Opinan los socios de ECD

Vacunación y economía

Cajas de vacunas de Moderna.
photo_camera Cajas de vacunas de Moderna.

Analistas e inversores tradicionalmente se apoyan en indicadores ortodoxos para averiguar qué economías lo harán bien o mal. Estos son los siguientes: los tipos de interés, las tasas de crecimiento, la política fiscal y la prima de riesgo. De esta forma, los inversores se decantan dónde desearían invertir en los próximos meses. Pero este año solo hay un indicador a considerar: las tasas de vacunación. Cuanto más rápido se vacunen las poblaciones contra el Covid 19, mejor irá el país. La gente volverá al trabajo, los negocios y la restauración reabrirán, el turismo se reactivará sobre todo en España e Italia y los confinamientos y las restricciones serán mas leves. (1)

Hay una forma de clasificación de cuáles son los países que lo están haciendo bien en la vacunación y los que están haciéndolo mal. El termómetro de las bolsas ya lo esta teniendo en cuenta.

Es la ciencia y un gran esfuerzo de las compañías farmacéuticas, que en un año después del estallido de la epidemia, han logrado que tengamos tres vacunas probadas contra el Covid-19. Éstas son las de Oxford Astraceneca, Pfizer y Moderna. Además de la rusa Sputnik, la china Sinopharn y la india Covaxin. Respecto a estas últimas, existen algunas dudas sobre su seguridad y eficacia, pero pronto se habrán administrado millones de dosis y sabremos lo que ocurre.

Existen al menos diez países que han comprado hasta ahora los primeros cientos de miles de dosis de vacunas a través de la Unión Europea, ademas de Estados Unidos y el Reino Unido. En la última semana, Israel va a la cabeza en número de vacunaciones con un 20% de tasas de vacunación. Le siguen los Emiratos Árabes y el Reino Unido. Este último país ha vacunado en las últimas semanas al 3% de la población. Después viene Estados Unidos con el 2,5 %. China y Rusia han vacunado a varios millones de personas, pero representan un bajo porcentaje teniendo en cuenta el volumen de población que tienen.

Francia, España e Italia van por detrás hasta el momento. Alemania, modelo de eficiencia sanitaria en la Unión Europea, no lo está haciendo mejor, sólo ha vacunado al 0,6% de la población. Japón y Australia todavía no han comenzado a vacunar, lo que supone un riesgo para su recuperación. ¿Se traduciría esta diferencia de la tasa de vacunación en la disparidad y en la recuperación económica de los países? Seguro que sí. La tasa de vacunación hoy es proporcional a la reactivación de la economía.

Aquellos países que lleguen a vacunar mas rápidamente al 60% o el 70% de su población, crecerán más y sus economías se reactivarán con mas fuerza al relajarse los confinamientos y las restricciones.

Por otro lado, la recuperación de los países iberoamericanos depende en gran medida del número de vacunas que puedan comprar y, posteriormente, de la velocidad de vacunación. Tengamos en cuenta las altas cifras de contagios y fallecidos que estos países tienen actualmente. España en particular depende de Iberoamérica si quiere conservar su liderazgo en la zona.

Son también muy importantes para Europa las relaciones que a partir de ahora vayan a tenerse con China y el posicionamiento de los Estados Unidos con su nuevo Presidente del partido demócrata, que seguro va a relajar las tensiones creadas por Trump. Lo veremos en los próximos meses.

(1) Strategy Economist

Agustin Hidalgo, economista y experto en gestión sanitaria

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?