Defensa

Se busca empresa que entrene a los ‘espías’ del Regimiento de Inteligencia del Ejército

Va a adiestrarles en métodos de seguimiento, cómo realizar contravigilancias sin ser detectados, consejos para crearse una identidad ficticia...

Militares españoles en misión (Foto: Rafa Malasombra / Ejército de Tierra).
photo_camera Militares españoles en misión (Foto: Rafa Malasombra / Ejército de Tierra).

El Ejército de Tierra busca empresas especializadas en cursos de enseñanza y formación para instruir a una unidad especial. Se trata del Regimiento de Inteligencia nº 1, con sede en Valencia, que cuando se despliega en zona de operaciones tiene como misión obtener información sobre el enemigo y sobre la población civil, para proteger a la fuerza y para completar la misión con éxito.

Confidencial Digital ha podido comprobar que la Jefatura de Asuntos Económicos del Cuartel General de la Fuerza Terrestre tiene en marcha una licitación cuyo objeto es un contrato de servicios consistente en “Actividades docentes para el personal del RINT 1”, con un presupuesto de 26.890 euros.

La intención de la Fuerza Terrestre es contratar empresas especializadas en la enseñanza de distintas materias, que proporcionen el personal docente y los medios didácticos y de apoyo necesarios para impartir cinco cursos distintos, en la modalidad presencial, para el personal del Regimiento de Inteligencia nº 1.

El objetivo declarado es “incrementar el nivel de las capacidades del personal del regimiento que se desplace a zona de operaciones”.

Los cursos son cinco: 1) Ciberseguridad; 2) Expresión oral; 3) Tiro de combate; 4) Entrevistas y comunicación no verbal; y 5) Fotografía en condiciones adversas.

Aunque los nombres de los cursos parecen más bien monótonos, algunos de ellos consistirán en enseñar técnicas propias de los detectives y los espías a los militares de este regimiento de Tierra.

Seguimientos e identidades ficticias

“Curso teórico-práctico de formación de Técnicas de Entrevistas Humint y comunicación no verbal” es el nombre completo de uno de estos cursos destinado al Regimiento de Inteligencia nº 1 para los que la Fuerza Terrestre busca una empresa.

El objetivo de este curso, que se extenderá a lo largo de 30 horas, es “incrementar el nivel de las capacidades del personal que se desplaza a Zona de Operaciones, y dar a conocer estrategias en la realización de entrevistas, para por este medio, obtener información del personal entrevistado”.

El curso constará de cuatro partes:

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

-- Técnicas de entrevista (4,5 horas): el objetivo de este módulo es “trasladar a los alumnos la utilidad de este medio de recogida de información y dar a conocer algunas estrategias de realización de entrevistas”. Para ello se les formará ante dos tipos de entrevistas, “estructuradas y no estructuradas”.

-- Obtención de información a través de la comunicación no verbal (12 horas): se les explicará a los militares qué es la comunicación no verbal en qué consisten los procesos de socialización para la obtención de información. También aprenderán los canales de comunicación no verbal: faciales, gestos, posturas y apariencia.

-- Técnicas de seguimientos, vigilancias y contravigilancias (7,5 horas): los miembros del Regimiento de Inteligencia nº 1 serán adiestrados en “las diferentes técnicas de seguimiento que utilizan los detectives privados a diario en sus investigaciones”, se indica textualmente en la documentación, lo que da a entender que se podría contratar a empresas de detectives privados para este curso.

Concretamente, se busca que los militares aprendan “cómo preparar el seguimiento, pasos a seguir, cómo realizar un vigilancia estática y sus posibles medios técnicos de ayuda y como realizar contravigilancias sin ser detectado”.

-- Obtención discreta de información. Técnicas de cobertura (6 horas): se trata de que los alumnos, los militares, se familiaricen con medios técnicos de obtención de información como micrófonos ambientales, micro-cámaras con transmisión inmediata o sin transmisión, dispositivos de tracking de personas y vehículos.

También le enseñarán “técnicas para crearse una identidad y una vida ficticia con el objeto de proteger nuestra identidad”.

Este curso tendría clases teóricas y también ejercicios prácticos para que los militares practiquen todas estas técnicas, desde realizar un seguimiento sobre un objetivo a instalar micrófonos ocultos, pasando por cómo obtener información útil en una entrevista.

Fotografías discretas

Otro curso distinto, pero muy conectado al anterior y al módulo de “obtención discreta de información”, es el “Curso teórico-práctico de formación en fotografía para el conocimiento y manejo de equipos fotográficos y prácticas guiadas en entorno de trabajo con condiciones adversas”.

Los militares del Regimiento de Inteligencia nº 1 utilizan cámaras fotográficas en sus misiones de obtención de información sobre el enemigo y sobre el entorno. De ahí que se pretenda con este curso “incrementar el nivel de las capacidades en fotografía del personal que se desplace a Zona de Operaciones”.

A lo largo de 10 horas teóricas (en aula) y 30 prácticas (en exteriores, como campos de maniobras e instalaciones de la unidad), los alumnos recibirán “formación técnica especializada en las técnicas de captura discreta y tratamiento de fotografías sobre objetivos de interés: humanos y vehículos en situación estática y en movimiento, o de instalaciones: en exteriores o en interior tanto diurnas como nocturnas, o con visibilidad reducida”.

Este “Curso de Fotografía Discreta Nivel I”, como también se denomina, tendrá como contenidos a impartir aspectos necesarios para tomar imágenes de forma disimulada:

-- Concepto de fotografía discreta, encubierta, clandestina o furtiva.

-- Tipos de cámaras en el siglo XXI, micro-cámaras, fotografía estática, medición de la luz, enfoque y profundidad de campo, fotografía en movimiento, series de fotografías.

-- Diseñar una cobertura, disimular o enmascarar una cámara, técnicas expeditas para encuadrar el objetivo y enfocar, fotografía tras pantalla o capa de cobertura, cálculo de la distancia adecuada de toma y de seguridad del operador.

-- Fotografía nocturna o en condiciones de visibilidad reducida, fotografía de instalaciones, captura de imágenes en interiores.

-- Transporte seguro de tarjetas SD, tratamiento de imágenes, introducción a la captura de video discreto.

-- Empleo de medios discretos para toma de imágenes.

-- Empleo de cámaras remotas.

Grupo de Obtención por Sistemas Terrestres

Estos dos cursos, el de “Técnicas de Entrevistas Humint y comunicación no verbal” y el de “Curso de Fotografía Discreta Nivel I”, van dirigidos principalmente a los militares que, dentro del Regimiento de Inteligencia nº 1, se encuadran en el Grupo de Obtención por Sistemas Terrestres (GROST II/1).

Este grupo tiene como misión “obtener información del adversario para su posterior transformación en inteligencia, todo ello en beneficio de la protección de nuestras tropas”.

Lo hace a través de varias capacidades: Inteligencia Humana (HUMINT), que obtiene la información a través de fuentes humanas; Reconocimiento de Inteligencia (PRI), infiltrándose en el terreno y obteniendo información por medio de la captura de imágenes; y Reconocimiento y Vigilancia con UAV (Aviones No Tripulados), que gracias a los drones proporciona seguridad a las tropas a través de la obtención de imágenes en tiempo real, evitando posibles ataques o emboscadas.

Las técnicas mencionadas en estos cursos, como hacer seguimientos y contravigilancias, colocar micrófonos, utilizar cámaras discretas, crearse una identidad falsa... parecen encajar con el trabajo de un detective privado, como se indica en la documentación del contrato, pero también con el de un espía o el de cualquier agente operativo de un servicio de inteligencia e información.

Contratación externa

Llama la atención que el Ejército de Tierra, a través de la Fuerza Terrestre, busque a una empresa privada para formar en estos ámbitos a los militares del Regimiento de Inteligencia nº 1, y que no sean los propios militares de la unidad los que formen a los nuevos.

También cabría la posibilidad de que el Ejército de Tierra recabara la colaboración, con algún tipo de acuerdo o convenio, de alguno de los servicios de información e inteligencia cuyos efectivos utilizan habitualmente estas técnicas.

Sería el caso de la Brigada de Información de la Policía Nacional y del Servicio de Información de la Guardia Civil, unidades que se dedican a la obtención, recepción, tratamiento, análisis y difusión de la información de interés para el orden y la seguridad pública, con especial atención a la persecución de organizaciones terroristas.

Y sería el caso también del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), cuyos agentes operativos trabajan tanto en España como en el extranjero para “obtener información por medios y procedimientos propios, de informaciones que no suelen circular por los canales convencionales”.

Sin embargo, no son agentes del CNI ni policías ni guardias civiles de Información quienes van a instruir al Regimiento de Inteligencia del Ejército en técnicas de espionaje, sino una empresa privada, por ejemplo podría resultar adjudicataria una agencia de detectives.

ECD se puso en contactó con el Cuartel General del Ejército de Tierra (en Madrid), con el Cuartel General de la Fuerza Terrestre (que tiene su sede en Sevilla) y con el Regimiento de Inteligencia nº 1 del Ejército (en Valencia), para saber por qué se ha recurrido a licitar un contrato para que una empresa privada imparta esta formación.

Al cierre de esta edición no se había recibido ninguna respuesta. Tampoco se había recibido contestación de un portavoz del Centro Nacional de Inteligencia, al que se le planteó la pregunta de si el CNI colabora o no con las Fuerzas Armadas para formar a los militares como los del Regimiento de Inteligencia en tácticas propias de los agentes operativos de los servicios secretos.

También externaliza las prácticas de tiro

Lo cierto es que el contrato de cursos de formación para el Regimiento de Inteligencia nº 1 incluye otros cursos de los que también llama la atención que se externalicen.

Es el caso del “Curso teórico-práctico de formación en tiro de combate, en movimiento tanto con fuego real como con munición de instrucción”. En vez de que sean instructores militares, de esa misma o de otra unidad, de nuevo se busca a una empresa privada para “incrementar el nivel de las capacidades en auto-defensa ante situaciones de utilización de la fuerza, del personal destinado en el RINT1 que se desplace a Zona de Operaciones”.

En cinco jornadas de ocho horas de ejercicios teórico-prácticos, que se desarrollarán en el Campo de Maniobras y Tiro de “Montaña Negra” (Castellón), la empresa elegida tendrá que enseñar a los militares del regimiento distintos aspectos relacionados con el tiro de combate.

Se valorará que los instructores de tiro “hayan pertenecido a las Fuerzas Armadas o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con experiencia demostrable en labores de formación en las materias a tratar”.

En este caso, el ‘temario’ abarca normas de seguridad en el tiro, ejercicios de puntería, posiciones de tiro de combate, ejercicios de recarga táctica (cambios de cargador), ejercicios de tiro de combate con un blanco, ejercicios de tiro de combate con blancos múltiples, recorrido de tiro dinámico individual, ejercicios en binomio, ejercicios con ayudas a la puntería (punto rojo y mira holográfica)...

También se contemplan ejercicios con mano débil arma corta, ejercicios con mano débil arma larga, ejercicios a muy corta distancia (CQB), en modo operaciones discretas, transición de arma corta a arma larga y a la inversa, tiro de combate en equipo, tiro defensivo–reactivo, tiro de combate ofensivo, tiro en modo nocturno/visibilidad reducida (punteros láser, linterna táctica, visores nocturnos y térmicos), tiro desde vehículos (estático y dinámico), tiro a objetivos en el interior de vehículos, tiro en el interior de objetivos (CQB), tiro desde edificios y tiro en modo doble acción con el empleo de munición de instrucción (Simunition).

Ciberseguridad: robo de información

El Curso de Ciberseguridad va dirigido al Grupo de Obtención por Sistemas Aéreos IV/1, que se dedica al reconocimiento y vigilancia de zonas pasivas, puntos de interés o elementos hostiles, a través de la adquisición de imágenes en tiempo real. Cuenta para ello con drones de vigilancia.

En este caso el objetivo es “proporcionar el aprendizaje, perfeccionamiento y profundización en el conocimiento de la ciberseguridad que permita desarrollar los cometidos en operaciones de mantenimiento de paz, con una adecuada destreza y seguridad” y “potenciar y perfeccionar los niveles de conocimiento de los parámetros de las amenazas informáticas en entornos Windows y dispositivos móviles, la seguridad en las nuevas tecnologías, gestión de incidentes y análisis de los mismos, utilización de contra-inteligencia, composición y gestión de virus, malware, etc”.

Los militares que se formen en este curso estudiarán análisis de incidentes y forense básico (uso seguro de las nuevas tecnologías, robo de información...), análisis de incidentes y forense avanzado (gestión de incidentes de seguridad, análisis de artefactos en Windows, análisis forense en dispositivos móviles Android e iOS, análisis de Malware y técnicas y herramientas de búsqueda de información y análisis OSINT, es decir, inteligencia de fuentes abiertas), y análisis de dispositivos móviles (análisis de vulnerabilidades de dispositivos y aplicaciones, desarrollo seguro de aplicaciones móviles y contramedidas y planes de mitigación de riesgos”.

Por último, con el curso de “Expresión oral” se espera “dotar al personal asistente de conocimientos y habilidades avanzadas, para que sean capaces de realizar exposiciones orales de alto nivel e impacto” en zona de operaciones.

Aprenderán a cuidar la comunicación no verbal (a voz, velocidad, ritmo y pausas, la mirada, los gestos), cómo realizar finales en alto, gestionar situaciones ante auditorios difíciles, “cómo hacer un buen ‘elevator pitch’”, utilizar en una conferencia herramientas como vídeos, lecturas, dinámicas de grupo, Power Point, Prezi...

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable