Dinero

Inspecciones por sorpresa en sucursales destapan que los bancos no cumplen el registro horario

Trabajo está realizando las visitas por las tardes y ha descubierto a empleados trabajando con la oficina cerrada al público

Pedro Sánchez y Magdalena Valerio, en el Palacio de la Moncloa.
photo_cameraPedro Sánchez y Magdalena Valerio, en el Palacio de la Moncloa.

La banca sigue sin disponer de un registro horario de las jornadas laborales de sus empleados, pese a que ya han transcurrido más de seis meses desde que el Gobierno aprobó la norma para todas las empresas. Así lo ha constatado la Inspección de Trabajo, en visitas sorpresa que ha realizado a oficinas de distintas entidades financieras repartidas por toda España.

Hay que recordar que el registro de jornada es obligatorio desde el pasado 12 de mayo, tanto para empresas grandes como pequeñas. Todas deben controlar diariamente el inicio y el final de la jornada laboral de sus empleados.

Seis meses después, el sector financiero se resiste a aplicar esta normativa. BBVA es el único de los seis principales bancos (los demás son Santander, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter) que ha comenzado a aplicar el registro horario, desde el pasado 18 de noviembre.

Por ello, según ha podido confirmar Confidencial Digital en fuentes conocedoras del proceso, los técnicos del Ministerio están llevando a cabo en las últimas semanas inspecciones por sorpresa en algunas sucursales, precisamente para “meter miedo a los bancos con el registro horario”.

Con las sucursales cerradas al público

Las visitas de los inspectores de Trabajo a las oficinas se vienen realizando por las tardes, y están destapando un elevado número de empleados trabajando a puerta cerrada.

Por lo tanto, la iniciativa trata de acabar con la impunidad de quienes se están saltando la ley y abusando de los trabajadores.

Hasta ahora, explican a ECD técnicos del Ministerio, “los banqueros se sienten protegidos”. Saben que un inspector de Trabajo no va a acudir a una sucursal en fin de semana o festivo, pues sólo hay profesionales de guardia para cubrir casos excepcionales, como los accidentes laborales.

Lo que se ha puesto en práctica es concentrar las inspecciones por las tardes, cuando la mayoría de las oficinas están cerradas al público, y esas visitas han puesto de manifiesto que la mayoría de los bancos no cumplen con el registro horario.

Acumulan más de seis meses de retraso

En el Ministerio de Trabajo recuerdan que el tiempo para implementar el control horario en las grandes entidades bancarias va más allá de los ocho meses. El Gobierno aprobó por decreto el control horario el pasado marzo y dio dos meses de plazo a las empresas para que se adaptaran y negociaran con los sindicatos su implementación.

En aquel momento, el propio Gobierno explicó que la Inspección tendría algo de manga ancha en los primeros meses del registro obligatorio, y que no multaría a las empresas que se hubieran retrasado en su cumplimiento, siempre que estuvieran negociando el tema con los representantes de los trabajadores.

Precisamente, fuentes de varios bancos consultadas por Confidencial Digital explican que las entidades están evitando por ahora las sanciones, alegando que mantienen todavía abiertas las negociaciones con los sindicatos para acordar un sistema que controle las horas extra.

Abuso de las horas extra en la banca

Hay que recordar que los bancos han sido tradicionalmente uno de los sectores en los que se hacían más horas extra, y que, aunque la oficina cerrase a las tres de la tarde, los empleados continuaban trabajando dentro de la sucursal, con la puerta cerrada.

Fuentes sindicales destacan a ECD que el sector financiero es el que más abusa de las horas extraordinarias no pagadas.

Del total de horas extra que realizan sus trabajadores, no se remunera ni se recompensa en descanso como exige la ley el 85% del total, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA). Suponen 170.325 horas extra ilegales a la semana no compensadas a sus plantillas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?