Dinero

El ‘Black Friday’ de los funcionarios: cobrarán el viernes una subida de sueldo de 500 euros

Recibirán junto a la nómina de noviembre una compensación por el incremento de los precios en 2022

Funcionarios en una oficina de la administración.
photo_camera Funcionarios en una oficina de la administración.

Los funcionarios de la mayoría de las administraciones están a punto de recibir en la nómina una paga compensatoria de unos 500 euros por el incremento de los precios en 2022. Comenzarán a percibirla desde este viernes, coincidiendo con la campaña de descuentos del ‘Black Friday’.

Según ha podido saber Confidencial Digital, por fuentes conocedoras del proceso, Hacienda lleva semanas trabajando para que en la nómina de este mes de noviembre se incluya una puntual subida de sueldo a los funcionarios para mitigar el impacto de la inflación.

El incremento salarial que el Gobierno ha decretado para los trabajadores públicos tiene una parte retroactiva. Un 1,5%, en concreto, destinada a tratar de limitar la pérdida salarial de este año, y que se suma al 2% que ya se incrementaron los sueldos públicos a comienzos del ejercicio.

Recibirán 500 euros más en la nómina

Según los cálculos de Hacienda a los que ha tenido acceso ECD, la paga que recibirán los empleados públicos ascenderá a unos 500 euros de media. El Ejecutivo decidió que este incremento tuviera carácter retroactivo, y por ello se comienza a contabilizar desde enero. El abono recogerá, además del salario de noviembre, los importes proporcionales de esta subida de sueldo correspondientes a los once primeros meses del año.

De esta manera, se ha establecido que el abono se efectúe este mes, salvo que la habilitación responsable no disponga de la totalidad de los elementos formales necesarios, o en otros supuestos en que por motivos técnicos no resulte posible. En cuyo caso, se abonarán en la primera nómina en que sea posible.

En los recibos de nómina figurará el siguiente literal “Abono compensación incremento 1,5 por ciento 2022”, haciendo constar de forma diferenciada cada uno de los conceptos retributivos sobre los que se aplica dicha subida y las fechas de inicio y fin a las que corresponde el abono.

Se trata de una compensación insólita

Se trata de una paga compensatoria insólita. Fuentes sindicales admiten a ECD que no es habitual que una vez que se ha recogido una subida salarial para este colectivo en los Presupuestos Generales se revise esta subida y se aumente, al menos en los últimos años.

Hasta ahora esto solo sucedía con los pensionistas, a los que sí se les compensaba con una “paguilla” la desviación de los precios (en caso de que estos crecieran más que su revalorización).

El salario medio de un empleado público se sitúa en los 2.884 euros (en 12 pagas), según recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE), con los últimos datos disponibles del 2020 extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

 

Supone esto que los funcionarios tienen un sueldo de más de 34.600 euros brutos anuales, es decir, 2,5 veces más que el salario mínimo interprofesional, situado en los 14.000 euros,

Paga para tres millones de funcionarios

Hay que recordar que el Gobierno acordó con los sindicatos ese incremento que, sin embargo, debe ser aplicado en gran medida por las comunidades. Se tiene en cuenta que, de los 2,7 millones de trabajadores públicos que recibirán ese incremento, 1,6 millones pertenecen a las comunidades.

Los ayuntamientos, por su parte, acumulan cerca de 600.000 empleados, y en la Administración General del Estado desarrollan su labor algo más de medio millón.

Tenían que esperar a cobrar hasta marzo

Hasta ahora, ni siquiera había garantía de que los funcionarios de las autonomías y consistorios lo cobrasen este año y se les trasladó que tendrían que esperar incluso hasta marzo de 2023, el plazo máximo que el Ministerio de Hacienda ha otorgado a estos ámbitos de la Administración.

La regiones se quejaron porque, además de no haber tenido voz en la mesa de negociación, el abono se debe producir a final de año, cuando muchos presupuestos están comprometidos e, incluso, agotados. Pero Función Pública les respondió entonces que los sueldos y nóminas de los trabajadores públicos los abona cada Administración.

El Estado les permitirá endeudarse

Sin embargo, según fuentes del Ejecutivo central, el Estado ha decidido autorizar a las comunidades autónomas a formalizar nuevas operaciones de endeudamiento a largo plazo, o asignar recursos con cargo a los mecanismos adicionales de financiación por el importe equivalente necesario para hacer efectivo el incremento retributivo al personal del sector público antes de final de año.

El crédito extraordinario o suplemento de crédito aprobado para financiar la subida salarial adicional a los funcionarios podrá incorporarse a los correspondientes créditos de los presupuestos de gastos del ejercicio inmediato siguiente.

Con carácter excepcional, las entidades locales que no dispongan de recursos suficientes para financiar las modificaciones de crédito también podrán formalizar un préstamo en la cuantía necesaria con el Fondo de Financiación a Entidades Locales.

El gasto alcanza los 3.000 millones

El gasto adicional, calculan, puede llegar incluso a los 200 millones de euros en el caso de las comunidades con mayor número de empleados públicos. Esta cantidad, previsiblemente, debería ser abonada antes de final de año, aunque desde los sindicatos añaden que puede haber diferencias según el ámbito de la administración.

Si efectivamente es antes de 2023, el abono sería con cargo a los presupuestos de este año, que están ya prácticamente agotados; y si es en el inicio del próximo ejercicio, las cuentas de ese mismo año deberán hacer frente a dos subidas: el 1,5% adicional y el 2,5% fijo más un punto variable del próximo año.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?