El Chivato

Las intensas ‘escapadas’ de Soraya Sáenz de Santamaría de La Moncloa para ver a su bebé

Iván, el hijo de la vicepresidenta del Gobierno, nació el pasado 11 de noviembre, en plena campaña electoral para las elecciones generales que llevaron al PP y a Rajoy a La Moncloa.

Desde ese momento, Sáenz de Santamaría se convirtió en una de las piezas claves del Gobierno, con grandes responsabilidades y voz en casi todas las áreas del Ejecutivo, desde las más políticas pasando por las de seguridad, comunicación o de ámbito económico, y siempre al lado de Mariano Rajoy.

Estos compromisos, que conlleva el cargo de vicepresidenta, podría hacer pensar en que Sáenz de Santamaría no logra pasar junto a su hijo mucho tiempo, sobre todo, entre semana.

Pues bien. Según le cuentan a El Chivato, Soraya Sáenz de Santamaría hace auténticas filigranas para pasar con su bebé el mayor tiempo posible.

En algunas ocasiones, realiza fugaces ‘escapadas’ de su despacho en el complejo de La Moncloa para marchase a ver a su hijo en casa.

Eso sí. La vicepresidenta no pierde comba. Algún colaborador suyo muy cercano le cuenta a El Chivato que en estas ‘escapadas’ Sáenz de Santamaría sigue trabajando en el coche, revisando informes y realizando gestiones a través de su teléfono móvil sobre los asuntos que lleva ese día en su agenda.

De este modo, logra pasar unos minutos junto a la cuna de su hijo, a veces se encarga incluso de bañarlo y, en todo caso, disfruta de su presencia.

A Soraya Sáenz de Santamaría también le gusta, como a cualquier madre, presumir de su bebé. Y no pierde ocasión.

Según ha podido constatar El Chivato, siempre que puede, en ámbitos muy íntimos, con amigos y personas de máxima confianza, muestra la foto de su hijo, Iván, que le acompaña siempre en su teléfono móvil.

 

Biden advierte de que Putin "no bromea" sobre una guerra nuclear

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?