Defensa

Catorce euros al día para manutención, el plus a los militares de la ‘Operación Balmis’

El Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, la UME y la Inspección General de Sanidad de la Defensa están aplicando criterios distintos para compensar el despliegue con días libres

Militares con equipos de protección NBQ.
photo_camera Militares con equipos de protección NBQ.

¿Cuánto cobran los militares por participar en el despliegue contra el coronavirus, la llamada ‘Operación Balmis’? La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), con representación en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas), pidió al Ministerio de Defensa que le detallara qué indemnizaciones perciben los miembros de las Fuerzas Armadas por este dispositivo especial que comenzó el 16 de marzo.

Confidencial Digital ha podido consultar la respuesta dada por el departamento de Margarita Robles a esta cuestión.

La respuesta del ministerio

Según Defensa, “el Real Decreto 462/2002 sobre indemnizaciones por razón de servicio establece claramente los motivos y tipos de indemnizaciones (pluses, dietas, IRE, etc.) que el personal de las FAS que está actuando en la operación BALMIS puede percibir en función de los distintos tipos de comisiones de servicio y circunstancias que pueden darse dentro del desarrollo de la operación”.

Añade que “cuando se indemniza mediante pluses (devengo de dietas formando unidad), los porcentajes a aplicar en el caso previsto en el artículo 15.1 de dicho Real Decreto, serán los fijados por cada Autoridad que autorice cada comisión (Ejércitos/Armada/UME/ IGESAN) en términos equivalentes a los que se perciben por participación en maniobras o ejercicios”.

En cuanto a los detalles del alojamiento, “cada Ejército podrá informar al respecto de donde se aloja cada una de sus unidades durante la operación BALMIS. En el caso de alojamiento en hotel, la indemnización que corresponde la establece el Real Decreto 462/2002”.

Por último, “en relación al personal de las FAS no sanitario pero con titulación civil, se informa de que se ha recopilado la información y será IGESAN como organismo competente, el que solicite comisionar a este personal en caso de que sea necesario, percibiendo las mismas indemnizaciones que el resto del personal que participa en la operación, conforme regula el RD 462/2002”.

Dietas de manutención

Desde la Asociación de Tropa y Marinería Española señalan que, en la mayoría de los casos, los militares de las unidades movilizadas en actividades de la ‘Operación Balmis’ (patrullas, desinfecciones, traslado de material...), sobre todo del Ejército de Tierra, no salen de sus provincias, y pese a hacer muchas horas, vuelven a dormir a sus cuarteles.

Por ese motivo, no se les tienen que abonar dietas de alojamiento. A la mayoría de militares desplegados sólo se les están pagando dietas de manutención.

Esa dieta de manutención, en total, es de 28,21 euros, de acuerdo con el Real Decreto 462/2002. Sin embargo, hay que aplicar unos criterios y cálculos para el devengo de las dietas, según el artículo 12.1 de dicho decreto.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

“A efectos de la percepción de los devengos por el personal que lleve a cabo las diferentes misiones asignadas fuera de su término municipal: - Actividades que se inicien antes de las 14.00 y finalicen después de las 16.00 del mismo día, con un mínimo de 5 horas de duración: 50% importe por manutención; - Actividades que se inicien antes de las 14.00 y finalicen al día siguiente antes de las 14.00: 100% importe por manutención”.

De forma que en casi todos los casos se divide entre dos, que da 14,11 euros. “Si a esto descontamos comida”, es decir, la bolsa para comer en mitad de la operación que reciben los militares desplegados, señalan desde ATME, “¿qué crees que cobra un soldado por trabajar?”.

Hay que recordar, como se contó en estas páginas, que en los primeros días de la ‘Operación Balmis’ circuló un mensaje, que tuvo mucho éxito entre miembros de las Fuerzas Armadas, en el que se destacaba que el despliegue militar no iba a costar ni un euro a los españoles: entre otras cosas, porque no cobran dietas.

Ha habido diferencias entre unidades, pero en principio y según las circunstancias se han de abonar al menos esas dietas por manutención.

Los días recuperables

En ATME lamentan en general las diferencias que se están produciendo entre las condiciones que se aplican en unas unidades u otras de las Fuerzas Armadas, en cuanto a las dietas, pero también en lo que respecta a las indemnizaciones en días libres por los días trabajados por este despliegue.

La respuesta del Ministerio de Defensa indicaba que los criterios los fija cada autoridad que da luz verde a la comisión de cada unidad militar. Es decir, que hay distintos criterios entre el Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, la Unidad Militar de Emergencias y la Inspección General de Sanidad de la Defensa.

“Con lo que deja a criterio de la autoridad que autorice cada comisión, algo que según el jefe dará lugar a desigualdades”, lamentan desde ATME.

El despliegue de la ‘Operación Balmis’ está obligando a realizar jornadas de trabajo de hasta doce y catorce horas, según testimonios de los militares participantes, sobre todo en los inicios del dispositivo especial frente al coronavirus.

Eso va a provocar que muchos militares superen las horas y días de trabajo establecidos. Sin embargo, la normativa sólo permite que se les compense con un máximo de diez días libres al año extra, de acuerdo con la Orden DEF/1363/2016, de 28 de julio, por la que se regulan la jornada y el régimen de horario habitual en el lugar de destino de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Por eso, aunque con este despliegue superen esa compensación, no se les devolverá, en principio, más allá de ese límite de diez días.

En la Asociación de Tropa y Marinería Española están preparando una petición al Ministerio de Defensa para que adopte medidas especiales por la ‘Operación Balmis’, que había movilizado a 89.780 militares a fecha de 12 de abril.

Su solicitud irá en la línea de pedir que “el subsecretario de Defensa marque unos criterios de interpretación a la Orden DEF/1363/2016 para el personal que participa en la ‘Operación Balmis’, que garantice el respeto al espíritu de la norma citada y el establecimiento de un régimen de descansos homogéneo para todo el personal implicado, basado en criterios objetivos, de conformidad con la disposición final tercera” de esa orden.

Y es que denuncian “los diferentes criterios que se están produciendo en las unidades en cuanto a los días de descanso obligatorio, adicional o tiempo de descanso por participación en la Operación Balmis, y que el número de días adicionales determinado en la norma se antoja insuficiente para corresponder el exceso de jornada que está soportando una parte del personal”.

Su idea es que la modificación de la orden suprima el límite de diez días adicionales “para situaciones excepcionales y el personal implicado en las mismas, debido a que muchos de ellos compatibilizan estas misiones con servicios de seguridad u orden en las unidades, por lo cual excederán muchos de ellos ampliamente dicha cantidad”.

El cambio también incorporaría “unos criterios objetivos -en la medida de lo posible- para que se establezca la ampliación del número de días de descanso adicional, en atención a las circunstancias”.

El periodo de disfrute de los días adicionales, debido a desconocerse el momento en que finalizará las necesidades de intervención del personal militar en la actual situación de alarma, se ampliría al año 2021, consideran en la Asociación de Tropa y Marinería Española, y así lo pedirán al Ministerio de Defensa.

Debate por el Coperfas

Estas propuestas las pretenden plantear en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas), el órgano de representación de las asociaciones profesionales de militares.

Sobre una eventual reunión del Coperfas -virtual, claro-, existen discrepancias entre las asociaciones. La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (Asfaspro) y la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) han pedido que se reúna de forma urgente, para tratar los “graves problemas” que sufre el colectivo militar por el coronavirus y por la ‘Operación Balmis’.

Por contra, la Unión de Militares de Tropa (UMT) y la Asociación Profesional de Oficiales de Carrera (Aprofas) no consideran oportuna la convocatoria de el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, al no darse las condiciones oportunas para tratarse los temas ordinarios, y al tenerse que priorizar la operación contra el coronavirus.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes