La voz del lector

Violencia electoral en Estados Unidos

El pasado 14 de noviembre hubo en la Ciudad de Washington una gran marcha pacífica de aproximadamente un millón de partidarios del Presidente Trump, denunciando lo que a su juicio es un escandaloso pucherazo en las elecciones presidenciales de ese país.

Esa misma tarde y noche, mientras las familias venidas de fuera a esa marcha disfrutaban de una cena o un paseo por la ciudad de Washington, sus miembros fueron asaltados, apaleados y vejados por la izquierda de los Antifas y de los BLM que tanto han contribuido a generar violencia durante la pandemia y el periodo electoral de ese país.

Hay que recordar que para la noche electoral en las principales avenidas comerciales de Estados Unidos las tiendas habían protegido sus fachadas y accesos con robustos maderos al objeto de evitar los asaltados, saqueos y depredaciones habituales que surgen cuando la izquierda no gana las elecciones, violencia que no se produjo a raíz del extraño viraje en los recuentos nocturnos.

Es evidente que una parte sustancial de la izquierda de todo el Mundo se ha aliado de la violencia para aterrorizar a una parte importante del electorado y así conseguir objetivos políticos. Esto es algo que llevo investigando desde hace años y mis publicaciones al respecto se basan en datos objetivos y están al alcance de todos. 

Para más información, pinche aquí.

En España tenemos el ejemplo de BILDU, brazo político de la ETA, que ha llegado al “éxito electoral” de derrocar y promover Gobiernos y presupuestos públicos en España, especialmente en los actuales días.

Pero no en todas partes hay la misma debilidad frente a esa violencia y ese caso lo vemos con especial singularidad en Estados Unidos. 

La violencia electoral no ha de manifestarse siempre de forma explícita; puede ser por ejemplo impidiendo el acceso de los observadores republicanos a fiscalizar el recuento de los votos, ya sea suspendiendo nocturnamente de forma sorprendente el recuento de votos, ya sea regalando prebendas a cambio de votos para el Partido Demócrata, ya sea escondiendo miles de votos para que no sean escrutados (como se ha acreditado tras el nuevo escrutinio en Georgia), ya sea promoviendo de forma organizada los votos de personas fallecidas, de personas que no residen allí donde votan, de personas que votan dos o más veces (Nevada), o por medio de reducciones escandalosas en estas elecciones en los porcentajes de votos declarados nulos (Georgia y Michigan, bajando de un habitual 4% previo a un porcentaje casi inexistente), o incluso cambiando ahora las reglas del cómputo de votos en el nuevo recuento (Wisconsi), y es curioso destacar que siempre es el Partido Demócrata el que aparece en el ajo de las desconfianzas y de la chapuza.

Sin embargo, hay un caso donde sí que dicha violencia ha traspasado el límite de lo verbal y físico, que ha sido la aplicada por los demócratas a los dos representantes republicanos (William Hartmann y Monica Palmer) en la Junta Electoral que certifica los votos del Condado de Wayne, en el Estado de Michigan, correspondiente a la Ciudad de Detroit, ante su negativa a certificar la validez de los resultados ante una completa batería de irregularidades electorales, de todo tipo y pelaje como las siguientes:

Descuadre de votos en el 71% de las mesas electorales de Detroit y además sin ningún tipo de explicación

Sospechas en la financiación ilegal de los procesos de escrutinio

El mismo día de las elecciones, el 3 de Noviembre, se registraron más de 18.000 nuevos votantes sin que conste su verificación

Ante dicha negativa, recibieron graves insultos como el de racistas, amenazas contra su seguridad física y la de sus familias, imposibilidad de alimentarse durante horas, negativa a la posibilidad de retomar las discusiones en otro momento, imposibilidad de poder manifestar en el acta las objeciones a los recuentos, engaños en el asesoramiento legal, falsas promesas de futuras auditorías para aceptar su conformidad, entre otras perlas habituales típicas del Partido Demócrata, así como descalificaciones y vejaciones verbales mediante la aplicación Zoom que se puede advertir en el siguiente vídeo publicado por Fox TV.

https://video.foxnews.com/v/6210801159001/ 

Lo verdaderamente sorprendente es que, ante tanta hostilidad y sospechas, las pretensiones de Trump se siguen robusteciendo por momentos; en vez de ceder a la violencia y a las falsas evidencias, sus razones se revuelven aún con más fuerza, con mayor energía.

Allí no pasará como en España, con el grosero pucherazo del Frente Popular en Febrero de 1936, o el ilegal cese como Presidente de la II República de Niceto Alcalá Zamora, o más recientemente con las elecciones del 14 de Marzo de 2004, tras los bombazos terroristas en los trenes y posterior acoso y derribo al PP por la izquierda de nuestro país.

Ni siquiera por la vía de la violencia están consiguiendo en Estados Unidos sus objetivos y esto es algo que nos lleva ya a un punto de no retorno, porque cuando a la izquierda le quitas la violencia, las televisiones y las mentiras, acaba estallando como un globo inflado de corrupciones e intereses ocultos.

Estamos llegando a ese momento; Trump no es el típico dirigente occidental al que le tiemblan las piernas ante las dificultades descritas y lo más importante, tiene tras de sí a millones de votos legales que no ceden en su exigencia de defender su Dignidad y su sentido de la Libertad y de la Democracia y que además están dispuestos a dar lo que sea por defenderlas.

Guillermo Rocafort 

Analista Internacional

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes