Defensa

Un juzgado togado investiga si un médico militar trabaja en el Gómez Ulla sin las acreditaciones necesarias

La Guardia Civil acudió hace unas semanas al Hospital Central de la Defensa de Madrid para que prestara declaración. Se indaga sobre la formación en Medicina que tenía antes de ingresar en las Fuerzas Armadas

Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.
photo_camera Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

Un teniente médico del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, en Madrid, es objeto de una investigación que dirige un juzgado togado y de la que se encarga la Guardia Civil como policía judicial.

Así lo ha podido confirmar Confidencial Digital por hasta seis fuentes, bien situadas en el Cuerpo Militar de Sanidad, que coinciden en afirmar que agentes del Instituto Armado acudieron recientemente al hospital para que el teniente investigado declarara.

La entrada de los guardias civiles en el Hospital Gómez Ulla, situado en el distrito madrileño de Carabanchel, tuvo lugar a finales del mes de julio. De esta diligencia informaron al general director del hospital.

El teniente médico investigado se marchó con los agentes, por lo que entre el personal del hospital militar se dio por hecho que había sido detenido. Sin embargo, otras fuentes del centro aseguran que el oficial no fue detenido, sino que simplemente acudió a declarar a la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid.

Investigación de un juzgado militar

Militares del hospital que han tenido conocimiento del asunto aseguran que la Guardia Civil se encarga de la investigación sobre este teniente médico que dirige la justicia militar, concretamente uno de los dos juzgados togados militares territoriales que tienen sede en Madrid (el 11 y el 12) y que dependen del Tribunal Militar Territorial Primero.

¿Por qué un juzgado militar estaría investigando a un teniente médico del Hospital Gómez Ulla? Aunque la investigación se encuentra bajo secreto de sumario, todas las fuentes consultadas coinciden en apuntar que se está intentando comprobar posibles irregularidades en la documentación que sustenta el currículum académico y profesional del teniente.

Médico civil que dio el salto a militar

El teniente médico actualmente destinado en el Hospital Central de la Defensa se presentó a la oposición de ingreso al Cuerpo Militar de Sanidad, especialidad de Medicina, por la vía “con titulación”.

En la Escuela Militar de Sanidad, dentro de la Academia Central de la Defensa, estudian tanto alumnos que no tienen formación médica previa y que quieren convertirse en médicos militares, como médicos civiles que quieren dar el salto a las Fuerzas Armadas.

Este sería el caso del teniente médico investigado. Ingresó en la Escala de Oficiales del Cuerpo Militar de Sanidad acreditando que era médico civil, que había pasado el examen MIR (Médico Interno Residente) y que había ejercido la Medicina en varios hospitales civiles en Madrid y en otras provincias.

 

Tras formarse en la Escuela Militar de Sanidad, los alumnos salen como tenientes médicos y comienzan a trabajar en unidades y hospitales militares, antes de hacer la especialidad.

Según cuentan en el Gómez Ulla, este teniente médico pasó un tiempo en una unidad del Ejército de Tierra en Zaragoza. A principios de 2020 fue enviado a Madrid, al Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

Este hospital militar recibió a los primeros españoles en cuarentena por el coronavirus, al ser repatriados de Wuhan, en China. Después, cuando estalló la epidemia en España con la explosión de casos a principios de marzo, el Gómez Ulla se vio desbordado igual que la red hospitalaria civil en toda España, especialmente en la Comunidad de Madrid.

El teniente médico pidió quedarse como voluntario en el Hospital Central de la Defensa, y según personas que coincidieron con él, trabajó como médico intensivista en el gimnasio del centro que se habilitó para atender a pacientes infectados de Covid-19 cuando se desbordaron las UCIs.

Sospechas sobre su currículum

Sobre el trabajo que desempeñó en esos meses más duros de la crisis sanitaria, y sobre su desempeño en general en el Gómez Ulla hay distintas versiones: unos aseguran que trabajó de manera “ejemplar” en la primera ola y que se lleva bien con todos sus compañeros; otros afirman que algunos sanitarios civiles rechazaban trabajar con él y que era “conflictivo”.

En todo caso, por esas fechas, en 2020, comenzaron las sospechas. Al parecer, mandos del hospital empezaron a detectar posibles omisiones, ausencias e incongruencias en la documentación que acreditaba sus títulos formativos, de la universidad, y su experiencia laboral como médico, incluida sobre la especialidad como intensivista.

Algunas fuentes apuntan que esas sospechas fueron elevadas a la dirección del hospital, sin que eso provocara aparentemente ninguna intervención concreta sobre el asunto.

Sin embargo, sí que se abrió en algún momento la investigación judicial que condujo a que la Guardia Civil se presentara en el Gómez Ulla para llevarle a declarar.

Cabe señalar que varios artículos del Código Penal castigan el intrusismo y el ejercer cargos y profesiones sin tener la certificación para ello.

Fuentes de la Sanidad Militar apuntan que, a raíz de esta investigación, se ha comprobado que el teniente médico fue rechazado en 2010 en la oposición de ingreso a la Escala de Oficiales del Cuerpo Militar de Sanidad. Efectivamente, el Boletín Oficial del Estado le cita como excluido condicional de Enfermería. La causa de la exclusión fue "no acreditar los estudios exigidos".

Defensa y el hospital no responden

ECD se puso en contacto con un portavoz del Ministerio de Defensa, para tratar de recabar más datos sobre este asunto. Al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Tampoco hubo respuesta del Hospital Central de la Defensa. ECD trató de ponerse en contacto con el general director del hospital, pero fue derivado a la oficina del coronel subdirector, donde tomaron nota pero no devolvieron la llamada.

De igual forma, Confidencial Digital intentó ponerse en contacto con el teniente médico investigado a través de otros militares. Tampoco hubo respuesta a estas gestiones.

Especialidad

Actualmente este teniente médico sigue dependiendo formalmente de la Academia Central de la Defensa. Cuando obtienen el empleo de teniente y terminan la formación académica, los alumnos de este centro realizan unos años de ‘prácticas’ en unidades.

En el caso de los médicos, al término de esa etapa es cuando realizan la especialidad que han escogido. En ese punto de su formación como médico militar se encuentra el teniente investigado.

La información de que hay una investigación abierta sobre este oficial ha circulado entre los militares del Hospital Gómez Ulla y otros del Cuerpo Militar de Sanidad, donde ha provocado sorpresa y muchos comentarios.

Distintas fuentes apuntan diversos motivos más concretos de qué se estaría investigando del currículum académico y profesional del teniente médico. Sin embargo, al mismo tiempo señalan que los otros sanitarios que trabajan con él en el Servicio de Anestesiología y Reanimación en el que ahora estaba trabajando no han sido oficialmente informados de las diligencias de investigación. Tampoco hay constancia de que se hayan tomado medidas disciplinarias provisionales contra él.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes