Dinero

La factoría da empleo a 6.000 personas

Los trabajadores de Opel en Figueruelas aceptan congelarse el sueldo a cambio de fabricar el Corsa

Es la oferta final que van a presentar a la dirección de PSA-Peugeot ante el riesgo de que la planta quede fuera de la adjudicación de nuevos modelos en Europa

Línea de producción de Opel Figueruelas.
photo_cameraLínea de producción de Opel Figueruelas.

O aceptar rebajas salariales y más flexibilidad organizativa de la plantilla, o mantener las condiciones pero a costa de asumir incertidumbres a medio plazo, comenzando con la producción o no del nuevo Corsa en la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza). Es el dilema de los trabajadores, aunque lo que se busca ahora es cerrar un acuerdo contrarreloj.

El grupo PSA-Peugeot, el nuevo dueño de la factoría, anunció la semana pasada que no realizaría más inversiones en las instalaciones y que buscaría otra ubicación para fabricar el nuevo Corsa. Si este lunes no hay pacto, esa decisión provisional se convertirá en definitiva

La planta de Opel en Figueruelas proporciona más de 6.000 empleos directos y unos 25.000 en la industria auxiliar.

Así, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes sindicales, la gran mayoría de los empleados ha comenzado a verlo claro: mejor ajustarse el cinturón y reforzar la competitividad de la factoría para tener más bazas ante la dirección de PSA-Peugeot y la decisión de las fábricas europeas de Opel a las que deberá ir asignando la producción de los nuevos modelos.

En cualquier caso, los sindicatos de la factoría asumen con resignación esta línea, aunque el objetivo sea dar un argumento de peso a la cúpula de la compañía francesa: Figueruelas es una fábrica a reforzar y a seguir considerando como estratégica en la estructura europea de la multinacional.

Aceptan rebajas salariales y de pluses

Los trabajadores están dispuestos a aceptar rebajas y congelación de salarios. Incluso, también cederían a ver recortados todos los pluses (festivos, nocturnidad y calendarios especiales), y están abiertos a una mayor flexibilidad organizativa y en los turnos.

Eso sí, a cambio de que estos sacrificios que aceptan los trabajadores, lleven a PSA-Peugeot a cumplir su parte: la aprobación de un plan industrial que asegure carga de trabajo en la planta para los próximos años.

Además, el grupo francés deberá asignar a la factoría de Figueruelas la producción de algunos de los nuevos modelos que lanzará en el futuro, condición que también es obligatoria porque, de lo contrario, el convenio que ahora van camino de aceptar sus empleados no se cumpliría.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo