Defensa

Mandos del Ejército multiplican los arrestos a miembros de la AUME por motivos como “inexactitud en el incumplimiento de sus obligaciones”

Varios miembros de las Fuerzas Armadas han sido arrestados por Mandos del Ejército por motivos como "inexactitud en el incumplimiento de sus obligaciones" o mostrar su apoyo a otros militares sancionados. Todos ellos pertenecen a la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME).

Tras el arresto de un mes y un día de Jorge Bravo, presidente de la AUME, por criticar ciertos recortes del ministerio en una cadena de radio, varios dirigentes de la asociación han sido arrestados por mandos del Ejército en las últimas semanas.

Fuentes autorizadas de la AUME explican a El Confidencial Digital que la cabo del Ejército del Aire Teresa Franco ha sido sancionada por “inexactitud en el cumplimiento de sus obligaciones” hasta en cinco ocasiones, acumulando 33 días de arresto por faltas leves. Un motivo que consideran “impreciso y ambiguo”.

Según cuentan a ECD, Franco nunca antes había sido sancionada hasta que ha ocupado el cargo de secretaria de la AUME.

El arresto por faltas leves obliga al sancionado a que, tras cumplir con su horario de trabajo, permanezca recluido en el edificio militar donde desempeña su función o en su hogar.

Sin embargo, el delegado en Murcia de la AUME y subteniente del Ejército del Aire, José Salazar, cumple un arresto de un mes y tres días por falta grave. Lo hace en el centro disciplinario de León, a 800 kilómetros de su destino. En este caso, el sancionado no puede abandonar el edificio militar y su comunicación queda limitada, sin acceso a internet y con un uso mínimo del teléfono.

Las fuentes antes citadas cuentan a este confidencial que el motivo del arresto de Salazar fue enviar un correo electrónico a los asociados de la AUME, en el que se informaba de una rueda de prensa en la que se iba a tratar las sanciones sufridas por Teresa Franco. El escrito fue filtrado por la esposa del mando del Ejército que condenó a Franco.

José Manuel Esnaola, subteniente de la Armada y delegado de la AUME en Cádiz, fue arrestado un día por comentar con los miembros de su unidad las deficiencias en la guardia.

La AUME espera que se regule la figura del representante asociado con un proyecto de ley que se tramitará en septiembre. La Constitución recoge en su Artículo 23 este derecho, lo que permite que miembros de las Fuerzas Armadas puedan ser inscritos en la asociación. No obstante, no se especifica cuál es su ámbito de trabajo ni cómo debe dirigirse a los jefes de unidades, lo que causa un vacío legal.

La asociación también se muestra a favor de un cambio en cuanto al régimen de arresto. Alegan que el Convenio de Derechos Humanos de la Unión Europea especifica en sus artículos 5 y 6 que nadie puede ser privado de su libertad salvo que así lo decrete una autoridad judicial, y los mandos del Ejército no lo son.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?