El Chau-Chau

Alcaldes están hartos del senador que persigue calles franquistas

Vista del hemiciclo del Senado.
photo_cameraVista del hemiciclo del Senado.

Carles Mulet, senador de Compromís por designación de las Cortes Valencianas, lleva varios años en una batalla por la “memoria histórica” que incluye pedir a alcaldes de toda España que borren vestigios del franquismo del callejero de sus municipios.

Algunas de sus numerosas peticiones son atendidas y logran cambiar nombres de vías y plazas. Pero a veces provoca cierto enfado, o respuestas irónicas como la del alcalde de Alicante. El último caso es el de la alcaldesa de Galilea, un pueblo riojano de 351 habitantes. Nuria López Oliván, ha dirigido una carta a la presidenta del Senado, Pilar Llop para quejarse de Mulet. “A mí como alcaldesa y como ciudadana se me caería la cara de vergüenza de ver la que está cayendo en este país [...] y que haya senadores como el Sr. Mulet que dediquen el tiempo a nimiedades como ésta”, lamenta la alcaldesa, que se presentó como independiente en la lista del PP.

A lo largo de tres hojas, la primera edil de Galilea no ahorra reproches: “Mire Sra. Presidenta, ya está bien, queda nuevamente claro y patente que la labor del Senado en la actualidad no aporta absolutamente nada a la sociedad española”. Y confirma que Galilea “seguirá llamando a su plaza González Gallarza”, jefe del Estado Mayor del Aire y ministro con Franco, “porque no atenta contra nada, ni contra nadie, ni mucho menos contra la ‘memoria democrática’”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes