El Chivato

Las últimas horas de García-Abadillo y las primeras de David Jiménez en El Mundo

Casimiro García-Abadillo
photo_cameraCasimiro García-Abadillo

La noticia del cambio de director en El Mundo se filtró a los medios el pasado jueves ante el estupor de una buena parte de la redacción. Nadie tenía datos de que algo así fuera a suceder. Fue una sorpresa total.

Periodistas de El Mundo cuentan a El Chivato que el ambiente general en la redacción es todavía de perplejidad. No parece lógico, señalan, prescindir de García-Abadillo después de sólo catorce meses al frente del periódico.

Tampoco están de acuerdo con las formas que se han empleado para comunicar la decisión:

-- “Nos enteramos por lo que se publicaba en otros medios y por las llamadas que nos hacían compañeros de fuera de El Mundo para intentar contrastar esas mismas informaciones”, apunta un periodista en nómina.

La etapa de García-Abadillo ha sido positiva, en opinión de estos profesionales. Ha habido buena sintonía entre la dirección y los integrantes de la redacción, por lo que han echado de menos una explicación cabal sobre el relevo al frente del periódico.

-- “Aunque preguntamos, nadie dio ninguna explicación sobre lo que estaba pasando. De hecho, en un primer momento, ni siquiera llegaron a confirmar a los empleados la salida del director”.

-- La redacción, descontenta por la ausencia de información, se plantó. Algunos periodistas anunciaron que no estaban dispuestos a sacar el número del día siguiente hasta conocer las verdaderas razones de la destitución de Casimiro García-Abadillo. Sólo se pusieron manos a la obra tras escuchar a un representante de la Unidad Editorial.

-- Existía, además, mucha inquietud ya que, en un determinado momento de la tarde del jueves, tampoco había datos concretos sobre la salida de otros dos miembros del equipo: Rafael Moyano e Iñaki Gil, números dos del periódico.

Pero si traumática ha sido la salida de García-Abadillo, el recibimiento a David Jiménez, según estos periodistas, tampoco ha sido el esperado.

-- No convenció el discurso entre los compañeros. Su mención a los años que ha pasado en Harvard y en Asia, así como su creciente interés por conocer “personalmente” a “todos y cada uno de los miembros de la plantilla”, no ha tranquilizado a un equipo inquieto por las decisiones tomadas por los propietarios de El Mundo.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable