Política

Confesiones desde la cárcel

Arnaldo Otegi no quiere ser lehendakari

Lo ha transmitido a personas del mundo abertzale. El candidato ahora es Rafael Díez Usabiaga

Arnaldo Otegi y Rafael Díez Usabiaga.
photo_cameraArnaldo Otegi y Rafael Díez Usabiaga.

Esperanza Aguirre, Jaime Mayor Oreja o Hasier Arraiz, presidente de Sortu, lo han afirmado alguna vez como posibilidad: Arnaldo Otegi aspirará a ser lehendakari después de abandonar la prisión. Sin embargo, preguntado por este extremo, el carismático líder de la izquierda abertzale dice que esa no es su aspiración.

Personas del entorno abertzale a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital han hablado con Otegi de su posible candidatura a la lehendakaritza como cabeza de lista de Bildu, Sortu o cualquier marca electoral. La respuesta del de Elgoibar siempre es la misma: “No quiero”.

Las mismas fuentes explican que serían las bases de la izquierda abertzale quienes decidirían, si llega el caso, su candidatura. Pero él, según ha confesado desde la prisión a quienes le han visitado en los últimos meses, no tiene esa aspiración.

Su apuesta es otra: Rafael Díez Usabiaga. El ex secretario general del sindicato LAB es, para Otegi, el candidato de la izquierda abertzale con un mayor recorrido político. Ya fue diputado en el Congreso, juntero y parlamentario vasco durante dos legislaturas.

El problema, según ha reconocido Otegi a sus interlocutores, es que tanto él como Díez Usabiaga se encuentran en prisión y ninguno de los dos tiene previsto recuperar la libertad para los próximos comicios autonómicos en el País Vasco. Su condena termina a principios de 2016.

Además de hablar sobre sus aspiraciones políticas, Otegi también ha hablado de su lugar en la historia. Cree que tanto él como su equipo en la ilegalizada Batasuna (Díez Usabiaga, Arkaitz Rodríguez, Sonia Jacinto y Miren Zabaleta) quedarán citados en los libros por haber conseguido que ETA abandonara la violencia.

Hay que recordar que tanto Arnaldo Otegi como Rafael Díez Usabiaga están condenados a seis años y medios de prisión por tener “la categoría de responsables y promotores” de una novedosa estructura que trasmitía las directrices de ETA.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?