Chat de trabajo
photo_cameraChat de trabajo

Negocio

Decálogo de cosas a evitar en chats de trabajo

Los avances tecnológicos han dado pie a que hoy en día sea posible hablar en tiempo real con multitud de personas sin moverse de casa o de la oficina. Precisamente en esta ocasión detallaremos varios aspectos relacionados con el ámbito profesional.

Y es que cada vez en más empresas se ponen en práctica los chats entre trabajadores, mientras que muchos de ellos, por su propia cuenta, también optan por establecer comunicación con otros especialistas de su sector. En ambos casos es fundamental que se eviten una serie de cosas para que la experiencia sea óptima en todos los sentidos.

Nada de nicks poco profesionales

En la actualidad son muchas las plataformas frecuentadas por trabajadores que permiten personalizar el nick antes de acceder a la sala en cuestión. Un buen ejemplo es el del chat Hispano de Hispachat.es.

Conviene distinguirse bien del resto de internautas para que puedan dirigirse a ti sin dificultades, pero que ello no te lleve a decantarte por un nombre que se aleje de la profesionalidad de tu puesto laboral.

Olvídate de los monosílabos

Generalmente es una práctica que ha de ser evitada en toda clase de chats, aunque en los que hacen referencia al ámbito profesional más si cabe. Y no es para menos, puesto que el hecho de responder a las preguntas formuladas por el otro interlocutor de forma escueta traslada la sensación de que estás poco interesado en la conversación, lastrando las interacciones entre ambos.

Despedidas bruscas

En efecto, los trabajadores suelen tener poco tiempo libre. Así pues, es comprensible que quieran agilizar al máximo determinadas conversaciones. Sin embargo, no debe ser dejada a un lado la educación.

Las despedidas con brusquedad jamás deben producirse. Por el contrario, en caso de abandonar la sala de chat por la noche y siempre que la misma permita el envío de contenido multimedia, no dudes en acceder a esta página con imágenes con frases de buenas noches para decir adiós de la mejor manera posible.

Excesiva cantidad de emoticonos

Precisamente al hablar de elementos multimedia, es de agradecer que de vez en cuando la seriedad sea dejada un poco a un lado, pudiendo romperla superficialmente con algún que otro emoticono

Pero sin pasarse: la cantidad no puede ser excesiva bajo ningún concepto. Limítate a darles el uso que realmente tienen, es decir, el de trasladar emociones de forma visual.

Innumerables conversaciones en múltiples pestañas

Es innegable que en los chats de trabajo acaban surgiendo temas que pueden llegar a requerir un alto nivel de concentración para preservar el hilo de la conversación. Pero, ¿qué sucede si se mantienen varias charlas al mismo tiempo?

Acaba resultando muy complicado interactuar simultáneamente con más de dos o tres usuarios, cada uno en su respectiva pestaña. Para evitarlo, limita la cifra de charlas impidiendo que una elevada actividad afecte negativamente a la calidad de las mismas.

Demasiadas formalidades

Sea cual sea tu sector laboral, es conveniente que de vez en cuando rompas el hielo. Por ejemplo, si hablas con compañeras de trabajo, tienes a un clic esta sección de frases para amigas para mostrar una mayor afectividad en las conversaciones.

Una excesiva carga de formalidades puede acabar ocasionando un tedio mutuo que sea complicado de eliminar. No por hablar de trabajo ello debe traducirse en una conversación monótona, sino todo lo contrario.

No te ausentes del chat

Lo que sí hay que garantizar al establecer comunicación mediante un chat de trabajo son las clásicas ausencias. No pasa nada por ir un momento al baño, pero evita dejar al otro con la palabra en la boca demasiadas veces.

Una falta de fluidez incluso puede dar pie a que el usuario en cuestión abandone no solo vuestra conversación privada, sino también la sala en caso de que otros usuarios también le hayan hecho esperar en demasía.

Traductores de escasa calidad

¿Hablas con profesionales de tu sector que pertenecen a otra región geográfica? Las diferencias idiomáticas no han de suponer un problema. Así pues, si el chat admite charla de audio entra en esta sección de traductores simultáneos de voz.

Todos ellos hacen gala de una calidad sobresaliente. Por el contrario, los típicos online que ni siquiera traducen a nivel contextual no son nada recomendables para este tipo de conversaciones.

Utilizar una pantalla de baja resolución

Continuando con la tecnología, es fundamental que el monitor u otro tipo de pantalla que utilices para charlar haga gala de una elevada resolución. En caso contrario el tedio ocular producido por leer texto poco definido no tardaría en apoderarse de ti.

Teclados virtuales

En términos de comodidad no hay nada mejor que hablar en un chat profesional a través de tu teléfono móvil tumbado en el sofá o permaneciendo confortable en cualquier dependencia de tu domicilio o la oficina.

Sin embargo, no es lo ideal en lo que a la fluidez de comunicación se refiere, aspecto anteriormente tratado. Para que la misma sea máxima es recomendable prescindir de los teclados virtuales implementados en las pantallas táctiles, optando en su lugar por utilizar los físicos.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?