Dinero

Mensaje de los grandes empresarios catalanes a Mariano Rajoy: “Basta ya de arengas anti catalanas y de comparar Cataluña con Extremadura”

Han utilizado como intermediarios a Alberto Ruiz Gallardón y Luis de Guindos en sus recientes visitas a Barcelona

Artur Mas y Mariano Rajoy, durante un encuentro reciente en Barcelona.
photo_cameraArtur Mas y Mariano Rajoy, durante un encuentro reciente en Barcelona.

Los empresarios catalanes están hartos de la larga deriva independentista en la que está inmersa Cataluña. No ven la luz al final del túnel. Y ese escenario les preocupa cada día más porque la situación está encharcada y no se desatasca en ningún sentido. Pero hay otro aspecto que les inquieta ahora enormemente: la firmeza del discurso del Gobierno.

Según ha sabido El Confidencial Digital de altos directivos que trabajan en Barcelona, los grandes empresarios catalanes -de la talla de José Manuel Lara (Planeta), Isidro Fainé (La Caixa), Salvador Gabarró (Gas Natural), Josep Oliu (Banco Sabadell) o Salvador Alemany (Abertis)- están haciendo llegar a altos cargos del equipo de Mariano Rajoy su “máxima preocupación” por el duro discurso del Gobierno hacia Artur Mas.

Moderar el tono agresivo del Gobierno

“Basta ya de arengas anti catalanas y de comparar Cataluña con Extremadura”. Este es el mensaje, según fuentes conocedoras de los contactos consultadas por ECD, que varios ministros han llevado hasta la mesa de Mariano Rajoy en los últimos días de parte de estos importantes ejecutivos catalanes.

Consideran que esa respuesta tan firme de las últimas jornadas a las pretensiones independentistas de la Generalitat -sin apenas dejar margen para el diálogo y el entendimiento, pero a la vez sin mover ficha- está ayudando al nacionalismo a ganar más adeptos entre la población catalana.

Evitar a toda costa un ‘choque de trenes’

Concretamente, entre los grandes empresarios catalanes no gustó la ofensiva que Rajoy inició la semana pasada contra Cataluña en su comparecencia en el Senado. “Decir que el presupuesto maltrata a Cataluña no es verdad.

Es una injusticia, como lo es decir que vamos contra el catalán. Separar y dividir a los catalanes del resto es mal asunto. El primer derecho que tiene un ciudadano es que se le diga la verdad y no ser confundido con prejuicios y agravios”, declaró el presidente.

Y este escenario, aseguran, hace inevitable que se produzca un ‘choque de trenes’ entre Barcelona y Madrid. Un extremo que los empresarios buscan evitar con esta petición al Gobierno de que suavice sus réplicas a Cataluña.

“Además, que otros ex dirigentes, como José María Aznar o Josep Piqué, también opinen sobre el conflicto, no ayuda a calmar los ánimos”, lamenta un alto ejecutivo catalán.

Encuentro con De Guindos y Gallardón

Las fuentes a las que ha tenido acceso este confidencial revelan que estas advertencias de los grandes empresarios al Gobierno han sido transmitidas personalmente, al menos, a dos miembros del gabinete de Rajoy: al ministro de Economía, Luis de Guindos, y al de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

De Guindos escuchó estas quejas del tejido empresarial catalán durante un viaje la semana pasada a Barcelona.

Mientras, Gallardón cenó el jueves con una nutrida representación de importantes directivos de Madrid y Barcelona. Al encuentro asistieron, entre otros: Javier Godó (Grupo Godó, editor de La Vanguardia); Joaquim Gay de Montellà (presidente de la patronal Foment del Treball); el ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato; o Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL.

Partidarios de mejorar la financiación

A pesar del ‘portazo’ del Gobierno a la propuesta de financiación diferenciada para Cataluña planteada la semana pasada por la líder del PP en la región, Alicia Sánchez-Camacho, el debate está abierto y amenaza con abrir importantes fisuras en el seno del Gobierno y el PP en las próximas semanas.

Según las fuentes consultadas, el ala dura del partido si está radicalmente en contra de esa propuesta. Sin embargo, algunos altos cargos catalanes próximos y con gran influencia sobre Mariano Rajoy, como es el caso de su jefe de gabinete, Jorge Moragas, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, defienden que no hay que cerrar del todo la posibilidad presentada por Sánchez Camacho.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable