El Chivato

Ni el consulado ni la embajada saben nada del español que bloqueó el aeropuerto de Múnich

Aeropuerto de Múnich.
photo_cameraAeropuerto de Múnich.

El martes llegó el caos al aeropuerto de Múnich. En un momento de la mañana, saltaron las alarmas de seguridad y se dio la alerta a todos los servicios. El protocolo de emergencia se activó ipso facto y, tal y como establece, se desalojaron las terminales y se cancelaron los vuelos previstos. Un total de 130 operaciones se vieron afectadas.

Pese a la crisis que se desató en ese momento, las autoridades alemanas se sorprendieron al descubrir al causante de todo el alboroto. Contra todo pronóstico, no se trataba de un terrorista, sino de un simple pasajero que se había equivocado de puerta.

En concreto, de un joven español de unos veinte años que hacía escala en la capital bávara procedente de Bangkok (Tailandia), donde había pasado unos días de vacaciones. Se equivocó de acceso y pulsó el botón para entrar en la zona restringida donde sólo tienen paso los transeúntes que han pasado por los controles de seguridad.

La policía alemana le detuvo y hasta ahora, según ha podido constatar El Chivato, poco más se sabe de él: ni el consulado español en Múnich, ni la embajada española en Berlín tienen datos de la identidad del joven.

Normalmente, los españoles que sufren algún incidente en el extranjero suelen ponerse en contacto de forma inmediata con los servicios del Ministerio de Exteriores y no al revés. Tanto el consulado como la embajada están en condiciones de informar al joven sobre cómo obtener asistencia jurídica para defenderse si Alemania le exige responsabilidades penales.

Sin embargo, en este caso, el joven que sembró el caos en el aeropuerto de Múnich no se ha puesto en contacto con las autoridades españolas: el consulado remite a la embajada porque no tiene noticias; y la embajada a su vez remite al consulado. Nadie sabe nada.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?