Política

Fue presentado hace un mes

Duran i Lleida vuelve a fracasar: no logra apoyos ni dinero para su nuevo partido

Bancos y empresarios catalanes han rechazado financiar “Unidos para Avanzar” y ex dirigentes de Unió descartan sumarse al proyecto

Josep Antoni Duran i Lleida.
photo_cameraJosep Antoni Duran i Lleida.

Duran i Lleida decidió, hace bastante tiempo, abandonar definitivamente la política en activo. No obstante, la situación por la que atraviesa Cataluña, y la disolución de Unió, empujaron al ex diputado a impulsar un nuevo partido. El proyecto, no obstante, está encontrando pocos apoyos en sus primeras semanas de actividad.

El pasado 19 de junio, Units per Avançar se presentó ante los medios de comunicación con Duran a la cabeza. El ex líder de Unió habló del nuevo partido como una formación catalanista que apuesta por “una implicación desacomplejada en la política española” asumiendo el marco de la UE como entorno supraestatal.

Una definición que recoge el documento fundacional del partido, firmado por 27 miembros, entre los que destacan Carlos Losada; los ex diputados de Unió Salvador Sedó, Montse Surroca y Conxita Tarruella; y el editor Fèlix Riera.

Nadie quiere arriesgarse”

Los nombres de todos ellos llamaron la atención de los medios y de antiguos militantes de Uniò, levantando unas expectativas que, sin embargo, no se están cumpliendo del todo. Entre otras cosas, por la falta de financiación y nuevos apoyos.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital altos cargos políticos catalanes que han estado muy pendientes de la evolución de este nuevo partido: “La idea era resucitar a Uniò con otro nombre y sin asumir las deudas, pero la estrategia ha fracasado”.

En ese sentido, explican que Duran, y los otros ex dirigentes de UDC que han entrado en el partido han contactado con empresarios y con bancos en busca de financiación, pero solo se han llevado un “no” por respuesta: “Está muy presente la disolución por quiebra de Uniò y ninguno quiere poner dinero”.

Además, algunos antiguos referentes del partido ya extinto tampoco han querido sumarse al nuevo proyecto: “La situación política en Cataluña es impredecible y nadie quiere arriesgarse a salir mal parado”.

Pese a estos problemas, Duran y sus colaboradores no se rinden y van a mantener la marca de Units per Avançar. Su objetivo es presentarse como una alternativa al independentismo y ganar apoyos una vez que el referéndum separatista del 1 de octubre haya fracasado.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable