Mercedes-Benz CLS
photo_cameraMercedes-Benz CLS

Motor

Teletipauto

Mercedes-Benz CLS. Volver a los orígenes

Mercedes-Benz introdujo en 2003 una nueva categoría de vehículos, la del coupé de cuatro puertas.

Del debut en la misma se ocupó un emblemático modelo, el Mercedes-Benz CLS. Entre sus rasgos distintivos una carrocería baja y alargada que le confería una estilizada silueta, una línea de cintura alta o las ventanillas sin marco. Cuando han pasado 14 años del lanzamiento comercial de este auténtico pionero, la firma de la estrella anuncia la entrada en escena de la tercera generación del CLS. 

 

El CLS supuso para Mercedes-Benz algo más que introducir dentro de su rica gama de turismos un nuevo modelo. Curiosamente no sustituía a ninguno, era el primero de una incipiente saga. El innovador modelo fundaba de esta forma una nueva categoría de vehículos, la del coupé de cuatro puertas, con la que se adentraba en un territorio poco o nada explorado hasta la fecha.

El vídeo del día

Biden quiere que la “responsabilidad” de muertes por Covid en EEUU caiga sobre Trump.

Un segmento de mercado al que posteriormente se han ido incorporando otros fabricantes, tanto especialistas como generalistas, que comprendieron que aquí había filón, que resultaba del todo conveniente compartir  este suculento pastel con Mercedes. Dentro de las firmas especialistas, la réplica de Audi llegó de la mano del A7, mientras que BMW respondió al desafío con el Serie 6 Gran Coupé.

Pero el concepto  coupé de cuatro puertas de Mercedes  rompía un poco los esquemas, ciertas ideas preconcebidas. Con su clásica carrocería de tres volúmenes, el CLS sigue marcando diferencias con respecto a propuestas de otros constructores como, por ejemplo, el citado Audi A7, caracterizado por una silueta tipo fastback con portón trasero. Una silueta que tiende a identificarse de inmediato con los coupés. 

Transcurridos 14 años desde que se lanzara el CLS y tras dos generaciones, la marca de la estrella ya tiene preparada la tercera generación, el nuevo Mercedes-Benz CLS, que se pondrá a la venta en marzo de 2018.

Dado el carácter inédito e innovador con el que nació el modelo, este recién llegado también estaba obligado a aportar algún tipo de primicia. Un aporte especialmente importante al ser el anticipo del nuevo lenguaje de diseño de Mercedes.

Las formas de la tercera generación del CLS dejan bien patente que cuando se cuenta con una rica historia los diseños están por encima de las modas pasajeras. Su estilo recuerda bastante al del modelo original de 2003.

Es una especie de volver a los orígenes. Existen mayores similitudes entre  esta tercera generación y la primera. Pero eso no quiere decir que la segunda generación quedara descolgada, que estilísticamente hablando no tuviera el ADN de Mercedes.

Aunque contaba con un lateral mucho más esculpido y con mayor relieve, en comparación tanto con su antecesor como con  su sucesor, el ADN de la marca se manifestaba por medio de ciertos elementos, como la abultada aleta trasera inspirada en algunos de los clásicos Mercedes de los años 50.

El Mercedes-Benz CLS dispondrá de una nueva gama de motores de 6 y de 4 cilindros en línea, tanto en diésel como en gasolina. En el momento de su lanzamiento comercial habrá disponibles tres versiones dotadas con mecánicas de 6 cilindros: CLS 350 d 4Matic (286 CV), CLS 400 d 4Matic (340 CV) y CLS 450 4Matic (367 CV+22 CV). Todas cuentan con cambio automático y tracción integral 4Matic.

Para conciliar deportividad con confort de marcha incorpora el tren de rodaje Air Body Control. Asimismo incluye un rico equipamiento de serie en el que no faltan elementos como los faros LED Hight-Performance, la iluminación ambiente con los difusores de ventilación iluminados o los servicios de Mercedes me connect.

Por primera vez en el asiento trasero se puede acomodar tres ocupantes, en las anteriores generaciones estaba configurado sólo para dos pasajeros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?