Dinero

Ingreso mínimo vital: el Gobierno deniega el triple de solicitudes de las que concede

Hasta noviembre ha aprobado 136.400 expedientes de un total de 488.800, frente a 193.100 rechazados y 160.200 en proceso de subsanación

El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
photo_camera El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, comparece este mates en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Gobierno ha fracasado en su intento por hacer llegar el ingreso mínimo vital a 850.000 familias. El propio ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, aseguró hace unos días que no se alcanzará esa cifra “ni de lejos”, y que va a comenzar una revisión exhaustiva de la medida porque la mayoría de las solicitudes se ven denegadas.

Hay que destacar que se trata de una de las ayudas estrella del Gobierno, y tanto el propio Escrivá como el vicepresidente Pablo Iglesias han tratado de hacerla suya. Sin embargo, apenas seis meses después de su entrada en vigor, los datos han demostrado que debe ser reformada.

“Claramente, no vamos a llegar”, reconoció la semana pasada Escrivá, en una entrevista concedida al Canal 24 horas de RTVE tras ser preguntado por ese objetivo de extenderla a 850.000 hogares.

El triple de denegadas que concedidas

Según las cifras del propio Ministerio, Seguridad Social ha recibido 1,2 millones de solicitudes de ayudas, de las que, hasta el momento, sólo se han aprobado 160.000.

Confidencial Digital ha tenido acceso al detalle desglosado de los expedientes, a fecha del mes de noviembre, que arroja un dato revelador: el Gobierno deniega casi el triple de solicitudes de las que concede.

En cifras, hasta noviembre ha aprobado 136.400 expedientes, de un total de 488.800, frente a los 193.100 que ha rechazado y los 160.200 que se encuentran en proceso de subsanación.

Altos cargos de la Seguridad Social admiten a ECD que se están rechazando muchas solicitudes porque superan el nivel de renta y patrimonio que se fijó en su momento, y que por eso ahora resulta necesario redefinir esos baremos.

No se han cumplido las expectativas

Pese a ello, en el departamento que dirige José Luis Escrivá tratan de subrayar el “hito” que supone tramitar ese “elevado” número de solicitudes y esperan “avanzar significativamente” en el número de beneficiados durante las próximas semanas.

Aun así, reconocen que el objetivo seguirá quedando muy lejos. Además, se desconoce con exactitud cuál es la razón por la que no se han cumplido las expectativas.

“No sabemos si los niveles de renta y patrimonio establecidos son más elevados de lo que pensábamos”, señaló Escrivá, quien afirmó que pretende que la evaluación que va a realizar su departamento pueda estar lista ya en enero.

Los trámites no son el obstáculo

Fuentes de la Seguridad Social descartan que los problemas para cobrar el ingreso mínimo estén relacionados con los trámites que son necesarios para llevar a cabo la petición. Tampoco la celeridad con la que se debió dar forma a la medida se considera uno de los motivos del fracaso de la propuesta estrella del Gobierno.

Hay que recordar que las prisas de Pablo Iglesias por sacar adelante la medida obligaron a Escrivá a adelantar los tiempos, e incluso provocaron un enfrentamiento público entre ambos miembros del Ejecutivo.

Se suman retrasos en la tramitación

Tampoco se pasan por alto los retrasos que se están produciendo en la tramitación de las solicitudes del ingreso mínimo vital.

Recientemente, el Gobierno apuntó, en respuesta a una pregunta planteada en septiembre por el senador José Manuel Marín Gascón, de Vox, que la situación tiene origen en los controles de calidad sobre los expedientes que realiza el personal de la empresa pública Tragsatec antes de remitirlos a los funcionarios, que son los autorizados a admitir o rechazar las solicitudes.

En la Seguridad Social denuncian también que falta personal, porque “en diez años el organismo ha perdido el 20% de la plantilla”.

Mal también otras prestaciones

Los retrasos no son algo que afecte únicamente a los expedientes del ingreso mínimo. Las prestaciones por desempleo y por ERTE acumulan también retrasos notables, e incluso las pensiones de jubilación están registrando, según los sindicatos, demoras superiores a las habituales.

Fuentes sindicales atribuyen igualmente esta situación a la falta de efectivos en puestos clave de la Administración pero, también, a que los equipos y programas informáticos no están preparados para hacer frente a esa avalancha de solicitudes.

Imágenes de la zona de la erupción en La Palma tomadas por la Guardia Civil

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable