Defensa

Los militares reivindican que el despliegue de las Fuerzas Armadas por el coronavirus no va a costar ni un euro a los españoles

Circulan mensajes entre la tropa donde se recuerda que ellos no tienen horario ni van a cobrar horas extra pese a intervenir de forma decisiva en la emergencia sanitaria

Militares desplegados contra el coronavirus.
photo_cameraMilitares desplegados contra el coronavirus.

“Las Fuerzas Armadas, las Fuerzas de Seguridad del Estado, que ahora percibimos como un escudo insustituible, y no como un gasto superfluo...”: estas palabras de Pedro Sánchez al hacer balance de la primera semana de estado de alarma provocaron un gran revuelo entre militares, policías nacionales, guardias civiles, mossos d’Esquadra, ertzainas y policías locales.

Muchos reaccionaron indignados, con comunicados y quejas de sindicatos y asociaciones profesionales, así como mensajes en las redes sociales, para responder asegurando que el “gasto superfluo” era el que iba a pagar los sueldos de los políticos, que además no habían sabido gestionar la crisis del coronavirus.

En este contexto, Confidencial Digital ha podido comprobar ahora que entre muchos miembros de las Fuerzas Armadas circula estos días un mensaje con un tono muy reivindicativo sobre el papel que están jugando en la intervención del Estado frente a esta emergencia sanitaria.

¿Cuánto va a costar el despliegue militar?

“Y ahora que tanto se habla del papel de las Fuerzas Armadas en el estado de alarma, ¿cuánto nos va a costar a los españoles el despliegue de las Fuerzas Armadas?”. Así comienza el texto que militares, sobre todo de Tropa y Marinería pero también de otras escalas, de Tierra, Armada y Aire, de la UME y de la Guardia Real, están publicando en sus redes sociales y están enviando a sus contactos por servicios de mensajería como WhatsApp y Telegram.

El mensaje emplea un tono irónico, y se centra sobre todo en ese punto: el coste, el gasto que supondrá la ‘Operación Balmis’ que comenzó el 16 de marzo, tras la declaración del estado de alarma por el Gobierno de Pedro Sánchez, y que ha ido progresivamente aumentando en importancia hasta llegar a 3.111 militares desplegados este jueves en 203 localidades de España.

La sarcástica respuesta sobre el coste de este plan que se ofrece en este ‘manifiesto’ es que “inicialmente no es fácil estimarlo”. Para añadir inmediatamente: “pero con una serie de extrapolaciones matriciales inversas cuatridimensionales cuánticas del copón, se calcula que la cantidad exacta es NADA. A los españoles no les va a costar NADA, ni un euro”.

Sin horas extra

El “coste cero” que tendría este despliegue de las Fuerzas Armadas se explica “porque los militares no entienden de horarios, ni de días laborables, ni saben lo que es cobrar horas extra”, según el mensaje citado que están haciendo circular los militares.

Subrayan también que los miembros de las Fuerzas Armadas “cuando se les necesita están siempre, las 24 horas, los 365 días del año, todo por el mismo precio, sin esperar nada a cambio más que la satisfacción del deber cumplido”.

Y a cuenta de todo el trabajo que están haciendo, sin horarios tasados (algunos militares desplegados están realizando jornadas de hasta 14 horas) y sin cobrar horas extras, añaden una queja por sus bajos salarios: “Otro dato, ¿cuáles son los servidores públicos y/o funcionarios que tienen unas menores retribuciones del sector público? ¡Adivina!”.

Las asociaciones profesionales de militares llevan años presionando para que el Ministerio de Defensa apruebe una subida salarial. Sobre todo tras ver cómo los policías nacionales y guardias civiles han conseguido arrancarle al Ministerio del Interior un acuerdo por la equiparación salarial con los agentes de las policías autonómicas.

El mensaje reivindicativo acaba resumiendo: “Ahí lo dejo, por si hay alguien preocupado por los costes” de la ‘Operación Balmis’.

Agradecimiento ciudadano y de las autoridades

La movilización de unidades de las Fuerzas Armadas para patrullar las calles, garantizar el confinamiento, desinfectar espacios públicos y colaborar en la instalación de infraestructuras sanitarias y de acogida ha provocado una corriente ciudadana de simpatía y agradecimiento hacia los militares, que suelen ser junto a las Fuerzas de Seguridad uno de los colectivos mejor valorados en las encuestas.

Sólo ha habido excepciones, como la de los independentistas catalanes que llevan días expresando su rechazo a la participación de las Fuerzas Armadas en el despliegue en su comunidad autónoma, pese a que ni siquiera ha llegado a haber patrullas de presencia y reconocimiento en Cataluña, lo mismo que en el País Vasco.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, sí ha querido expresar su agradecimiento a los militares en una carta enviada a las asociaciones profesionales representadas en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas.

También el rey Felipe, Pedro Sánchez (pese a expresarlo de esa forma que le provocó tantas críticas) y otras autoridades, incluida la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, han tenido palabras de elogio hacia la eficacia del trabajo de las Fuerzas Armadas contra el coronavirus.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable