Defensa

El Ejército del Aire entrena el rescate de un piloto de caza derribado en suelo enemigo

Se ha simulado el protocolo ‘personal recovery’ en una operación nocturna en una ubicación reservada de España

Un piloto de caza español en pleno vuelo.
photo_camera Un piloto de caza español en pleno vuelo.

Un piloto de caza español ha sido derribado cuando sobrevolaba un área hostil con fuerte presencia enemiga en tierra. Ha conseguido eyectarse del aparato y ha caído en una zona abierta. Al instante, desde el centro de la misión, se activa el protocolo de rescate y se procede a enviar a un equipo para sacarle ileso cuanto antes. Se trata de un ejercicio que ha realizado recientemente el Ejército del Aire.

Meses después del caso del piloto jordano capturado por el ISIS

Ese fue, en esencia, el briefing  de ‘Personal Recovery’ (recuperación de personal) que hace unas semanas realizaron unidades del Ejército del Aire, en una ubicación “reservada” y en horario nocturno. ECD ha podido ver imágenes tomadas desde el aire de esta última operación, realizada en campo abierto.

Para el ejercicio se movilizaron unidades de varias partes de España, entre ellas cazas F-18 y helicópteros del Servicio Aéreo de Rescate.

Según ha sabido Confidencial Digital de fuentes militares, el protocolo de actuación ante estos casos es muy estricto. Un caza realiza una misión de reconocimiento en la zona para detectar al piloto derribado. Este señaliza su posición con un láser, sólo visible por los visores que lleva el piloto.

Una vez conocido el lugar en el que se encuentra el piloto, las unidades de rescate se dirigen hacia la zona en helicópteros. Los militares toman posiciones alrededor del piloto derribado, que permanece tumbado boca abajo en el suelo y con las manos sobre la nuca.

Hasta que se comprueba que no se trata de un enemigo –mediante una contraseña verbal establecida previamente-, al piloto “se le trata como tal”. Una vez verificada su identidad, el piloto es exfiltrado en helicóptero por las fuerzas especiales que han ido a rescatarle.

Un kit de superviviencia bajo el asiento y un arma

Los pilotos llevan bajo su asiento un kit de supervivencia con todo lo necesario para sobrevivir las primeras 24 horas –agua, comida, medicinas y útiles de primeros auxilios-, así como dispositivos para alertar de su posición a fuerzas amigas.

Una vez que el piloto se eyecta del avión, el asiento se separa y libera el kit de supervivencia, que queda adosado al piloto a través de una cuerda.

Además, en tiempos de guerra o en caso de que la misión se desarrolle sobre territorio enemigo, los pilotos van equipados con un arma corta.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?