Política

“Vete buscándote una salida”

Desbandada de cargos en el PP: 50.000 puestos están en juego

Concejales, jefes de gabinete, asesores, directores de comunicación... están moviéndose ante una previsible debacle electoral

Cargos electos del PP escuchan a Rajoy en la Junta Nacional.
photo_camera Cargos electos del PP escuchan a Rajoy en la Junta Nacional.

El mensaje ha circulado, alto y claro, en ministerios, ayuntamientos y diputaciones: las elecciones autonómicas y municipales de mayo y las generales de finales de año van a suponer un duro varapalo para el PP que afectará a cargos electos y a personal contratado. Y ha comenzado la búsqueda de un lugar donde instalarse. El último ejemplo es el de Monserrat Gomendio, que anunció ayer su marcha de Educación para fichar por la OCDE.

Se pueden ir a la calle 50.000 personas si no nos va bien en las urnas”. Esta afirmación la escuchó, hace apenas unas semanas, un ex alto cargo de un ministerio que acaba de abandonar el puesto al que llegó al principio de legislatura. Esta fuente, a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital, confirma que la advertencia también se ha transmitido a nivel local y regional.

Meses antes de las andaluzas de marzo, el Gobierno y el PP comenzaron a manejar encuestas que pronostican la pérdida de gobiernos autonómicos y municipales y un descenso importante también en el número de diputados que obtendrá el partido en las generales. Un desplome que no garantiza de momento que los populares puedan mantenerse cuatro años más en el Ejecutivo.

Estas previsiones, conocidas por ministros y dirigentes nacionales, han corrido como la pólvora en apenas dos meses. De hecho, cargos electos del PP han transmitido a algunos de sus colaboradores de confianza el siguiente mensaje: “Vete buscándote una salida; es el momento”. Una circunstancia que está provocando, a día de hoy, una desbandada que no ha hecho más que empezar.

De los ministerios a las sedes regionales del PP…

Aunque las elecciones más lejanas son las generales, en los ministerios –quizá por allí ha llegado antes la información sobre una previsible debacle en las urnas- se están registrando ya las primeras salidas de personal contratado.

El perfil de los protagonistas de estos movimientos es muy similar. Se trata de profesionales que, antes de las elecciones de 2011, ya trabajaban para el PP y fueron nombrados por los ministros y secretarios de Estado como asesores, jefes de gabinete, etc. En estos casos, explican las fuentes consultadas, se está optando por volver al puesto que tenían antes dentro del partido.

ECD ha podido cuantificar un número significativo de regresos a direcciones regionales y locales del Partido Popular, de personas que han trabajado, en los últimos tres años, como personal de libre designación en los ministerios.

Uno de ellos, explica a este confidencial los motivos de su decisión:

-- “Me avisaron para que buscara una salida. Tengo ya una edad e hijos a mi cargo. No puedo jugármela a quedarme sin trabajo después de las generales”.

Otro ejemplo claro de esta desbandada de cargos de ministerios lo ofreció ayer Monserrat Gomendio, secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades. La número dos de Wert anunció este martes que en mayo abandonará su actual puesto de trabajo para fichar por la  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

y del ayuntamiento a la empresa privada

Los asistentes de cargos electos también están protagonizando salidas precipitadas en ayuntamientos, gobiernos autonómicos y diputaciones. Sin embargo, en estos organismos, también están abandonando su silla diputados y concejales que obtuvieron su puesto en las últimas municipales y autonómicas.

Tal y como se adelantó en estas páginas, el PP ya se encontró, a principios de año, con el problema de que muchos alcaldes y concejales no querían repetir en las listas ante el temor de un mal resultado en las urnas. Algunos, incluso, argumentaron esta decisión asegurando que estaban en contra de algunas decisiones del Gobierno, como la política anti-terrorista, la ley del aborto, y la estrategia frente al desafío soberanista de Cataluña

 

Las direcciones regionales del PP consiguieron, en gran parte, convencer a aquellos concejales que mostraban más dudas sobre su continuidad. No obstante, muchos de ellos ya se están buscando un nuevo trabajo en la empresa privada.

Las fuentes consultadas explican a ECD que, en algunos casos, “hay quien se ha planteado dimitir de inmediato para que, en las entrevistas que realiza ahora no les vinculen con la actividad política”.

Sin embargo, esas peticiones de cese de concejales y diputados regionales no están siendo aceptadas por las ejecutivas autonómicas: “Eso provocaría una situación de caos y un ‘efecto llamada’ nada deseables”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?