‘Call of Duty’ para instruir en combate a los soldados españoles

El Ejército se plantea adquirir licencias de la tercera versión del VBS, un simulador que permite recrear las condiciones exactas de un campo de batalla actual

Imagen comercial del VBS.
photo_cameraImagen comercial del VBS.

Una recreación exacta de las rutas por las que discurren las patrullas españolas en Líbano, pudiendo poner en práctica diversas tácticas de forma hiperrealista y sin poner en peligro ninguna vida. Eso es lo que permite el videojuego de última generación que el Ejército se plantea adquirir.


El Ejército español ya dispone en muchas de sus unidades de la anterior versión –la 2.0- del ‘Virtual Battlespace’ (VBS), con la que las tropas españolas pueden simular muchas de las operaciones y maniobras antes de llevarlas a su ejecución real. Se adquirieron en 2012 por un importe cercano al medio millón de euros. El estudio checo Bohemia Interactive, responsable de su desarrollo, también ha sacado al mercado una exitosa versión comercial denominada 'Arma'.

Sin embargo, tal y como ha podido saber El Confidencial Digital, cada vez son más voces expertas las que recomiendan al Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE) que plantee la compra de la nueva versión del VBS, la tercera, con muchas más opciones y características más realistas. Y según confirman otras fuentes, la petición está bajo estudio.

El VBS es un sistema que permite recrear con exactitud todas las circunstancias físicas realistas que pueden rodear a una operación militar concreta. Desde las localizaciones reales y los efectos meteorológicos hasta la distancia y trayectoria que adquiere una bala disparada desde un fusil G-36 español o el tiempo que tarda en frenar un vehículo URO VAMTAC.

Un ‘Call of Duty’ táctico

El videojuego tiene un alto componente de táctica y estrategia. Los militares deben planificar de antemano en un mapa toda la misión, punto de salida, ruta, tiempos, posibles contingencias o zonas peligrosas del camino, elección de los objetivos, material, armas, aeronaves y vehículos a utilizar…

Una vez realizado este trabajo y definidos los objetivos, se simula el escenario: se pueden elegir desde zonas desérticas montañosas como Afganistán hasta entornos urbanos como una zona concreta de la ciudad de Madrid. Todo está personalizado bajo el modelo y los patrones de las Fuerzas Armadas españolas.

Los aproximadamente cuatro años que lleva utilizándose este sistema en las Fuerzas Armadas ha permitido aprender y practicar doctrina de batalla de forma teórica con antelación. Lecciones sobre cómo actuar ante situaciones reales inesperadas con ejemplos prácticos.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo