Dinero

Los funcionarios logran que no se les descuente 300 euros de su sueldo si cogen la baja laboral por hijos en cuarentena

La Administración acepta no quitar días de vacaciones o de asuntos propios tras una sentencia que ha reconocido el derecho a un permiso retribuido por cuidado de un menor confinado

Funcionarios trabajando.
photo_camera Funcionarios trabajando.

La vuelta al colegio tras las navidades con la variante ómicron está provocando la cuarentena de miles de niños por casos de coronavirus, o por contactos estrechos de contagiados, en las aulas. Un escenario que va a dejar de tener un coste salarial para los funcionarios con hijos que deban permanecer con ellos en aislamiento preventivo.

Hay que recordar que la Seguridad Social emitió en marzo de 2020 un criterio en el que establecía que el periodo en el que un trabajador, tras su contacto con un afectado de coronavirus, se vea sometido a un aislamiento preventivo forzoso será considerado como “situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común”. Es decir, de baja médica.

Durante ese tiempo, explicó entonces, “los trabajadores no están afectados, en sentido estricto, por un accidente o por una enfermedad”, pero “deben estar vigilados y recibir la correspondiente asistencia sanitaria” para diagnosticar su estado, por lo que “están impedidos para el trabajo por razones obvias”.

Esto significaba que no hacía falta que el empleado estuviese infectado propiamente del virus, sino que se exigía que su facultativo de cabecera le prescribiese el aislamiento preventivo.

No cobran los tres primeros días de baja

Sin embargo, los periodos de baja laboral de los padres con hijos en cuarentena preventiva se consideran ahora como “incapacidad temporal por enfermedad común”.

Por lo tanto, la cuantía de la prestación no es equivalente a una prestación de incapacidad temporal por accidente laboral, lo que implica que no se percibe el 75% de la base reguladora diaria, desde el día siguiente a la baja médica. Esta situación solo afecta a los padres con hijos en aislamiento por contagio efectivo del Covid-19.

Los progenitores que deben quedarse en casa para cuidar a los niños que tengan que abandonar el colegio por el contagio de cinco compañeros de una misma clase no cobran durante los primeros tres días de baja médica, tal y como establece la ley.

A partir del cuarto día solo percibe el 60%

Además de dejar de percibir su salario durante los tres primeros días de baja, entre la cuarta jornada y la vigésimo primera, el empleado percibe el 60% de la base reguladora (algo menos que el sueldo).

Es el caso en el que permanecen la mayoría de las personas recluidas por coronavirus, ya que la cuarentena establecida es, hasta ahora, de 14 días. A partir de entonces, los afectados reciben el 75% de su base reguladora.

 

Entre el cuarto y el decimoquinto de baja, ambos incluidos, el pago de la prestación por incapacidad temporal corresponde al empresario para pasar después a abonarse desde la Seguridad Social.

Derecho a un permiso retribuido

Ahora, en cambio, los funcionarios van a tener derecho a disfrutar de un permiso laboral retribuido para cuidar de sus hijos menores de edad cuando deban estar confinados por estar en contacto estrecho con compañeros de clase contagiados por Covid, sin que la Administración pueda instarles a consumir días de vacaciones o de asuntos particulares, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes sindicales.

Así lo ha establecido el juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº1 de Logroño, en sentencia de 17 de diciembre de 2021, en la que se reclamaba el derecho a disfrutar del permiso por “deber inexcusable de carácter personal”, recogido en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) y la obligación de velar por los hijos menores que establece el Código Civil.

El sindicato CSIF, que ha llevado la defensa del funcionario, ha asegurado que no tienen comunicación alguna de que la Administración haya recurrido esta sentencia, a pesar de que ya ha transcurrido un mes de su pronunciamiento, por lo que se podrían haber agotado los plazos y, en tal caso, se consideraría firme.

Un recorte de 300 euros de media

Los expertos consultados por ECD explican por tanto que, para calcular la reducción de sueldo por la cuarentena para el padre o la madre, es necesario tener en cuenta la base de cotización por contingencias comunes del mes anterior en el que se ha producido la baja y dividirla entre 30 días al mes.

A modo de ejemplo, para un sueldo medio de unos 1.200 euros al mes, el afectado percibe en su nómina al final alrededor de 900 euros, lo que implica una penalización de 300 euros por coger la baja laboral. Unos cálculos que resultan de descontar tres jornadas completas de trabajo y otras nueve cobrando únicamente el 60% del salario.

Sin trabajar pese a estar asintomático

Antes de la pandemia, un periodo de observación por enfermedad común, como es el caso del coronavirus, no se consideraba de entrada motivo de baja. Por eso, en principio, los trabajadores afectados por una cuarentena no habrían tenido esta consideración sin el criterio establecido durante el primer estado de alarma por la Seguridad Social.

A partir del momento en que el Gobierno asimiló la cuarentena a la baja por incapacidad temporal, la empresa no podía exigir a un trabajador que continuase prestando servicios desde su domicilio pese a estar asintomático.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable