Medios

Presiones desde Moncloa a Javier Moll para que compre el Grupo Zeta

El Gobierno pretende evitar que Jaume Roures se haga con El Periódico de Cataluña y Sport

Varias cabeceras del Grupo Zeta.
photo_cameraVarias cabeceras del Grupo Zeta.

La venta del Grupo Zeta, que continúa sin consumarse, sigue teniendo dos principales candidatos: Prensa Ibérica, de Javier Moll, y Mediapro, con Jaume Roures. Y detrás aparece el Gobierno, como tercero interesado en el asunto.

Según ha sabido Confidencial Digital de fuentes políticas, desde La Moncloa se han hecho gestiones con Javier Moll para que ceda en sus condiciones y finalmente se haga con el grupo periodístico, frente a la opción que representa Jaume Roures.

De acuerdo con esas fuentes, durante estas Navidades se han producido llamadas telefónicas al presidente de Prensa Ibérica para tratar de convencerle de que asuma algunas de las demandas que plantea el Grupo Zeta.

Es más. Se da como seguro que en los próximos días se celebrará un encuentro entre el Gobierno y la dirección de Prensa Ibérica, en la línea de lograr que se vuelva a sentar con Antonio Asensio para cerrar la compra.

Roures plantea una oferta muy alta

Las novedades de última hora son que Jaume Roures ha planteado una oferta de compra excepcionalmente elevada, que podría duplicar y hasta triplicar la cantidad exigida por Zeta.

Las fuentes consultadas por ECD hablan de una oferta de 70 u 80 millones de euros, siendo así que las cifras en que se ha movido Zeta se sitúan en el entorno de los 30 millones de euros, aparte de la petición del propio Asensio de recibir personalmente un bonus que, como se contó en estas páginas, rondaría los 15-20 millones.

La voluntad de Roures de hacerse con el grupo editorial, y sobre todo con las cabeceras "catalanas", es decir, El Periódico de Cataluña y Sport, es tan fuerte que, además de esa elevada oferta, incluso no tendría en cuenta la exigencia de una quita a los bancos.

Preocupación en el Gobierno

La intervención de La Moncloa, y las gestiones para convencer a Javier Moll, tienen que ver con la preocupación que existe en el Gobierno ante la posibilidad de que Jaume Roures se haga con esos medios "catalanes", singularmente El Periódico de Cataluña, segundo diario por tirada en la zona, después de La Vanguardia.

Inquietan las posiciones nacionalistas que hasta ahora ha exhibido Roures, quien, además, en este momento dispone de dinero fresco por la venta de Mediapro a un fondo chino. Su interlocutor en las negociaciones con Zeta está siendo su socio y amigo Tatxo Benet.

La posibilidad de que El Periódico de Cataluña se convierta en altavoz del independentismo catalán preocupa mucho en el Ejecutivo.

Moll no lo ve claro

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD afirman que el presidente de Prensa Ibérica sigue sin ver clara la operación. En este momento considera que no puede asumir las pretensiones de Zeta, y que la operación sería una decisión peligrosa para su grupo.

La familia se muestra unida en el apoyo a Javier Moll para que no ceda. Los "argumentos" del Gobierno, por ejemplo ofrecer algún tipo de ayuda o de apoyos si compran Zeta, incluso en materia de financiación, tendrían que ser muy poderosas.

Con todo, la opción de Prensa Ibérica tampoco convence a la totalidad del Gobierno. Algunos ministros no acaban de fiarse del grupo, por considerar que no existe coordinación editorial: que no hay unidad de criterio entre todos sus periódicos, por lo que no descartarían que El Periódico de Cataluña en manos de Moll acabara teniendo también una línea independentista.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes