Dinero

Casado y Arrimadas recibieron en Bilderberg el mensaje de que no pacten con Vox

El “Gobierno del mundo en la sombra” recordó que la extrema derecha no ha alcanzado en España la misma fuerza que en Francia y Hungría y todavía es posible frenar su expansión

Dirigentes de Vox, PP y UPYD, en la manifestación contra Pedro Sánchez en Colón.
photo_cameraDirigentes de Vox, PP y UPYD, en la manifestación contra Pedro Sánchez en Colón.

El Club Bilderberg es, por la importancia de sus participantes, uno de los foros políticos y económicos de más alto nivel. Sólo unos días después de las elecciones europeas, y en plenas negociaciones para la formación de gobiernos en España, Pablo Casado e Inés Arrimadas escucharon críticas de los líderes mundiales a los pactos con Vox.

Una de las novedades españolas en la reunión del Club Bilderberg de este año, que se celebró el pasado fin de semana en Montreux (Suiza), fue la asistencia del presidente del PP, Pablo Casado, y de la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas.

Auge del populismo en Europa

Confidencial Digital ha podido conocer algunos de los temas estrella que discutieron en esta edición los miembros del llamado “Gobierno del mundo en la sombra”. Uno de ellos resulta relevante en estos momentos: está relacionado con el auge de la ultraderecha y el populismo en Europa.

Es un asunto que ya ha aparecido en las conversaciones de los miembros del Club Bilderberg en otras ediciones. Pero lo que esta vez ha llamado la atención es que se habló de ello muy pocos días después de la celebración de las elecciones europeas y en vísperas de la formación de gobiernos autonómicos y locales en España.

Rechazo a la extrema derecha

Según ha podido saber ECD, Casado y Arrimadas recibieron un “toque de atención” por parte de algunos de los presentes. El mensaje que escucharon fue contundente: hay que evitar la entrada de Vox en los gobiernos españoles. “Una vez que estén dentro, es complicado sacarles… como a Podemos”, les vinieron a trasladar.

Se apoyaron en el escaso arraigo que todavía tiene la ultraderecha de Vox en España, que obtuvo sólo tres escaños en el Parlamento Europeo. Su estreno no ha sido tan fuerte como se esperaba. Las expectativas del partido de Santiago Abascal eran mayores y ha quedado por debajo de la media de otras formaciones similares en la UE.

Europa está viviendo un duro proceso antieuropeísta (en países como Reino Unido, Italia, Polonia o Francia), con la bajada de los dos bloques tradicionales (populares y socialdemócratas), aunque ha sido frenado en gran parte por el auge de los partidos verdes (que ha triunfado en Alemania) y de los liberales.

Pese a ello, los resultados en España, al contrario que en otros países europeos, han dado la mayoría de la representación a los partidos europeístas. Por lo tanto, se justificaría dejar fuera a Vox de los gobiernos que Abascal ahora reclama a cambio de su apoyo a candidatos del PP y Ciudadanos en autonomías y ayuntamientos como Madrid.

Ciudadanos no negociará con Vox

A su vuelta del Club Bilderberg, el equipo de Pablo Casado ha anunciado que el PP convocará a Ciudadanos y a Vox para comenzar una negociación que permita una gobernabilidad alternativa a la izquierda en aquellos municipios y autonomías en los que la suma de los tres partidos de derechas lo permita.

En cambio, la presión del sector progresista de Cs y las reticencias de los liberales europeos han movido a Albert Rivera a no negociar con la extrema derecha, aunque admite su apoyo.

La ejecutiva de Ciudadanos acaba de decidir que su socio preferente es el PP. Pero Vox ha advertido que esta vez, tras la experiencia en Andalucía, no admitirá un “trágala”.

En el caso de que Rivera no quiera celebrar esa reunión a tres, el PP también contempla citarse con ambos partidos por separado para empezar a hablar sobre programas y solo después, en segundo lugar, sobre las personas que ocuparán los distintos cargos.

La extrema derecha marca la agenda

Otro de los análisis de fondo que realizaron algunos de los líderes mundiales que se dieron cita durante tres días en Suiza es el siguiente: la agenda marcada por la extrema derecha ya ha conseguido influir en la opinión pública europea en temas tan importantes como la inmigración.

Se trata de una peligrosa circunstancia que debería ser tenida muy en cuenta por las fuerzas democráticas del continente, enfrentadas a un rival cuyo mensaje de miedo está calando con éxito entre el electorado.

Algunos de los altos directivos que estuvieron presentes en los debates alertaron de los casos de Italia, Hungría o Polonia. Destacaron que eran países con gobiernos marcadamente nacionalistas y enfrentados a las políticas de integración de la UE. Por eso concentran, a su juicio, el mayor número de población favorable a una restricción total de la llegada de inmigrantes.

El discurso del temor difundido por la extrema derecha ha conseguido que conceptos como la eliminación de fronteras ya no sea visto por numerosos europeos como una conquista de la UE, sino como un peligroso deslizamiento hacia la inseguridad y la pérdida de libertad.

Un discurso que empieza a calar en España

En España, el porcentaje de personas que sostienen que nuestro país no debería acoger más inmigrantes ya alcanza el 42%.

Sin embargo, siguen siendo mayoría quienes defienden los mecanismos de solidaridad y acogida frente al sufrimiento de tantas personas desplazadas por el hambre o víctimas de la guerra. Estas personas creen que la permanencia en la UE es muy positiva. Ese es el mensaje “real y eficaz” que, según el análisis de los líderes mundiales, todavía puede en España contrarrestar “el intento de manipulación de la discusión política orquestado desde la ultraderecha”.

Soraya también pasó “apuros” en Bilderberg

No es la primera vez que un político español pasa “apuros” en la reunión del “Gobierno del mundo en la sombra”. La experiencia de Soraya Sáenz de Santamaría, cuando asistió por vez primera al Club Bilderberg en 2012, se calificó también de “tormentosa”.

Según trascendió en aquel momento, la entonces vicepresidenta tuvo que escuchar todo tipo de críticas a la situación económica de España y las posibles medidas del Gobierno, sobre todo por parte de los representantes alemanes.

-- “¿Por qué querríamos salvaros, si España ha mentido sobre el alcance de sus problemas financieros?”, reprochó a Sáenz de Santamaría uno de los participantes alemanes.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes