Defensa

Un ex militar solicita el reingreso alegando que fue expulsado tras una denuncia falsa por violencia de género

El cabo primero ha presentado ante el Supremo un escrito en el que la denunciante reconoce que le acusó para cobrar una ayuda

Militares españoles.
photo_camera Militares españoles.

Un cabo primero del Ejército de Tierra fue expulsado de las Fuerzas Armadas en octubre de 2018 tras ser condenado por un delito de violencia de género.

La ley de tropa y marinería en su artículo 10.2.i) recoge que se dará por finalizado el compromiso con las Fuerzas Armadas “(…) Por la imposición de condena por delito doloso y teniendo en consideración el tipo de delito y la pena impuesta, podrá también resolverse el compromiso, previa tramitación de un expediente administrativo con audiencia del interesado”. 

Actualmente, el militar se encuentra recurriendo la sentencia ante el Supremo alegando que, de conformidad con la modificación de la norma sobre Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas en 2014 se deberá tener en consideración el tipo de delito y la pena impuesta. Además, la audiencia del interesado nunca tuvo lugar. 

El vídeo del día

IAG pierde 6.923 millones en 2020 frente a beneficios de 2019 por el Covid

Confidencial Digital ha tenido acceso a las cartas que hizo llegar la denunciante al cabo en las que reconoció la falsedad de su denuncia.

Una discusión que acaba en expulsión del Ejército

El militar fue denunciado por violencia de género el 7 de junio de 2018, tras una discusión con su expareja.

Tras pasar cuatro días en prisión, su abogado de oficio le comunicó las dos opciones que tenía. Podía aceptar una condena de conformidad o volver a prisión preventiva de 8 a 9 meses como mínimo hasta que saliera el juicio.

El militar que presentaba un cuadro de ansiedad, que ECD ha podido contrastar con el parte médico del efectivo, acabó decantándose por la condena de conformidad y fue expulsado del Ejército. En casa le esperaba su nueva pareja que, viviendo un embarazo de riesgoECD ha podido contrastar el parte médico de aborto diferido de su mujer, que acabó perdiendo al niño el día 9 de junio, mientras el militar permanecía bajo arresto.

El 3 de octubre de 2018 se hizo efectiva la resolución del compromiso con las Fuerzas Armadas.

Una ‘supuesta’ denuncia falsa

Unos días después de la denuncia, con el militar en libertad, la denunciante le hizo llegar varias notas a las que ECD ha tenido acceso.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)

En una de ellas, la expareja reconoce que se inventó la denuncia: “Me equivoqué inventándome toda esta historia de la violencia de género. Mi amiga (…) me volvió loca con el rollo de cobrar una ayuda y me dejé llevar, lo siento. (…)”.

cartas Silvia

En otra nota que acompaña de una fotocopia de su DNI, la expareja declara que realizó la denuncia tras una discusión, que fue como otra cualquiera y que se fue de las manos por los efectos del alcohol de ambos.

cartas Silvia1

cartas Silvia2

ECD ha tratado de ponerse en contacto con la denunciante sin obtener respuesta por su parte.

Recurso de casación

El cabo primero solicita ser readmitido en las Fuerzas Armadas. Ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo ya que, de conformidad con la modificación de la disposición final cuarta de la Ley Orgánica 8/2014, un delito doloso no suponga la expulsión inmediata, sino que tenga en cuenta la pena impuesta y el tipo de delito.

En el recurso, revisado por ECD, alegan un erróneo o desproporcionado examen de las exigencias en la valoración del caso, lo cual motiva su disconformidad y desacuerdo con la sentencia condenatoria.

Además, ha presentado todas las pruebas que sostienen que la denuncia por violencia de género fue falsa junto a los informes favorables de sus superiores.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?