Dinero

Bruselas ha aceptado que el Gobierno no concrete la subida de impuestos antes del 10-N para facilitar la investidura

Nadia Calviño ha convencido a la Comisión Europea con el argumento de que si le obligaba a retratarse podía obstaculizar la formación de un Ejecutivo tras las elecciones

Pedro Sánchez y María Jesús Montero.
photo_cameraPedro Sánchez y María Jesús Montero.

Bruselas acaba de advertir a España de que, sin Presupuestos, el déficit público será del 2,2% el año que viene, medio punto superior al previsto por el Gobierno. Pero Nadia Calviño ha conseguido que la Comisión Europa acepte que el Ejecutivo no concrete la subida de impuestos antes de las elecciones para facilitar la investidura.

Por el momento, Pedro Sánchez ha tratado de pasar de puntillas por las subidas de impuestos dentro del giro que ha protagonizado en las últimas semanas, que ha incluido un cambio de tono con el independentismo catalán.

Hasta el punto de que Bruselas envió una carta formal a España, adelantada por ECD, para exigir aclaraciones sobre las medidas incluidas en el borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2020, que el Gobierno de Pedro Sánchez le había remitido.

Le reprochaba el envío de un documento, que resultaba incompleto, ya que obviaba hasta la previsión de ingresos. Advirtió también a la ministra de Economía, Nadia Calviño, de que existe un riesgo elevado de que España se desvíe del ajuste estructural exigido por la UE para el próximo ejercicio.

Bruselas acepta que el Gobierno no se retrate

Una vez recibida la comunicación de la UE, fuentes comunitarias consultadas por ECD daban por hecho que España tendría que enviar su respuesta a la Comisión, solo unas semanas después, para que Bruselas pudiera emitir una opinión definitiva sobre el presupuesto español antes del 30 de noviembre.

En principio, no iba a haber flexibilidad por parte de Europa y el Gobierno tendría que retratarse antes de las elecciones del 10 de noviembre y remitir a Bruselas la actualización del plan presupuestario de 2020, pese a encontrarse en funciones, con el que cumplir con el déficit autorizado por la UE para el año que viene.

Se preveía que Hacienda tuviera que adelantar en ese documento algunas de las medidas recogidas en el proyecto de Presupuestos para 2019, que finalmente no salió adelante, así como las cifras macroeconómicas y la previsión de ingresos y gastos acorde con las medidas fiscales previstas.

Fuentes conocedoras de los cálculos elaborados en el Ministerio de Hacienda explican a ECD que la hoja del ruta del Gobierno prevé una subida de impuestos de casi 6.000 millones de euros para el próximo año, que no ha sido incluida en la comunicación a Bruselas en plena campaña electoral. Y daban por hecho la UE no iba a tolerar que España “le tomase el pelo”.

Calviño ha convencido a la Comisión Europea

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, Bruselas ha aceptado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no concrete la subida de impuestos antes del 10-N para facilitar la investidura tras las elecciones del próximo domingo.

Confirman que ha sido la propia ministra de Economía, Nadia Calviño, quien ha convencido a la Comisión Europea con el argumento de que si obligaba a retratarse a Pedro Sánchez antes de los comicios podía obstaculizar la formación de un Gobierno en España a partir de la próxima semana.

Se tiene en cuenta que una fuerte subida de impuestos, como la que contemplaba el Plan de Estabilidad remitido a la UE en abril, cerraría automáticamente las puertas a una abstención del PP y de Ciudadanos en una investidura de Sánchez.

Moscovici ha quitado hierro a la inestabilidad

Así, el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Pierre Moscovici, ha quitado también hierro este jueves a la inestabilidad política en España y ha destacado que la economía ha “mantenido crecimientos envidiables con gobiernos minoritarios desde 2015”.

Ese, pues, no parece a juicio del comisario un “factor que tenga repercusiones en el crecimiento”, pero sí “en la ralentización en el ritmo de reformas estructurales”.

Por ello, pidió a los responsables políticos (haciendo hincapié en que no iba a entrar a decir cuáles en plena campaña) a adoptar medidas para “apuntalar” la situación económica. “No quiero que mi mensaje sea malinterpretado. A pesar de la bajada de crecimiento, resulta obvio que la economía española está en una situación de mayor fortaleza que en el pasado”, agregó.

España rebasará el déficit por la falta de Presupuestos

La Comisión Europea ha recortado la previsión de España en cuatro décimas, del 2,3% al 1,9%. Sin embargo, dos décimas de esa rebaja se deben a las revisiones ejecutadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras que otras dos décimas se deben a la tendencia observada en el segundo trimestre del año.

“El crecimiento seguirá descendiendo en España del 1,9% al 1,5%, lo que sigue siendo una cifra digna, por encima de la UE”, sostuvo este jueves el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Bruselas prevé, aun así, que la economía española siga enfriándose y entre en esa fase de crecimiento mediocre en el que se instalará el conjunto de la zona euro. En 2021, la expansión será del 1,4%, igualmente por encima de los Diecinueve, pero la brecha se irá cerrando.

El informe señala que los riesgos “a la baja” se producen en un contexto de “elevada incertidumbre”, relativa a tanto a “riesgos externos como domésticos”, como las tensiones comerciales o el comportamiento más precavido de los consumidores, que ante la posibilidad de una época de vacas flacas deciden ahorrar más y gastar menos.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?