nuevo diésel con hibridación ligera
photo_cameranuevo diésel con hibridación ligera

Motor

Teletipauto

Kia lanza un nuevo diésel con hibridación ligera. Líder en sistemas de propulsión

El Kia Sportage será el primer modelo en incorporar este sistema a finales de 2018, mientras la tercera generación del Kia Ceed será el segundo, en 2019.

Con la introducción de un nuevo sistema de propulsión diésel híbrido ligero de 48 voltios, Kia es la primera marca que ofrece en su gama el más amplio surtido de vehículos electrificados: híbridos, híbridos enchufables, eléctricos con batería e híbridos ligeros de 48 V.

Manuel Reyes

El sistema de propulsión híbrido ligero de 48 V es la primera de las nuevas tecnologías que Kia lanzará como parte de su estrategia de electrificación. La marca coreana  tiene previsto introducir en el mercado 16 automóviles con sistemas de propulsión avanzados hasta 2025, incluidos cinco nuevos híbridos, cinco híbridos enchufables, cinco eléctricos y, en 2020, un vehículo de pila de combustible.

Entre las ventajas que ofrece  la tecnología híbrida ligera EcoDynamics+ figura una interesante relación entre precio y prestaciones, en comparación con híbridos convencionales. Además, debido a lo compacto de sus componentes, se puede integrar fácilmente en cualquier vehículo ya existente, en circulación. Este innovador sistema reduce las emisiones de CO₂ hasta un 4% según la nueva normativa de medición WLTP, combinada con una caja de cambios manual.

Reducción motivada por el hecho de que al acelerar añade energía eléctrica de una batería adicional de 48 V a la vez que aumenta el tiempo en que el motor de combustión no está en marcha. Ventajas derivadas de la utilización de un motor eléctrico reversible, que puede funcionar como generador o bien como electromotor.

La tecnología diésel híbrida ligera EcoDynamics+ consta de una compacta batería de iones de litio de 48 V con una capacidad de 0,46 kWh y un nuevo alternador-motor de arranque.

Mediante un control electrónico, este último utiliza un inversor con el que el sistema alterna de forma inapreciable los dos modos de funcionamiento, motor y generador.

Va conectado al cigüeñal del motor diésel por medio de una correa, proporcionando hasta 10 kW de potencia en el modo motor, lo que reduce tanto la carga del propulsor térmico como sus emisiones, y también oficia de motor de arranque. En modo generador recupera la energía cinética del vehículo en retenciones y frenadas, que se utiliza para recargar la batería.

Este sistema de propulsión ha sido desarrollado para proporcionar un gran rendimiento en la mecánica de combustión, mediante el uso de la energía eléctrica proporcionada y recuperada por la batería.

En el modo motor, la electricidad se emplea para generar un par adicional, bien para aumentar las prestaciones en caso de un fuerte acelerón o para reducir la carga del propulsor de combustión si la aceleración es suave. La energía de la batería también se utiliza para la función parada-arranque automáticos durante la marcha.

Además, cuando tiene carga suficiente, el motor de combustión deja de funcionar automáticamente en frenada y retención, poniéndose en marcha de forma inapreciable siempre que el conductor pise el acelerador. La compacidad de esta tecnología permite que se pueda integrar en la arquitectura de vehículos existentes de forma bastante sencilla.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo