Política

El ‘otro’ Pleno sobre Bárcenas: Carme Chacón elogió la actuación de Rubalcaba, Jorge Moragas aplaudía con una sola mano, Guerra hizo de asesor del líder del PSOE

La comparecencia de Mariano Rajoy para hablar del 'caso Bárcenas' dejó muchos detalles significativos, protagonizados por personajes como Carme Chacón, Jorge Moragas y Alfonso Guerra, y por los corrillos que se formaban en la cafetería.

El Senado vivió ayer una de las sesiones más agitadas que se recuerdan en la Cámara. La expectación mediática era máxima, y la larga hilera de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión que esperaban para acceder al edificio era la mejor muestra. Tal era el despliegue informativo, que uno de los informadores habituales comentó al entrar: “Nunca el Senado ha vivido una intensidad mediática como esta”.

Todos los ministros sin falta

Como muestra de apoyo al presidente, todos los ministros, sin faltar uno, ocuparon sus escaños en el Senado. En la tribuna de invitados se encontraban, entre otros, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; y el presidente del Senado, Pío García-Escudero.

También era notoria la presencia de secretarios de Estado, como Íñigo Méndez de Vigo (Unión Europea), Montserrat Gomendio (Educación), Juan Manuel Moreno Bonilla (Servicios Sociales), y por supuesto Carmen Martínez Castro (Secretaria de Estado de Comunicación), mientras que José Luis Ayllón (Relaciones con las Cortes) se sentó en un escaño, junto con el director de gabinete de Presidencia, Jorge Moragas.

Entre los socialistas, estuvieron presentes Tomás Gómez, Emiliano García-Page, Marcelino Iglesias, Carmen Alborch… Manuel Chaves se situó en uno de los escaños más alejados, y apenas se le vio aplaudir.

Moragas fue el ‘animador’ en la bancada del PP

Jorge Moragas era quien en muchas ocasiones iniciaba los aplausos que el Grupo Popular dedicaba a Rajoy.

Al tener la muñeca izquierda vendada, el director de gabinete celebraba las palabras del presidente golpeando con la mano derecha el borde de madera del escaño. Las dos intervenciones de Rajoy estuvieron salpicadas de ovaciones de sus diputados, especialmente largas al finalizar los discursos.

La ‘animadora’ en el Grupo Socialista fue María González Veracruz, con tal entusiasmo en ocasiones que el presidente, Jesús Posada, le llamó al orden

Alfonso Guerra, consejero de Rubalcaba

En la bancada socialista destacaron los movimientos del veterano Alfonso Guerra. El ex vicepresidente del Gobierno se acercó al escaño de Alfredo Pérez Rubalcaba tras su primera intervención y estuvo hablando largo tiempo con el líder del PSOE, haciendo gestos vehementes acompañando a sus consejos al secretario general.

También el ex vicepresidente andaluz Gaspar Zarrías estuvo comentando con Rubalcaba y Guerra el desarrollo del pleno, tras el discurso del líder de la oposición

Antes de subir a la tribuna de oradores por segunda vez, Rubalcaba se ausentó del hemiciclo acompañado de la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez; la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano; y también del propio Alfonso Guerra.

En la tribuna de los periodistas

Carmen Martínez Castro pasó a la tribuna de los periodistas en el momento más ‘caliente’ del debate, cuando Mariano Rajoy procedió a dar la réplica a Alfredo Pérez Rubalcaba.

En esa tribuna se encontraba también Félix Albertos, uno de los responsables del equipo de prensa del PSOE.

Por cierto que el discurso íntegro de Mariano Rajoy fue enviado a los medios informativos por duplicado, un mensaje procedía del Partido Popular, el otro del Gobierno, en este caso incluso con un resumen de los pasajes más destacados.

Corrillos: Chacón, Page y Barreda; Montoro y Báñez…

Cuando Rubalcaba acabó su primera alocución, y mientras intervenían los portavoces de los otros partidos, los pasillos y la cafetería del Senado se llenaron de políticos del PP y el PSOE.

Junto a la barra de la cafetería se encontraba Carmen Chacón. La ex ministra de Defensa comentaba el discurso de Rubalcaba con José María Barreda, ex presidente de Castilla La Mancha, y el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page: “Me está gustando mucho”, afirmó.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la titular de Empleo, Fátima Báñez, ocuparon una mesa en una zona más reservada. Báñez, con un café, y Montoro, con una Coca-Cola y un plato de patatas fritas, estuvieron hablando un buen rato a solas.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?