El Chivato

El periodista español acusado de espiar para Rusia habla por fin con su abogado… polaco

Pablo González.
photo_camera Pablo González.

Han pasado casi tres meses desde que el periodista Pablo González fuera detenido en la frontera de Polonia acusado de ser un espía ruso. Desde entonces, ni su familia ni su abogado español, Gonzalo Boye, han podido contactar con él. Este hecho, en palabras del letrado, es “inhumano” al considerar que cualquier persona, sea culpable o no, tiene derechos.

Hace dos meses el Ministerio de Asuntos Exteriores explicó a Confidencial Digital que los trámites para que el periodista español pudiese hablar con su abogado y su familia ya habían comenzado. El ministerio justificó la tardanza de la gestión en que Polonia “solicita unos documentos muy específicos con respecto a otros países”.

Sin embargo, según ha podido saber El Chivato por fuentes cercanas a la familia, ese trámite se ha “eternizado” y todavía no se sabe cuándo Pablo González va a poder hablar con su familia.

Pues bien. Hasta hace tan sólo unos días, la única persona que había podido mantener una conversación con el acusado de espionaje había sido el cónsul español. Gracias a él, sus más allegados han podido tener información sobre el estado de salud del detenido.  

Pero ahora, según ha podido escuchar El Chivato, desde que ha contratado un nuevo abogado polaco hace aproximadamente 10 días, ha podido hablar con él “prácticamente” a diario. 

Y es que, el próximo 28 de mayo finaliza el periodo de detención de Pablo González. Según la Agencia EFE, no obstante, la Fiscalía polaca ha solicitado prorrogar el periodo de prisión provisional y está a la espera de la decisión judicial. Por su parte, el abogado español del periodista, Gonzalo Boye, ha confirmado a ECD que no ha recibido todavía el escrito.

 

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable