Dinero

Elvira Rodríguez asume el mando del equipo económico del PP

Casado apuesta por una técnica equidistante entre el liberalismo de Daniel Lacalle y el ‘socialismo’ de Montoro

Elvira Rodríguez, en la sede del PP.
photo_cameraElvira Rodríguez, en la sede del PP.

Cataluña y la sentencia del 1-O marcarán la campaña para las elecciones generales del 10 de noviembre. Pero Pablo Casado es consciente de que la economía jugará también un papel importante. El líder del PP está cerrando los últimos flecos para conformar su equipo económico para la nueva legislatura.

Casado siempre ha apelado al “banquillo” del Partido Popular para pilotar uno de los asuntos clave del partido, y para elaborar unos Presupuestos Generales del Estado de manera inminente, en el caso de que el PP se alzase con el triunfo el 10-N, o fuera capaz de formar gobierno con otros partidos.

No se ha decantado por ningún cabeza económico

Así, el líder del PP ha llegado al equilibrio de liderazgos en el terreno económico de su partido, apostando por la paz de las familias populares antes del 10-N. De ahí, que no se haya decantado por designar al cabeza económico en sus filas.

Tras la marcha de Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y Román Escolano, Pablo Casado optó por unir la semana pasada en la Convención Económica que se celebró en Córdoba a destacados miembros de los gobiernos de Mariano Rajoy, con los rostros emergentes por los que apostó el 28-A, constituyendo una suerte de equipo económico.

El presidente del PP planteó una convención salomónica, y para ello contó con la presencia de ex ministros como Elvira Rodríguez, o ex secretarios de Estado de Hacienda como Alberto Nadal, quien asumió la Secretaría de Economía en la primera dirección nacional de Casado.

Génova, con la coordinación en los contenidos de Daniel Lacalle, también contó en el encuentro económico del partido con la participación de Miguel Arias Cañete, José Manuel García Margallo, Gregorio Izquierdo -ex presidente del INE- o Manuel Pizarro, asesor externo del presidente del PP desde el principio de su candidatura.

Elvira Rodríguez asume el mando de la economía

Mientras, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, lleva varios días presumiendo del equipo económico “de prestigio” y “solvente” con el que cuenta el PSOE, con la ministra de Economía, Nadia Calviño, al frente, en comparación con el resto de formaciones políticas que, a su juicio, “están a por uvas”.

Algunos no tienen ni equipo económico”, viene insistiendo, una y otra vez, en alusión al PP y a Ciudadanos.

Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de la dirección de Génova, el PP busca ahora que el giro al centro se visibilice también en las propuestas económicas y en presentar a Casado como el mejor candidato para gestionar la crisis que amenaza a España.

Con un gran bagaje en el sector público, y después de siete años en la gestión empresarial y financiera, Elvira Rodríguez vuelve a la política para defender el nuevo proyecto del partido, liberal pero igual de volcado en el equilibrio fiscal. En la austeridad.

No se puede prometer bajar todos los impuestos

Por ello, Casado tiene decidido que la ex ministra de Medio Ambiente con José María Aznar asuma el mando del equipo económico, que trabajará en una bajada masiva de impuestos, aunque “selectiva”.

La inclusión de Rodríguez en la lista por Madrid supone la reivindicación de un perfil gestor y económico en un momento en el que España se asoma a una nueva crisis.

Fuentes de Génova remarcan a ECD que refleja también la apuesta de Pablo Casado por una posición equidistante entre las políticas liberales de Daniel Lacalle y las críticas que recibió el PP con Cristóbal Montoro en el Gobierno, con algunas subidas de impuestos que, en el propio partido, fueron muy criticadas por recordar a “propuestas socialistas”.

Se rebaja el liberalismo de Daniel Lacalle

Hay que destacar que el gran fichaje económico de Casado para las elecciones del 28 de abril, Daniel Lacalle, no llegó a recoger su acta de diputado. Pese a que continúa en la secretaría de Economía del partido, el economista y gestor de fondos viene desempeñando “un papel más que discreto” en las últimas semanas, según afirman en el PP.

Casado se presentó a las primarias del Partido Popular ponderando en su programa el área económica con una revolución fiscal como principal estandarte de campaña.

Detrás de esa rebaja de impuestos como el IRPF, Sociedades, o la eliminación de Sucesiones, Donaciones y Patrimonio se encontraba Lacalle, impregnando el programa de un tinte netamente liberal.

Impuestos más atractivos para los inversores nacionales y extranjeros, ayudas a las empresas y a las familias, en definitiva, generar mejores y mayores ingresos reduciendo la cuña fiscal para que la recaudación. Era entonces el sello distintivo de Pablo Casado frente a sus adversarios políticos.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes