Defensa

Una unidad policial de Ecuador copia la simbología de la Legión, incluido el Cristo de la Buena Muerte

Se trata del “Grupo Élite de la Comisión de Tránsito”, que desfila en actos militares y religiosos, utiliza un chapiri negro y recita el “credo” redactado por Millán Astray. Vea vídeos

Grupo Élite Legionario de la Comisión de Tránsito del Ecuador, en procesión con un Cristo.
photo_camera Grupo Élite Legionario de la Comisión de Tránsito del Ecuador, en procesión con un Cristo.

“La bandera de la Legión será la más gloriosa, porque así lo indica toda la dureza de sus legionarios”: no es un error al recitar el “Credo Legionario”, sino la versión que utilizan los legionarios de Ecuador.

Confidencial Digital ha podido saber que en las últimas semanas y meses han circulado por grupos de WhatsApp, páginas de Facebook y otros foros de legionarios en activo y veteranos imágenes y vídeos de los legionarios de la “Comisión de Tránsito del Ecuador”.

Este cuerpo se encarga de controlar el tráfico terrestre y la seguridad vial en Ecuador. Cumple funciones análogas a las que ejerce en España la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, o las unidades de Tráfico de las policías autonómicas (Mossos y Ertzaintza).

En fechas recientes, la Comisión de Tránsito del Ecuador ha creado el “Grupo Élite Legionarios”. El comandante de la unidad, el general Armando Freire, explicó en un vídeo del mes de diciembre que se ha puesto en marcha ese grupo para representar a la República de Ecuador en actos castrenses y religiosos.

El vídeo se ilustra con imágenes de actos en los que ya han participado los legionarios ecuatorianos. Se trata de imágenes recientes, ya que los agentes se cubren con mascarillas, es decir, ya se había extendido la pandemia del coronavirus.

 

El chapiri y el Cristo de la Buena Muerte

Lo que ha chocado a los militares españoles, en activo o retirados, que han visto las imágenes, es que la unidad de esa policía de tráfico ecuatoriana no se ha limitado a adoptar el nombre de “legionarios”, que podría remitir a las legiones romanas o a la Legión Extranjera francesa.

Casi toda la simbología que rodea al “Grupo Élite Legionarios” es prácticamente un calco, una copia de la Legión española que fundó José Millán Astray en 1920. La primera semejanza es obvia: cuando desfilan, sus integrantes van cubiertos con una gorra muy similar al chapiri de la Legión. En el caso de Ecuador, es negro y no verde, pero lleva incluso una borla como en España.

En el vídeo se escucha de fondo a los legionarios cantar algunos versos de ‘El novio de la muerte’, el cántico suele acompañar a las procesiones con el Cristo de la Buena Muerte.

Es más: la Comisión de Tránsito del Ecuador también ha adoptado la procesión con una imagen de Cristo crucificado. Tal y como se puede ver en el vídeo de un acto, imitan los movimientos, los cánticos y casi todos los detalles del traslado del Cristo de la Buena Muerte que protagonizan los legionarios españoles en Málaga cada Jueves Santo.

El “Credo legionario”

Como se ha indicado, también la inspiración de esa unidad ecuatoriana ha alcanzado al Credo legionario, una serie de lemas que escribió José Millán Astray para condensar la idiosincrasia propia de la Legión.

En la presentación del “Grupo Élite” de la Comisión de Tránsito del Ecuador, su general al mando recita algunos “espíritus”, de forma resumida o modificando ligeramente la redacción original.

“El espíritu legionario, en su espíritu de compañerismo, en su espíritu de amistad”, va citando, así como “el espíritu de socorro, el espíritu de la marcha, el espíritu del sufrimiento y la dureza, el espíritu de acudir al fuego, el espíritu de la disciplina cumplida: cumplirá su deber, obedecerá hasta morir”.

Habla también del espíritu de combate y del espíritu de la muerte, y termina diciendo: “La bandera de la Legión será la más gloriosa, porque así lo indican todas las bravezas de sus legionarios. Todos los hombres legionarios son valientes, todos los hombres legionarios son bravos, cada nación tiene su forma de bravura. Aquí es preciso demostrar qué pueblo es el más valiente”.

Con algunos cambios, es básicamente el “Credo” que escribió Millán Astray y que los legionarios recitan en desfiles y paradas militares.

En lo que los legionarios de tráfico de Ecuador no se parecen a la Legión española es en el ritmo al que desfilan. Al menos en los vídeos de presentación de la unidad, se les ve marchar a un ritmo más bien lento, muy alejado de los 180 pasos por minuto de la Legión.

Debate entre legionarios españoles

ECD ha podido saber que las llamativas semejanzas de esta nueva unidad dentro de la Comisión de Tránsito del Ecuador ha provocado cierto debate entre militares. Algunos han criticado esa “copia” de algo que consideran casi sagrado, como son los símbolos de la Legión.

También entre veteranos de la Legión, que forman hermandades y plataformas legionarias por España, se ha producido ese debate, entre quienes ven con simpatía esta unidad y quienes expresan cierto rechazo.

“Hay algunos puristas, que creen que tienen el patrimonio de la Legión, pero al final se ha impuesto el respeto hacia estos legionarios de Ecuador”, explican fuentes de estas asociaciones, que sobre todo valoran que esa inspiración en la Legión española se ha hecho con fidelidad y respeto.

Algunos ven positivo sobre todo que en Ecuador parece haber cierta admiración hacia la figura de José Millán Astray. El general Armando Freire recordó al fundador de la Legión en un acto de imposición de insignias a estos nuevos legionarios ecuatorianos.

 

Cabe señalar que a finales de enero la Comisión de Tránsito del Ecuador difundió un vídeo con un “mensaje de la Legión Española”. Aparecen cuatro legionarios, vestidos con uniforme de combate y con las armas, recitan el espíritu de la muerte y mandan un saludo al general Armando Freire y a los legionarios, “por aquella magnífica labor de llevar nuestro nombre de la Legión hasta otro continente”.

 

Viajes de Millán Astray a Hispanoamérica

Desde la Plataforma Millán Astray, un grupo de veteranos de la Legión y simpatizantes que batallan legalmente por conservar las calles y otros símbolos en honor al fundador de esta unidad militar, apuntan que esta unidad de “legionarios” ecuatorianos tiene su precedente en los viajes que Millán Astray hizo a Hispanoamérica.

En los años 20 y 30 José Millán Astray se había convertido en un personaje popular, conocido más allá de España. Fue invitado por autoridades de países como Chile, México y Argentina, donde tuvo recibimientos verdaderamente multitudinarios, como una personalidad famosa.

El vídeo del día

Científicos vinculan desastres climáticos a la inacción
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable