Dinero

Cambio de tendencia en la contratación: los mayores de 55 años regresan al mercado laboral

Del primer trimestre de 2022 al segundo el desempleo en ese tramo de edad ha bajado un 0,5%

photo_camera Las empresas apuestan por el talento senior

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay casi 3 millones de personas desempleadas. Del total, al menos medio millón (543.000) tienen más de 55 años y su incorporación en el mercado laboral era, hasta ahora, una utopía.

Esta situación ha empezado a revertirse a partir de la pandemia y las empresas cada vez apuestan más por los perfiles sénior. Del primer trimestre de este año al segundo, el desempleo en mayores de 55 ha descendido del 12,2% al 11,7%.

A pesar de que las personas de esta edad comienzan a incorporarse ahora al mercado laboral, lo cierto es que España se encuentra entre los países que más lento contrata a las personas mayores de 55 años.

Europa sigue una modalidad de contratación, aunque más rápida que España, también lenta. Esto se debe, según explica Sergi Ramo, CEO de groWZ Consultants, por la población tan envejecida que tenemos. “En 20 años el colectivo más amplio será el de los senior”, explica a ECD.

El mercado laboral discrimina a los mayores de 55 años

La edad se ha convertido ya en la primera causa de discriminación laboral, por delante del género, sumando un total del 25% de los casos totales de desigualdad laboral.

Sergi Ramo indica que hay una tendencia general a hablar mucho de la diversidad, enfocándonos en ideas como la multiculturalidad o la paridad de género, pero nadie habla de la asignatura pendiente de las empresas españolas: la edad. “Hay empresas que consideran que no es muy sexy incorporar a personas mayores y y apostar por la diversidad generacional”, indica.

El talento sénior avanza posiciones

La tendencia aumentará de cara a las próximas décadas debido también a la población tan envejecida que hay en España. La inversión de la pirámide demográfica obligará a que estas empresas cuenten con trabajadores de este tramo de edad.

La incorporación de trabajadores sénior a la empresa es una realidad que ha de afrontar cuanto antes el mercado laboral, porque lejos de disminuir, se prevé que en el año 2030 habrá más de 8 millones de trabajadores con más de 55 años.

La clave, combinar ambos perfiles

En muchas ocasiones, explican desde el sector, no se contrata a estas personas baja la falsa creencia de que son trabajadores “rezagados tecnológicamente”, o incapaces de adaptarse a las nuevas tendencias o herramientas digitales, pero lo cierto es que muchos de ellos han demostrado ser igual de capaces que perfiles junior, pese a no ser nativos digitales.

Lo ideal, explica Sergi, es que las empresas comiencen a combinar cuanto antes perfiles junior y perfiles sénior para que se retroalimenten. “Está demostrado que las empresas que combinan ambos perfiles son más eficientes, da igual el sector”, aclara.

Las carencias de un grupo la solventa las ventajas del otro. Así, mientras los perfiles sénior, explica Ramo, aportan mayor experiencia, una agenda de contactos más amplia o mayor capacidad para liderar proyectos, los perfiles junior son muy hábiles con las herramientas digitales y muestran muy buena predisposición.

“El modelo del negocio ideal será un mix”, termina explicando Ramo, “combinar lo mejor de cada perfil favorecerá que las empresas prosperen”.

 

Redada en Alemania
                               

Policía de Alemania detiene a un grupo ultraderechista
sospechoso de dar un golpe de Estado
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes