Dinero

Considera el ‘populismo’ un riesgo para la economía

El BCE pregunta a Botín y FG por planes de contingencia contra Podemos

La supervisora jefe aprovecha una visita a Madrid para reclamar información sobre cómo afrontar el impacto en los mercados, cambios de modelo de negocio y presiones en la deuda soberana

Ana Botín y Francisco González.
photo_camera Ana Botín y Francisco González.

Es la primera vez que el BCE se posiciona en su informe mensual contra los movimientos populistas. No menciona públicamente el nombre de ninguna formación política ni de los países en los que están surgiendo. Pero en privado sí señala tres naciones donde ha detectado que los riesgos políticos son mayores: España, Francia y Grecia.

El Banco Central Europeo califica también esta deriva de grave riesgo para la economía. Los populismos que crecen en todos las esquinas del continente y se suman, como elementos desestabilizadores, a la crisis griega y a un enfriamiento de la economía mundial.

El organismo que encabeza Mario Draghi ha alertado en su último Informe de Estabilidad Financiera, correspondiente al mes de mayo, de que “el apoyo creciente a los partidos que entran en la variada gama de los populismos puede retrasar las necesarias reformas fiscales y estructurales”.

El Deutsche Bank, el banco más importante de Alemania, hizo algo parecido el año pasado, cuando en un informe enumeró los riesgos de estas formaciones. Incluía en este grupo tanto a movimientos de derechas de Alemania, Reino Unido, Finlandia, Francia, Italia, Holanda y Austria, como a los de izquierda de Grecia y España.

Con la presencia del BCE en Madrid

El informe del BCE se hizo público este martes, coincidiendo con la cumbre financiera en Madrid que encabezaba la presidenta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), Danièle Nouy. Acudieron a su llamada los primeros espadas de la banca española.

En esa cita, la supervisora jefa del banco central evitó realizar alusiones directas en público a este fenómeno. No quiso interferir en la precampaña electoral. Pero sí aprovechó su visita a España para comentar en privado con los principales banqueros del país este “riesgo político” para la economía.

Planes de contingencia contra el populismo

Fuentes financieras conocedoras de las conversaciones, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, confirman que Nouy no utilizó circunloquios ni medias tintas. Se mostró bastante clara con ellos, pero especialmente con los dos grandes grupos financieros del país: el Banco Santander y el BBVA

Preguntó a Ana Botín y a Francisco González cómo afrontarán sus entidades el impacto en los mercados por la posible llegada de un Gobierno populista. Quiso saber si han previsto un cambio en sus modelos de negocios si comienzan a aplicarse las directivas derivadas de un Ejecutivo de este perfil.

Les reclamó, además, un plan de contingencia ante un escenario en el que Unidos Podemos tenga opciones de alcanzar el poder. Danièle Nouy recordó que esa circunstancia generará de nuevo presiones en la deuda soberana de los países más vulnerables, como es el caso de España.

El BCE, que supervisa a los 129 bancos de la zona del euro que considera más importantes, se ha propuesto estudiar la exposición específica de las entidades y quiere estar al tanto de sus planes de choque para cualquier escenario adverso.

Les recordó también que deben asegurarse de que están dimensionando adecuadamente los riesgos y se encuentran preparados para todas las situaciones posibles tras la cita del próximo 26 de junio.

Una cumbre sin precedentes con la cúpula bancaria

Según las fuentes consultadas, la cita conjunta con Botín, FG, Fainé... y el resto de presidentes de los principales bancos españoles ha sido excepcional. No es nada común un encuentro de estas características con los responsables europeos de supervisión.

 

Hasta ahora, Frankfurt prefería relaciones de carácter bilateral cuando tenía que transmitir alguna instrucción a una entidad en España.

La cumbre convocada tuvo, por tanto, una connotación especial. Por ello, a muchos de los presentes no les sorprendió que la presidenta del MUS aprovechara la visita para dejar en Madrid un mensaje de tanto calado.

Tampoco pasaron por alto que la protagonista de la advertencia fuera la supervisora jefe del BCE. Es la persona, admiten, que mayor respeto impone a los banqueros españoles. Tiene en sus manos las recetas del régimen de funcionamiento de las entidades financieras en el futuro más inmediato.

Bronca a España en Davos por no frenar a Podemos

Hay que recordar que la reacción internacional al avance del partido de Pablo Iglesias, al que ahora se ha sumado IU para formar Unidos Podemos, ya se pudo visualizar hace unos meses en el Foro Económico Mundial de Davos.

Y la recibieron, en primera persona, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, y los principales empresarios del país, entre ellos también Ana Botín y Francisco González.

Tal y como se contó en ECD, los líderes mundiales les expresaron sin rodeos su enorme inquietud por los peligros que, desde su punto de vista, puede acarrear que Podemos tenga opciones de Gobierno.

No solo para España. Temen un efecto contagio que aumente la inestabilidad en todo el sur de Europa. El Gobierno portugués ha sido castigado en los mercados y el del italiano Matteo Renzi está defraudando las expectativas del pasado ejercicio.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?