Dinero

Tensión en el Consejo de Ministros: Calviño se empeñó en lanzar el plan económico de Sánchez en plena crisis del relator

Varios miembros del Gobierno intentaron frenar la presentación de la ‘Agenda del Cambio’. “Hemos quemado una importante baza electoral”

Nadia Calviño, Carmen Calvo y Pedro Duque, tras el Consejo de Ministros.
photo_cameraNadia Calviño, Carmen Calvo y Pedro Duque, tras el Consejo de Ministros.

La ‘Agenda del Cambio’, el tan anunciado plan económico de Pedro Sánchez para cambiar España en diez años, ha estado a punto de quedar en un cajón. Varios ministros intentaron frenar el viernes la presentación de Nadia Calviño para evitar que fuera opacada por la crisis del relator y no quemar un cartucho de cara a la campaña electoral.

Sánchez había previsto dar a conocer, a lo largo del mes de enero, los detalles del plan económico del PSOE, la llamada “agenda del cambio”, en un intento de cambiar el foco de atención que la oposición ha logrado centrar en el problema catalán, el que más tensiones genera al Gobierno.

En septiembre, Moncloa comenzó a pedir a todos los ministerios que propusieran medidas económicas de medio y largo plazo. Un paquete de reformas estructurales para presentar un gran plan económico y tratar con ello de cambiar la agenda política.

“Hemos quemado una baza electoral”

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del Consejo de Ministros, la mayoría de los miembros del Gobierno defendía, visto el cariz que iban tomando los acontecimientos durante la mañana del viernes por la crisis del relator, que ese proyecto sirviese de base del programa electoral del PSOE de Sánchez, que ya ha deslizado una posible fecha para las generales (el 14 de abril), si no salen adelante los Presupuestos.

Además, el presidente había avanzado que iba a tomar la aceptación de este plan en las encuestas como un dato clave antes de decidir la fecha definitiva de las elecciones.

El documento, que engloba alrededor de 60 medidas, iba a incluir un diagnóstico de la situación, cuantificación y plazo aproximado de aprobación. El objetivo era “sentar las bases de la transformación que vendrá y que necesita España en la próxima década”.

Por lo tanto, se trataba de un plan económico a diez años, en el que se marcaría el “horizonte 2030”, y que incidiría sobre todo en la “justicia social” y apelaría directamente al compromiso del PSOE con las generaciones futuras. Un guiño a los votantes de izquierda más jóvenes que han podido huir a Podemos, e incluso a C's.

Pero ninguno de esos mensajes, a juicio de los ministros a los que ha tenido acceso ECD, ha llegado a la opinión pública. No han calado ni lo más mínimo. “Hemos quemado una clara baza electoral”, coinciden varios de ellos.

Calviño se empeñó en seguir con el plan

Estos ministros señalan a la titular de Economía, Nadia Calviño, como la defensora de que el plan fuese lanzado el viernes, pese a que su difusión iba a quedar en un segundo plano por el anuncio de la ruptura de las negociaciones con los independentistas realizado solo unos minutos antes por la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Hay que recordar que los trabajos han sido coordinados por el Ministerio de Economía, quien temió que si el proyecto no era presentado ya corría el riesgo de quedar definitivamente aparcado en un cajón.

Ya se había producido un precedente. La intención de Calviño había sido llevarlo al Consejo de Ministros de la semana anterior, pero finalmente Moncloa decidió esperar porque se consideró que aquel momento no era el adecuado.

La sensación en buena parte del Gobierno y del PSOE es que “ahora se ha quemado un cartucho de una forma totalmente innecesaria”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?